Salud ocular

5 consejos para cuidar la vista

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

fisioterapeuta y periodista

Para proteger e incluso mejorar la agudeza visual puedes realizar ejercicios específicos con regularidad y seguir consejos básicos sobre tu estilo de vida. Te proponemos ejercicios de entrenamiento eficaces y consejos sobre nutrición para que tus ojos se mantengan sanos.

Nuestros ojos son un órgano importante y muy sensible. Lo que les podemos exigir tiene un límite y cuando los ponemos delante de las pantallas durante horas y horas, ese límite puede sobrepasarse.

A largo plazo, los delicados músculos de los ojos se agotan. La buena noticia es que puedes actuar cuando aparecen los primeros síntomas de cansancio. Te puede ayudar un entrenamiento ocular eficaz con ejercicios para la vida cotidiana y un estilo de vida saludable.

¿Es útil hacer ejercicios oculares?

En primer lugar, es necesario tener claro que con los ejercicios para la vista no se pueden mejorar todos los problemas de visión.

Los ejercicios han de entenderse como un "entrenamiento" que previene, ayuda y mantiene en forma los tejidos trabajados, de manera que los ojos se mueven de forma más dinámica y controlada.

Es importante hacer los ejercicios oculares con regularidad y concentración. No puedes corregir daños visuales existentes, pero probablemente puedes prevenir que los problemas aparezcan o empeoren. En algunos casos, este entrenamiento ocular puede ser valioso para:

  • Las personas miopes o hipermétropes pueden relajarse a través de los ejercicios y ver las cosas con mayor nitidez o claridad.
  • Si los músculos oculares están bien abastecidos de sangre, se reduce el riesgo de sufrir discapacidad visual senil en una etapa temprana.
  • Los ejercicios de relajación son adecuados, por ejemplo, para los afectados por astigmatismo, ya que sufren especialmente de tensión en los músculos oculares.

Consejos para cuidar la vista

1. Mejora la agudeza visual "palmeando" los ojos

Para mejorar la vista es fundamental hacer una pausa de vez en cuando. El "palming" es una técnica sencilla de relajación ocular:

  • Siéntate cómodamente apoyando los codos sobre una mesa.
  • Frota las manos entre sí hasta que sientas que están calientes.
  • Cierra los ojos y coloca las palmas de tus manos sobre ellos, de forma que quede un espacio hueco y cerrado.
  • Relaja tu mente, procurando no desviarte en pensamientos.
  • Observa detenidamente la oscuridad.
  • Respira profundamente durante la relajación, que durará el tiempo que consideres oportuno (de 5 a 10 minutos).

Como el "palming" solo te llevará unos minutos, puedes practicarlo fácilmente dos o tres veces al día durante los descansos y después del trabajo.

Otra forma de relajar los ojos con un poco de calor es cerrarlos y exponerlos a la luz del sol de la mañana o de la tarde.

2. Prueba el yoga ocular

El yoga ocular también es un método con el que puedes mejorar tu visión.

  • Manteniendo la cabeza recta y fija, mueve los ojos en las siguientes direcciones:
    1. De izquierda a derecha y de derecha a izquierda.
    2. De arriba abajo y viceversa.
    3. Trazando círculos
  • Haz este ejercicio primero con los ojos abiertos y luego con los ojos cerrados.

Tal vez después de la práctica notarás que tu coordinación ha mejorado y que tu campo de visión se ha ampliado.

Puedes hacer los ejercicios con la frecuencia que te sea más cómoda. Lo ideal es que practiques entre 3 y 30 minutos.

3. Cambia el enfoque

También puedes fortalecer los ojos enfocando a diferentes distancias.

  • Mantén un dedo a unos veinte centímetros de tus ojos.
  • Luego cambia el enfoque moviendo alternativamente el dedo hacia delante o hacia atrás.
  • Si eres miope, comienza con visión de cerca del dedo.

Puedes hacer estos ejercicios con regularidad una o dos veces al día, pero debes tener cuidado de no sobrecargar los ojos.

4. Sueño y nutrientes para cuidar la vista

Un estilo de vida saludable ayuda a mejorar la vista. Es importante que duermas lo suficiente por la noche y que tus ojos tengan tiempo para regenerarse.

Una dieta equilibrada puede hacer mucho por una buena vista. Debes consumir suficientes frutas y verduras y también agua todos los días.

Las personas que consumen muchas verduras que contienen luteína, como la col rizada, el perejil o las espinacas crudas, tienen un riesgo menor de desarrollar enfermedades oculares como la degeneración macular relacionada con la edad.

Los carotenoides también están asociados con una protección frente a las enfermedades oculares relacionadas con la edad. Los carotenoides se encuentran en zanahorias, tomates, calabazas, albaricoques, sandías y otros alimentos vegetales de color rojo, anaranjado o amarillo.

Un paseo por la naturaleza también es bueno para la vista. Esto se aplica particularmente a los niños y adolescentes que tienen menos probabilidades de ser miopes cuando más tiempo pasen al aire libre.

5. Trabajo respetuoso con los ojos

A veces son suficientes unos pequeños cambios para mejorar tu vista a largo plazo.

  • Asegúrate de ver menos televisión y de reducir al mínimo posible las horas que pasas frente a una pantalla (incluida la del móvil).
  • Si te sientas frente al ordenador durante mucho tiempo, debes mantener la distancia mínima recomendada entre la pantalla y tus ojos (alrededor de 45 a 60 centímetros).
  • Para que la luz no te ciegue demasiado, debes reducir el brillo de tu pantalla y tomarte un breve descanso después de 20 a 30 minutos.

Puede ser una buena idea que un oftalmólogo te revise los ojos con regularidad. De esta forma, podrás prevenir enfermedades a tiempo y corregir cualquier problema de visión.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?