Alergias e intolerancias

Alergia al níquel: alimentos y dieta baja en este metal

Muchas personas sufren de alergia al níquel, un metal que se haya en bisutería, utensilios de cocina, cubiertos o relojes. A estas personas puede interesarles una dieta baja en níquel para tratar su respuesta alérgica.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

La alergia al níquel se observa cada vez con mayor frecuencia. Afecta más a las mujeres que a los hombres, ya que el 17 % de todas las mujeres y el 3% de todos los hombres son alérgicos al níquel.

La alergia se hace evidente cuando hay contacto de la piel con materiales que contienen níquel, como botones, hebillas de cinturones, relojes, monturas de gafas, bisutería, aretes, piercings, monedas, y también cigarrillos electrónicos, teléfonos móviles y ordenadores portátiles.

Síntomas de alergia al níquel

El eczema se desarrolla directamente en el punto de contacto en forma de áreas planas rojas o manchas rojas con picazón. Sin embargo, la alergia al níquel también puede provocar inflamación de las vías respiratorias y, en casos extremos, un ataque de asma alérgica. Puede aparecer por primera vez a cualquier edad.

Los síntomas cutáneos suelen desaparecer cuando se evita el contacto con el objeto que contiene níquel, e un plazo máximo de 2 o 4 semanas.

Si los síntomas persisten, se recomienda una dieta baja en níquel. Una dieta sin níquel no es posible, ya que este metal se encuentra en todas partes en la naturaleza y, por lo tanto, en casi todos los alimentos, aunque solo sea en trazas.

Si eres sensible al níquel, en algunos casos una dieta rica en níquel es suficiente para desarrollar las erupciones cutáneas con picazón descritas. La piel crónicamente seca o notablemente áspera también podría indicar hipersensibilidad al níquel.

Un dermatólogo puede diagnosticar fácilmente una alergia al níquel con la ayuda de una prueba epicutánea o de parche. Si se produce una reacción (enrojecimiento de la piel/burbujas) dentro de 48 horas, se tiene alergia al níquel.

La exposición al níquel y la obesidad

Un estudio publicado en la revista New microbes and new infections muestra que bacterias intestinales relacionadas con la obesidad son resistentes al níquel mientras que bacterias beneficiosas tienen dificultades para multiplicarse en presencia de mucho níquel.

Por lo tanto, un exceso de níquel puede causar inicialmente una disbiosis (trastorno de la flora intestinal) y, de esta manera, contribuir a la obesidad o incluso provocarla.

Un estudio llevado a cabo en Italia mostró que más del 63% de las personas con sobrepeso también son alérgicas al níquel. El síndrome metabólico también estaba más extendido en el grupo de níquel (presión arterial alta, niveles altos de colesterol, triglicéridos y azúcar en la sangre. Del mismo modo, el grupo de níquel sufrió un aumento de los niveles de inflamación.

Otros riesgos de la exposición al níquel

El níquel es particularmente dañino para la salud debido a su contribución a la formación de radicales libres, ya que estas partículas altamente reactivas pueden provocar cambios en el ADN, oxidación de las estructuras grasas endógenas y alteración del metabolismo del calcio, como escribieron los investigadores en un estudio publicado en el Indian Journal of Medical Research.

  • Más oxidación. La oxidación de las estructuras grasas (peroxidación lipídica) por sí sola se considera un factor de riesgo para numerosas enfermedades como la arterioesclerosis, el párkinson, el alzhéimer, el cáncer y las enfermedades autoinmunes.
  • Riesgo alteraciones del azúcar. En ocasiones, un aumento del azúcar en la sangre (hiperglucemia) también podría atribuirse a la exposición al níquel.

El níquel también es un metal pesado que puede tener numerosos efectos tóxicos, por ejemplo:

  • Afecta a la calidad del esperma
  • Se asocia con arteriosclerosis
  • Se relaciona con trastornos endocrinos.
  • Los problemas cardiovasculares también son más pronunciados en presencia de exposición al níquel.

¿Cuánto níquel es demasiado?

Dado que se ha demostrado que las personas sensibles al níquel normalmente solo reaccionan con síntomas cuando la ingesta es superior a los 500 microgramos de níquel al día, se puede diseñar un menú que no alcance esa cantidad.

En cuanto a la cantidad mínima, se estima en alrededor de 15 a 50 microgramos, una cantidad que ya está contenida en 50 g de queso edam o gouda, o en 25 g de avena. Por lo tanto, la dieta diaria proporciona siempre la dosis mínima y no es posible la deficiencia.

Alimentos con níquel

Hay tablas de alimentos que indican el contenido de níquel, aunque el contenido real puede variar según el tipo de tierra donde se haya cultivado el alimento.

En estas tablas, se pueden ver alimentos realmente saludables entre los muy ricos en níquel, como las nueces, los cereales integrales, algunas (no todas) las legumbres y algunos tipos de verduras, pero todavía hay muchos otros alimentos muy recomendables cuyo contenido de níquel está muy por debajo de los 50 microgramos y que, por lo tanto, puede ser consumido por la mayoría de las personas sensibles al níquel.

Alimentos ricos en níquel:

(contenido de níquel en mcg por 100 g):

  • Nuez pecana: 1500 mcg
  • Cacao en polvo ligeramente desgrasado: 940 mcg
  • Chocolate sin leche (mayor contenido de cacao): 360 mcg
  • Chocolate con leche: 150 mcg
  • Té negro: 650 mcg
  • Anacardo: 500 mcg
  • Cacahuete 200 mcg
  • Avellana, nuez y almendra:120 mcg-130 mcg
  • Cerveza hasta: 200 mcg
  • Mejillones: 100 mcg-300 mcg
  • Copos de avena: 170 mcg
  • Alforfón: 190 mcg
  • Edam/Gouda: 90 mcg

Los alimentos ricos en níquel no son malos. Para las personas sin alergia al níquel, resultan saludables ricos en sustancias porque son ricos en micronutrientes.

Alimentos pobres en níquel

Solo se recomienda una dieta baja en níquel si existe una alergia específica al níquel o una sobrecarga de níquel diagnosticada. En el caso de una sobrecarga de níquel, se sigue la dieta durante unas semanas y luego se puede volver a cambiar lentamente a una dieta normal.

Si deseas llevar una dieta baja en níquel, debes evitar en gran medida los alimentos ricos en níquel mencionados en esta lista anterior, así como en general los alimentos enlatados, ya que el níquel puede migrar de los envases metálicos a los alimentos. Por otra parte, no hay que beber más de 2 tazas de té o café al día. Además, estos son los alimentos con menos níquel:

  • Verduras: pepino, patata, lechuga, zanahoria, rábano, col lombarda, chucrut, apio, tomate, col rizada, cebolla: menos de 10 mcg
  • La mayoría del resto de las verduras: por debajo de 20 mcg-30 mcg
  • Manzana, naranja, plátano, fresa, grosella, cereza, mandarina, uva: menos de 10 mcg
  • Arroz blanco: 10 mcg
  • Arroz integral: 37 mcg
  • Harina integral: 13 mcg
  • Cebada: 28 mcg
  • Maíz: 47 mcg
  • Champiñones: 7 mcg-10 mcg

Hay que tener en cuenta que la deficiencia de hierro puede promover el almacenamiento excesivo de níquel, mientras que un buen suministro de hierro inhibe su absorción de níquel. Los alimentos ricos en vitamina C también inhiben la absorción de níquel.

Níquel en ollas y teteras

Las ollas de acero inoxidable pueden contener hasta un 10% de níquel. Se pueden encontrar ollas fabricadas con materiales sin níquel, aptas para alérgicos.

Además, no se deben usar hervidores con resistencia en contacto con el agua, ya que se pueden liberar grandes cantidades de níquel.

Níquel en el café y el humo del cigarrillo

El café de máquina (expreso) contiene diez veces más níquel que el café de filtro.

El humo del cigarrillo también contiene níquel: 1 mcg de níquel por cigarrillo.

Tratamiento de la alergia al níquel

Si la erupción es muy intensa, causa dolor o se forman ampollas purulentas, se recomienda una visita al médico, que puede recetar antihistamínicos o cortisona.

Si eres alérgica al níquel, debes informar a tu médico antes de una operación o a tu dentista antes de colocar empastes dentales, para evitar los materiales que contienen níquel.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?