movil embarazo

Cuidados del embarazo

Si estás embarazada no te conviene usar mucho el móvil

Las emisiones de la telefonía móvil se relacionan con mayor riesgo de aborto. Los autores del estudio advierten de que nos encontramos ante un desafío a la salud pública.

Podemos no querer verlo, esconder la cabeza bajo el ala y seguir enganchados a los móviles, pero la conclusión de un estudio riguroso sobre sus efectos es alarmante.

Según el artículo publicado en Scientific Reports, las mujeres embarazadas expuestas a niveles alto de radiación procedente de antenas de telefonía, teléfonos móviles e inalámbricos multiplican por tres su riesgo de abortar en comparación con las expuestas a dosis más bajas.

"Espero que este estudio nos haga reconsiderar la idea de que la exposición a radiación no ionizante del espectro electromagnético es segura o no presenta ningún riesgo para la salud", ha declarado el autor principal de la investigación, el doctor De-Kun Li, de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland. "Es algo que no podemos ignorar", ha enfatizado.

Los móviles son un riesgo para las embaradas y para la salud general

Las antenas y los teléfonos móviles e inalámbricos, las líneas eléctricas y las redes de contadores inteligentes generan una radiación no ionizante que representa "una exposición ambiental omnipresente y un serio desafío de salud pública", explica De-Kun en su artículo.

Los investigadores pusieron medidores de exposición que funcionaban las 24 horas a 900 mujeres embarazadas del área de San Francisco. Después de tener en cuenta la edad, la raza, la educación y el tabaquismo, las mujeres embarazadas con los niveles de exposición más altos durante las rutinas diarias típicas tuvieron 2,7 veces más probabilidades de abortar que las mujeres con los niveles más bajos.

Cada vez más contaminación eléctrica

Los autores del estudio describen que a las fuentes tradicionales de contaminación electromagnética (las líneas eléctricas y los electrodomésticos, que generan campos magnéticos de baja frecuencia) se han sumado las emisiones de frecuencias más altas (microondas) de los teléfonos móviles, redes wifi o contadores eléctricos.

Los resultados subrayan la necesidad de que se realicen más investigaciones sobre los posibles daños causados en la salud por una tecnología a la que todos estamos expuestos, lo queramos o no (la legislación obliga a las compañías de telefonía a cubrir todo el territorio, por lo que los "espacios blancos" son cada vez menos).

Recomiendan minimizar el uso

De-Kun, como otros investigadores e instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud y el Consejo de Europa, recomiendan que se minimice el uso y la exposición a estas radiaciones, sobre todo en el caso de los niños y las mujeres embarazadas.

Aconsejan, entre otras medidas, que se escriban mensajes en lugar de realizar llamadas, que se utilicen micrófonos y auriculares, y que se mantengan apagados por la noche.

El Estado de California ha reaccionado al estudio con una declaración escrita donde reconocen las preocupaciones de los médicos y del público, y aconsejan que los usuarios tomen medidas sencillas como no teneR el teléfono en el bolsillo o alejarlo de la cama por la noche.

Otras investigaciones han relacionado los móviles con mayor riesgo de cáncer cerebral y con una disminución en el número de espermatozoides. La OMS considera las emisiones de la telefonía móvil como "posiblemente cancerígenos".

Etiquetas:  Bienestar Salud Cáncer

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?