Metales pesados en los empastes

Empastes de mercurio: por qué pueden ser perjudiciales y cuándo conviene cambiarlos

Los empastes dentales pueden realizarse con distintos metales. En ocasiones sus micropartículas causan daños a la salud. ¿Cómo cambiarlos con seguridad?

Rosa Guerrero
Rosa Guerrero

Naturópata

Dra. Ana Delgado
Dra. Ana Delgado Rabadá

Médico estomatóloga especialista en odontología holística

Las amalgamas dentales son empastes que se componen de mercurio (50%), plata (40%), estaño (8%) y otras aleaciones (cinc, cobre...) en menor porcentaje.

Esta mezcla se utiliza desde hace unos 150 años para hacer los empastes dentales, ya que es maleable y barata. Pero su presencia en la boca durante años produce
una lenta pero constante liberación de estos metales pesados, tóxicos que a la larga pueden afectar a los sistemas endocrino, inmunitario y nervioso.

¿Por qué es contraproducente el mercurio?

La dosis máxima de absorción según la Organización Mundial de la Salud es de 43 microgramos por día.

Existen diferentes vías de absorción de mercurio. Por ejemplo, entre las fuentes alimentarias de mercurio encontramos algunos pescados y también los zumos de naranja industriales, ya que se exprimen con la piel, que suele estar tratada con elementos ricos en mercurio.

La sobrecarga de mercurio produce un conjunto de síntomas y problemas diversos que evolucionan y se acentúan con el tiempo.

Artículo relacionado

pescado mercurio

2 millones de españoles en riesgo por el mercurio del pescado

¿Cómo detectar una intoxicación por mercurio?

Los síntomas más frecuentes son:

  • sensación de quemazón en la lengua
  • gusto metálico
  • tatuaje azulado de las encías
  • mal aliento
  • inflamación de las encías
  • sensación de corriente eléctrica
  • cansancio crónico
  • pérdida de cabello…

Las enfermedades crónicas dependen de múltiples causas, pero a menudo la liberación de mercurio puede generar o agravar patologías en personas sensibles.

Para valorar si existe intoxicación por mercurio existen varias pruebas:

  • análisis del cabello y de sangre
  • test Melissa que valora la existencia de alergia a distintos metales
  • test galvánico, que mide el voltaje de los distintos empastes y metales en la boca, y permite establecer el orden de cambio.

Reemplazar las amalgamas para prevenir intoxicaciones

Las amalgamas dentales con mercurio pueden cambiarse por otras mezclas o resinas para prevenir que se ingieran las micropartículas metálicas.

El dentista que efectúa los cambios de amalgama ha de realizarlos poco a poco: dos amalgamas cada 15 días o, mejor aún, dejar transcurrir como mínimo un mes entre cambio y cambio. Así se da tiempo al organismo a eliminar los residuos metálicos de cada intervención.

Artículo relacionado

Eliminar metales pesados

Objetivo: eliminar metales pesados ¡Misión cumplida!

Suplementos y tisanas depurativas para eliminar los metales pesados del organismo

Expulsar los metales pesados no es una simple depuración de toxinas.

Para deshacerse de ellos debe producirse una quelación: determinadas sustancias deben atrapar las moléculas inorgánicas de los metales pesados y crear compuestos que se eliminen a través de la orina. ¿Cómo favorecerla?

Para que el hígado realice eficazmente la quelación pueden ayudar:

  • la clorofila (1.800 mg al día), presente en las algas (chlorella, fucus, espirulina) y las hojas verdes
  • los aminoácidos azufrados (metionina, taurina)
  • el glutatión (18-50 mg al día)
  • el ácido lipoico (350 mg con el desayuno)
  • y el sulforafano de rábanos y crucíferas

La medicina ayurvédica usa el cilantro y la bardana para depurar y expulsar metales pesados.

Se pueden tomar dos tazas diarias de estas hierbas en infusión cuando se hayan extraído los empastes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?