La arteriosclerosis implica alteraciones vasculares causadas ​​por los depósitos de grasa y calcio. El resultado es que las arterias se estrechan, la sangre fluye peor y pueden producirse problemas circulatorios.

Otras consecuencias son que puede haber riesgo de sufrir accidentes potencialmente mortales, como un infarto cardiaco o un derrame cerebral.

Los factores de riesgo que promueven cambios vasculares incluyen una dieta poco saludable, falta de ejercicio, obesidad, tabaquismo y aumento del consumo de alcohol.

Llevando una vida sana y una dieta equilibrada cardiosaludable puedes contribuir de forma significativa a proteger tus arterias.  

Los mejores Alimentos para las arterias

1. Cúrcuma

Los efectos antiinflamatorios y promotores de la salud de la cúrcuma se conocen desde hace mucho tiempo en la ciencia de la salud ayurvédica.

Este superalimento, que se encuentra como ingrediente del curry, puede tener un efecto positivo en el estado de los vasos sanguíneos, ya que uno de sus principios activos, la curcumina, los dilata y desinflama.  

El tubérculo amarillo también reduce la presión arterial y tiene un efecto anticoagulante, lo que puede prevenir la formación de coágulos y, por tanto, enfermedades secundarias peligrosas.

2. Aceite de linaza

Si no comes pescado, que es la principal fuente de omega-3 para la mayoría de las personas, puedes recurrir a las semillas de lino o a su aceite, que está repleto de estos ácidos grasos insaturados saludables con efecto positivo en el sistema cardiovascular.

Además, el aceite de linaza tiene un efecto antiinflamatorio y contiene una sustancia vegetal denominada plastocromanol-8 (PC-8), que es similar a la vitamina E y tiene un efecto antioxidante.

3. Ajo

El ajo no sólo refina las recetas, sino que también optimiza la salud de los vasos sanguíneos y es un conocido remedio casero para las enfermedades cardiovasculares.

Contiene aliina, que puede reducir la presión arterial, diluir la sangre y promover la circulación sanguínea.

El ajo también es una fuente azufre y de nitrógeno, que mejora la elasticidad de las arterias. El bulbo también podría reducir las placas existentes en los vasos sanguíneos.

4. Granada

Las jugosas y dulces semillas de la granada contienen muchas sustancias bioactivas que benefician a los vasos sanguíneos.

La granada puede contrarrestar la aparición de calcificación, haciendo que las arterias afectadas vuelvan a ser más elásticas. Sus flavonoides reducen el riesgo de que se formen coágulos.

5. Té verde

El té verde también acumula puntos como protector de las arterias, ya que puede mejorar significativamente la actividad de las células endoteliales, que forman la pared interna de los vasos sanguíneos.

Si existen trastornos funcionales del endotelio, estos pueden favorecer la progresión de la arteriosclerosis. El consumo regular de té verde también ayuda en la dilatación de las arterias.

6. Tomates

Gracias alantioxidante licopeno, previenen la oxidación del colesterol, lo que lo convierte en un problema. La forma oxidada del colesterol es aún más peligrosa y causa aún más daño a las paredes de los vasos sanguíneos.

Dado que este fitoquímico es resistente al calor, el tomate puede concinarse sin que pierda propiedades. De hecho, si se combina con grasas, como ocurre en los sofritos, el cuerpo puede absorber mejor el licopeno.

7. Avena

La avena está repleta de minerales y vitaminas saludables. También tiene la fibra betaglucano, que se ha demostrado que reduce los niveles de colesterol en sangre y alimenta la microbiota intestinal.

La avena también contiene las llamadas avenantramidas. Estas sustancias vegetales secundarias tienen un efecto antiaterogénico. Esto significa que la avena previene la oxidación de sustancias, incluidos los depósitos en los vasos sanguíneos.

8. Garbanzos

Esta leguminosa saludable no sólo es saciante, sino que también previene el endurecimiento de las arterias. Los garbanzos son ricos en fibra soluble, lo que reduce la absorción del colesterol malo.

También contienen fibras que estimulan la excreción de ácidos biliares. De esta forma también se reduce el nivel de colesterol, ya que el colesterol es necesario para producir ácidos biliares.

9. Nueces

La combinación de ácidos grasos poliinsaturados y antioxidantes hace de la nuez el superalimento perfecto que tiene un efecto positivo en el metabolismo de las grasas.

Los saludables ácidos grasos omega-3 reducen los niveles de colesterol, disminuyen la inflamación y, por tanto, mejoran la circulación sanguínea en las arterias.

Las fibra de este fruto seco inhibe la absorción de colesterol en el intestino y su vitamina E antioxidante protege contra los radicales libres. Basta con comer unas siete nueces al día para proteger el corazón y los vasos sanguíneos a largo plazo.