Protégete

Cómo evitar las picaduras (o tratarlas con medios naturales)

Claudina Navarro

No hace falta que uses productos químicos. Existen alternativas para ahuyentar a los insectos y tratar las picaduras.

Los mosquitos se sienten atraídos por nuestro olor corporal y por el aire que espiramos. Los perfumes y demás cosméticos refuerzan ese efecto, al igual que la ropa oscura.

Por eso, si vas a acudir a algún lugar en el que puedes ser fácilmente pasto de los mosquitos, lleva vestuario claro que proteja la mayor superficie de piel posible y dúchate con un gel sin perfume o con el aroma más ligero posible.

Por su parte, las abejas y las avispas se sienten tentadas por los alimentos y las bebidas. Pero también un ramo de flores en la mesa les puede llamar la atención.

La mejor protección natural contra las picaduras

Todos los preparados preventivos existentes modifican nuestro olor corporal de tal manera que los insectos los sientan como desagradables. Y si se acercan demasiado, los insectos mueren envenenados.

Lo malo es que también pueden perjudicar a las personas, especialmente a los niños. El principio activo dietil-meta-toluamida (DEET), por ejemplo, es un neurotóxico que puede dañar las neuronas, provocar cambios de comportamiento, interactuar con medicamentos y alterar el sistema hormonal, según la Universidad de Duke.

Estos protectores químicos, bien aplicados, solo son recomendables durante las estancias en países donde los mosquitos transmiten enfermedades graves. Se emplean sobre todo en forma de spray y su efectividad está entre seis y ocho horas.

Una alternativa natural es la sustancia vegetal citriodiol, que se obtiene del eucalipto limón (Corymbia citriodora), como este producto de Pranarom. También son efectivos aceites esenciales como el aceite de árbol de té y el aceite de bergamota. Pero tienen un efecto menor y su duración también es inferior.

El uso de mosquiteras en las ventanas y evitar las acumulaciones de agua estancada donde se puedan reproducir los mosquitos (en macetas, fuentes y cualquier objeto que pueda retener el agua) son medidas preventivas básicas.

Artículo relacionado

Verano sin picadura - Lavanda

Verano sin picaduras

¿Los mosquitos transmiten enfermedades?

Los mosquitos autóctonos solo pueden transmitir, en ocasiones excepcionales virus, que causan síntomas similares a los de una gripe veraniega. Pero el mosquito tigre que ya se ha establecido entre nosotros puede causar enfermedades más importantes.

La fiebre de chikungunya

El pasado mes de junio, tres turistas islandeses contrajeron chikungunya tras ser picados en Alicante por sendos mosquitos tigre. El chikungunya o "fiebre de chikungunya" se transmite por un virus que transportan los mosquitos de la familia Aedes, que también contagian el dengue y el zika. El más conocido en España es el mosquito tigre.

La enfermedad chikungunya recibe su nombre del idioma makonde, del sureste de Tanzania y norte de Mozambique, y su significado es "encorvarse, doblarse o retorcerse" porque los enfermos suelen tomar estas posturas debido al dolor articular que produce la enfermedad.

Puede tardar hasta 12 días en manifestarse y los dolores pueden durar meses, aunque no se trata de una enfermedad grave, pues se supera sin secuelas. Las autoridades sanitarias no consideran la situación alarmante y no creen que se vayan a producir brotes masivos en España.

Artículo relacionado

aliviar-picadura-mosquito

9 tratamientos naturales para las picaduras de mosquito

¿Qué hay que hacer tras una picadura?

Los mosquitos quieren nuestra sangre. La hembras necesitan la proteína que contiene para que sus huevos puedan madurar. Las mosquitas pican hasta llegar a la vena y entonces sorben la sangre a través de su trompa.

Las abejas, avispas o abejorros, por contra, se defienden con su aguijón cuando se sienten amenazados o ven peligrar su comida.

Tras una picadura de abeja, lo primero que hay que hacer es sacar el aguijón. Luego es muy eficaz aplicar calor infrarrojo. En las farmacias se encuentran "bolígrafos" para aplicar esta luz que calienta la zona y reduce la inflamación. También ayuda con las picaduras de mosquito.

Además, es conveniente desinfectar la zona con alcohol y aplicar una compresa húmeda. Es importante no rascarse la zona para evitar infecciones.

Una pequeña protuberancia tras una picadura es normal. Pero puede ser que se produzcan reacciones más fuertes. A veces se produce una gran inflamación. Si aprecias que la hinchazón o las vesículas se extiende más allá del perímetro de la picadura, ves inmediatamente al médico porque puede tratarse de una reacción alérgica que puede tener consecuencias graves (shock anafiláctico).

En urgencias serán tratados con antihistamínicos, cortisona y adrenalina si es necesario.

Artículo relacionado

Decocción de malva

5 plantas que alivian las picaduras de los insectos

¿Cómo se deben proteger los alérgicos?

Entre un 2 y un 3% de la población es alérgica a algún veneno de insecto. Las picaduras de abejas y avispas producen la inmensa mayoría de las reacciones alérgicas. Pocas personas reaccionan a las picaduras de mosquitas.

Los alérgicos, además de extremar todas las medidas preventivas que toma el resto de la población, puede seguir un tratamiento de inmunoterapia que "enseñe" a su organismo a responder a las picaduras.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?