Dieta natural

Los diabéticos no tienen por qué reducir su consumo de fruta

Claudina Navarro

Un nuevo estudio demuestra que la restricción de fruta no supone una mejora en el peso corporal de personas con diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 sigue aumentando y ha alcanzado proporciones epidémicas en la mayoría de los países. Se estima que alrededor de 350 millones de personas en todo el mundo la padecen. La nutrición adecuada es reconocida como una de las piedras angulares en su tratamiento. Se han publicado varias pautas de nutrición basadas en la evidencia que demuestran que tanto la calidad como la cantidad de la dieta tienen un gran impacto en la diabetes.

Pero, ¿qué lugar ocupa la fruta en la alimentación para prevenir o conllevar la diabetes? Todavía corre el mito –incluso entre profesionales de la salud– de que todo lo dulce es malo en relación con la diabetes, incluida la fruta natural. No es así.

¿En qué consistía el estudio?

Un estudio llevado a cabo por Allan S. Christensen del Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca) ha estudiado el efecto de la ingesta de fruta en pacientes con diabetes tipo 2, que generalmente afecta a peronas de mediana edad y ancianos, aunque cada vez se está dando a edades más tempranas.

El estudio se hizo con 63 hombres y mujeres con diabetes tipo 2 recién diagnosticada. Todos ellos completaron el ensayo que duró 12 semanas. Se utilizaron sobres cerrados numerados que contenían una instrucciones: comer al menos dos piezas de fruta al día (grupo de alta ingesta) o comer no más de dos piezas de fruta al día (grupo de ingesta bajo).

Ambos grupos tuvieron dos consultas con un dietista al comienzo y al final del período de estudio. Poco antes de las consultas a los sujetos se les extrajo una muestra de sangre. Durante la intervención, fueron tratados por sus respectivos médicos de cabecera.

¿Qué podían comer los participantes?

Se recomendó a los pacientes que comieran sólo fruta fresca y entera y que excluyeran el zumo de fruta, las frutas enlatadas y las frutas desecadas de su dieta o que las consumieran lo mínimo posible.

La pieza estándar contenía aproximadamente 10 gramos de carbohidratos, como 100 gramos de manzana, 50 gramos de plátano o 125 gramos de naranja. Los pacientes recibieron información escrita y fotografías sobre la cantidad de fruta más común que correspondía a una pieza.

Artículo relacionado

Frutas y verduras de temporada todo el año

Calendario de temporada: qué frutas y verduras comer cada mes

¿A qué conclusiones se llegó?

Los sujetos completaron un registro de las frutas que consumían tres días antes y después de las visitas médicas. Los tamaños de las porciones se estimaron y tradujeron a gramos usando imágenes y valores de tabla de peso medio para una porción estándar. Esto se comparó con el registro de fruta para evitar errores.

Se concluyó al finalizar el período de 12 semanas que restringir la ingesta de fruta en adultos con sobrepeso con diabetes tipo 2 recién diagnosticado no mejoraba el control glucémico, el peso corporal ni la circunferencia de la cintura.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?