Suaviza tu piel

Descubre las virtudes del gel de pepitas de membrillo

Claudina Navarro

Las pepitas de membrillo contienen fibras que suavizan, hidratan y desinflaman la piel y las mucosas. Si te gustan los membrillos, ¡no tires las semillas!

Los fragantes membrillos maduran en otoño y enseguida están disponibles en abundancia en los mercados y los jardines. La pulpa del membrillo, convenientemente cocinada en el horno, es un alimento saludable por su fibra y minerales, pero no tires las pepitas porque también poseen propiedades saludables y muy útiles. Para aprovecharlas tienes que elaborar el llamado gel o limo de membrillo, que se elabora a partir de las semillas y el agua.

Cómo se hace el gel de pepitas de membrillo

El gel de pepitas de membrillo contiene mucho mucílago y pectina, que son fibras con efecto antiinflamatorio y calmante sobre picaduras de insectos, labios agrietados, acné, urticarias y otras irritaciones de la piel. Además hidrata la piel reseca.

Ten en cuenta que las pepitas de membrillo contienen amigdalina, que puede formar cianuro de hidrógeno y, por lo tanto, son tóxicas en grandes cantidades. Aunque existen remedios tradicionales que diluyen el gel en agua para tomarlo por vía interna ante molestias como la irritación de estómago, es mejor descartar cualquier aplicación interna por precaución.

Ingredientes para elaborar gel de membrillo:

  • 1 cucharadita de pepitas de membrillo (frescas o secas)
  • 100 ml de agua

Elaboración:

  1. Vierte el agua sobre las pepitas y deja reposar la mezcla durante varias horas, preferiblemente durante toda la noche.
  2. A la mañana siguiente tamiza las semillas y quédate con el gel.

Usos del gel de pepitas de membrillo:

  • Si tienes dolor de garganta, haz gárgaras con gel de membrillo varias veces al día. No lo tragues.
  • Si tienes picaduras de insectos, piel irritada o quemaduras solares, aplica un poco del gel de membrillo en el área afectada de la piel varias veces al día.
  • Se recomienda una mascarilla sin aclarado con gel de membrillo para pieles cansadas. Para ello, aplica el gel con movimientos circulares sobre la piel limpia y seca del rostro y del escote. No es necesario lavar. Notarás cómo la piel se vuelve más suave y firme.

El gel de membrillo se mantiene dos o tres días en un recipiente cerrado en el refrigerador. Pero también se puede congelar en forma de cubitos de hielo para utilizarlos cuando quieras. Si te sobraron muchos membrillos, puedes secar las pepitas y preparar el gel fresco cuando lo necesites.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?