hibisco

Fitoterapia eficaz

La infusión de hibisco reduce el riesgo cardiovascular

Un estudio prueba la capacidad de las flores del hibisco de Jamaica para dilatar las arterias y mejorar el estado del sistema circulatorio.

Claudina Navarro

Mientras la industria farmacéutica intenta convencer al mundo de la necesidad de extender a las personas sanas la prescripción preventiva de estatinas –una clase de medicamento que no carace de efectos secundarios–, la medicina natural puede ofrecer un tratamiento preventivo eficaz y sin efectos secundarios: la infusión de hibisco.

Un equipo de investigadores del Reino Unido y Nigeria han observado efectos inmediatos después de que los 22 participantes en un estudio tomaran infusión de hibisco que sugieren una reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular

El hibisco dilata las arterias y las protege

Los autores de la investigación hallaron que se producía una dilatación de la arteria braquial después de beber la infusión. La medida de esta dilatación es diagnóstica para determinar el estado del tejido arterial.

Los resultados, publicados en la revista Nutrients, llevaron a los científicos de las universidades de Readin (Reino Unido) y Bayero (Nigeria) a concluir que tomar extracto de flores de Hibiscus sabdariffa (el hibisco de Jamaica o rosa de Jamica) después de una comida "mejora la función vascular y puede ser una estrategia dietética eficaz para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular".

Los participantes en el estudio, que sufrían de riesgo cardiovascular en diverso grado, tomaron una infusión preparada con el método tradicional, es decir, la infusión de unos 30 g de flores secas en un litro de agua durante unos 10 minutos.

Rico en antocianinas antioxidantes

Según los investigadores, las propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular son debidas a la acción de las antocianinas, potentes antioxidantes que forma parte de la composición de las flores.

En la medicina tradicional el hibisco se indica para suavizar la garganta irritada, contra la afonía, para aliviar la tos, tratar las bronquitis y los trastornos respiratorios en general.

Asimismo se aconseja para proteger la mucosa gástrica en caso de acidez de estómago o gastritis.

Las mujeres embarazadas y lactantes no deben tomar hibisco.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?