Suplementos nutricionales

El inositol puede ayudar con el ovario poliquístico

El inositol es una sustancia poco conocida que se parece a las vitaminas. En el caso de problemas como el síndrome del ovario poliquístico, el inositol se puede utilizar como suplemento dietético con buenos resultados.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

¿Qué es el inositol?

El inositol es un vitaminoide o pseudovitamina, lo que quiere decir que es una sustancia similar a las vitaminas pero que el cuerpo puede producirla y por tanto no es esencial para la salud conseguirla a través de los alimentos, como es el caso de las vitaminas. Sin embargo, en algunos casos puede estar indicado tomarla como suplemento para tratar ciertos desequilibrios.

¿Para qué sirve el inositol?

El inositol cumple muchas funciones importantes en el cuerpo, por ejemplo, en las áreas del metabolismo de las grasas y el equilibrio hormonal. Así, el inositol se puede utilizar como suplemento dietético para apoyar la terapia del síndrome de ovario poliquístico.

El inositol se forma principalmente en los riñones (alrededor de 4 g diarios) y en el hígado. Sin embargo, las concentraciones más altas se encuentran en el cerebro, donde se presenta como un producto intermedio en el curso del metabolismo celular.

Se descubrió que una concentración de inositol demasiado alta o demasiado baja en el cerebro puede volverse problemática e incluso se asocia con depresión, enfermedad de Alzheimer, trastornos de ansiedad y tumores cerebrales.

Artículo relacionado

vitaminas desconocidas

Las 9 "vitaminas" menos conocidas

Sin embargo, cuando se investigó si tomar inositol podría ser útil para estas enfermedades, se encontró que podría ayudar con los trastornos obsesivo-compulsivos, los trastornos de ansiedad y la depresión, pero no con la esquizofrenía y el alzheimer. No obstante, los investigadores utilizaron dosis muy altas, de hasta 12 g, que podrían producir efectos secundarios.

¿Qué alimentos tienen inositol?

El inositol no solo se produce en el propio cuerpo, sino que también está contenido en muchos alimentos, preferiblemente vegetales:

  • Zumo de pomelo (120 ml): 470 mg de inositol
  • Mantequilla de cacahuete (30 g): 91 mg
  • Judías verdes (100 g): 54 mg
  • Coles de Bruselas (100 g): 40 mg
  • Pan integral (25 g): 8,5 mg

Propiedades del inositol

Inositol en el síndrome de ovario poliquístico

El principal campo de aplicación del inositol es el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico (SOP). Es el trastorno hormonal más común en mujeres en edad fértil. Dado que ya se encuentran disponibles varios estudios sobre la terapia con inositol del SOP, en su mayoría con resultados prometedores, el uso de inositol en este caso se puede considerar seguro y eficaz.

Investigadores de Inglaterra y Australia realizaron una revisión de 10 estudios aleatorizados con un total de 362 pacientes con SOP. 257 de las mujeres recibieron inositol, 179 un placebo y 60 el fármaco metformina, un medicamento que se usa en la diabetes tipo 2 y que puede mejorar los síntmas de SOP.

Se demostró que el inositol podría regular los ciclos menstruales y promover la ovulación. También mejoraron otros problemas, como la obesidad, los trastornos metabólicos, la hipertensión arterial o la resistencia a la insulina. En algunos estudios 13, el inositol incluso funcionó mejor que la metformina.

Artículo relacionado

brócoli tofu

Cómo conseguir la colina que necesitas

Según un estudio realizado en la Universidad de Insubria, el inositol puede mejorar el estado metabólico y hormonal y restaurar la ovulación. Como resultado, el inositol se consideró una opción de tratamiento muy atractiva.

Mejora la calidad de los óvulos y los espermatozoides

Un estudio mostró que el inositol puede mejorar la capacidad de los óvulos para ser fecundaddos en el contexto de la fertilización in vitro.

El inositol también puede mejorar la calidad del esperma. Según un estudio (9) aleatorizado de doble ciego, la administración de inositol aumentó el número total y la movilidad de los espermatozoides en hombres con infertilidad de causa incierta.

Mejora la salud cardiovascular

La resistencia a la insulina es una alteración del metabolismo de la glucosa. Las células no reaccionan como deberían a la insulina y el nivel de azúcar en sangre aumenta. La consecuencia es que aumenta el riesgo de engordar y de desarrollar diabetes, entre otros problemas.

42 pacientes con SOP participaron en un estudio de doble ciego sobre los efectos del inositol en la resistencia a la insulina, 23 de los cuales recibieron 4 g de inositol y 400 µg de ácido fólico al día; los otros solo 400 µg de ácido fólico (grupo placebo). Después de 16 semanas, la resistencia a la insulina, así como los niveles de azúcar en sangre y de insulina habían mejorado, y la fertilidad también pudo incrementarse significativamente.

Además, la presión arterial disminuyó y los niveles de lípidos en sangre también evolucionaron positivamente. Como es bien sabido, todos estos valores también son relevantes en las enfermedades cardiovasculares, por lo que el inositol podría reducir el riesgo de desarrollarlas, como confirmó un estudio (14) de la Università degli Studi di Milano que se llevó a cabo con mujeres que atravesaban la menopausia (es decir, sin SOP).

Alivia los problemas de la menopausia

Del 30 al 50% de las mujeres que tienen SOP y resistencia a la insulina desarrollan síndrome metabólico en la menopausia como muy tarde. Este síndrome se caracteriza por la aparición de obesidad, niveles altos de lípidos en sangre, presión arterial alta y aumento de la resistencia a la insulina.

Existen indicios de que el inositol es una aplicación interesante en mujeres menopáusicas con síndrome metabólico, ya que vuelve a sensibilizar las células del organismo a los efectos de la insulina. La ingesta oral diaria también mejora los niveles de presión arterial, glucosa, colesterol e insulina.

Artículo relacionado

Dieta ovario poliquistico

Síndrome de ovario poliquístico: tu dieta es la clave

¿Cómo se toma el inositol?

En los vegetales el inositol se encuentra en forma de ácido fítico (inositol-ácido hexafosfórico), que se halla en las capas superficiales y en las plántulas de los cereales, así como en las leguminosas y oleaginosas. El inositol se libera del ácido fítico durante la digestión.

La dieta media de los países europeos solo proporciona 1 g de inositol al día porque es pobre en productos integrales y en legumbres. No ayuda que todavía se diga que el ácido fítico es un antinutriente que puede inhibir la absorción de minerales como el zinc o el hierro en el intestino, cuando lo cierto es que una dieta con la cantidad adecuada de ácido fítico no causa deficiencias y produce muchos beneficios.

Beneficios del inositol como suplemento dietético

Existen diferentes formas de inositol. Hay nueve isómeros de inositol. El término isómero significa que tiene la misma composición química pera la molécula presenta una disposición espacial de los átomos distinta. El más importante de estos isómeros se llama mioinositol, que a menudo se utiliza como sinónimo de inositol.

En los estudios sobre las propiedades del inositol se recurre a los suplementos porque permiten una dosificación exacta y garantizan una alta biodisponibilidad.

En los estudios sobre el SOP, las dosis habituales fueron de 2 g de inositol dos veces al día. Además, los participantes tomaron 200 µg de ácido fólico dos veces al día.

En cualquier caso, se puede comenzar con la dosis más baja especificada por el fabricante y aumentarla si a los tres meses aún no se ha apreciado un efecto.

¿El inositol tiene efectos secundarios?

El inositol suele tolerarse bien. Según una revisión realizada en el Centro de Ginecología y Obstetricia Agunco en Roma, incluso en una dosis muy alta de 12 g por día provoca como máximo flatulencia o diarrea (11). Se conocen pocos casos de intolerancias.

La investigación sobre los efectos del inositol en la depresión o las enfermedades cardiovasculares se encuentra todavía en sus inicios, por lo que la situación de los efectos secundarios en estas áreas de aplicación es aún limitada. Por otra parte, no se recomienda durante el embarazo.

El inositol se considera seguro en el tratamiento complementario del SOP.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?