Remedios contra la halitosis

¿Tienes mal aliento después de comer?

Martina Ferrer

En la mayoría de los casos no es un problema de salud grave, pero siempre es molesto. Las causas del mal aliento pueden ser varias. Te ayudamos a descubrir las razones y a ponerles remedio con métodos sencillos y naturales.

El mal aliento o halitosis es un situación de poca importancia pero bastante molesta y común. Suele deberse a la fermentación de alimentos por bacterias que viven en la boca. Al fermentar los alimentos, se producen compuestos azufrados que provocan mal olor. Esto puede suceder por varias causas.

Causas más frecuentes de mal aliento

Como otros procesos de flora bacteriana, la placa dental necesita mantenerse en equilibrio; si se pierde, puede producir más compuestos azufrados, diaminas o ácidos grasos de cadena corta que generan mal olor.

  • Algunos alimentos favorecen estos procesos en algunas personas. El ajo, la cebolla o los alimentos ricos en carbohidratos de fermentación rápida (FODMAPS) también pueden producir mal aliento.
  • El alcohol intensifica la halitosis, pues favorece la volatilización de los productos bacterianos. El tabaco es otro potenciador.
  • No cepillarse cada vez después de comer genera más placa dental. Este sobrecrecimiento de bacterias en la boca da lugar a fermentación bucal y mal aliento.

Aunque estas son las causas más frecuentes de mal aliento, también puede aparecer como consecuencia de algunas enfermedades, como diabetes tipo 2, insuficiencia renal o cirrosis. Algunas mujeres pueden notar mal aliento durante la menstruación. También existe una halitosis causada por fármacos.

Artículo relacionado

Remedios naturales contra el mal aliento

Adiós halitosis, bienvenido aliento fresco

Remedios naturales contra el mal aliento o halitosis

Ante esta situación es importante descubrir la causa. En cualquier caso, asegúrate de tomar las siguientes medidas:

  • Mantener una correcta limpieza bucal.
  • Mantén la boca hidratada.
  • Respira por la nariz.
  • Evita los snacks y los dulces

Además puedes enjuagarte con aceite de coco, de poder antibacteriano, y masticar hojas de menta, hinojo, romero o salvia.

Algunos suplementos también te pueden ayudar:

  • Las sales de zinc tienen la capacidad de transformar los compuestos azufrados en gases sin olor.
  • Los probióticos orales, que proveen de Streptococcus salivarus, reducen la fermentación.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?