Tratamientos complementarios

El yoga y la meditación reducen el dolor crónico

Claudina Navarro

Ambas disciplinas psicofísicas ayudan a mitigar los dolores crónicos y a mejorar la calidad de vida general de quienes las practican. Yoga y meditación son herramientas para el bienestar.

El dolor crónico es una afección común, que puede llegar a ser incapacitante, que afecta al 18% de la población española (8,5 millones de personas). El yoga y la meditación pueden reducirlo. Es la conclusión de un estudio realizado con participantes en un curso de reducción del estrés basado en la atención plena (conocido por las siglas MBSR) de ocho semanas. Los asistentes informaron de una reducción significativa en los niveles de dolor, depresión y discapacidad.

La práctica regular de la meditación, complementada con sesiones de yoga, beneficia a los pacientes aquejados de dolor crónico y depresión, que informan de una reducción de las molestias física y una mejora en el estado de ánimo y la capacidad funcional, según un estudio publicado en el Journal of the American Osteopathic Association.

La gran mayoría de los encuestados del estudio (89%) aseguró que la meditación y el yoga les ayudó a encontrar formas de afrontar mejor su dolor, mientras que el 11% manifestó que no les había servido para mejorar su estado.

Meditación y yoga contra el dolor

El estudio a pequeña escala se llevó a cabo en una población semirrural de Oregón, donde son comunes problemas como la dificultad de acceso a los tratamientos y adicción a los medicamentos.

"Muchas personas han perdido la esperanza de que su dolor crónico se resuelva por completo", dice Cynthia Marske, doctora en osteopatía, directora de educación médica de posgrado en las Clínicas de Salud Comunitaria de Benton y coautora del estudio. "Sin embargo, el yoga y la meditación conscientes pueden ayudar a mejorar la estructura y función del cuerpo, lo que a su vez respalda el proceso de curación".

Como explica las doctora Marsk, "en la mayoría de casos de dolor crónico, la curación implica aprender a vivir con un nivel de dolor que sea manejable; por eso, el yoga y la meditación pueden ser muy beneficiosos".

Artículo relacionado

meditación dolor

Meditación para sobrellevar el dolor físico

Los participantes recibieron instrucción intensiva en meditación de atención plena y hatha yoga consciente durante un período de ocho semanas. El estudio halló que la meditación consciente y el yoga condujeron a mejoras significativas en las percepciones de los pacientes sobre el dolor, la depresión y la discapacidad.

Después de realizado el curso, las puntuaciones del "cuestionario de salud del paciente" (PHQ-9), que ofrece una medida del grado de depresión, se redujeron 3,7 puntos en una escala de 27 puntos. Según la doctora Marske, algunos pacientes experimentan una disminución similar por el uso de un antidepresivo.

La meditación y el yoga basados ​​en la atención plena pueden ayudar a restaurar la salud física y mental del paciente y pueden ser efectivos solos o en combinación con otros tratamientos como la terapia psicológica y los fármacos.

Programa MBSR para gestionar el dolor

El estudio apoya la indicación del programa MBSR, que normalmente se utiliza para el control de la ansiedad y los trastornos emocionales, también en el tratamiento del dolor. Para la doctora Marske, la conclusión es que los pacientes están buscando nuevas formas de afrontar el dolor crónico y existen tratamientos no farmacéuticos eficaces.

Estudios anteriores, como el publicado en Annals of Internal Medicine, habían probado que el yoga puede ayudar a las personas con artritis, fibromialgia, migraña, dolor lumbar y muchos otros tipos de enfermedades crónicas. 313 personas con dolor lumbar crónico recibieron una clase de yoga semanal, que consiguió aumentar la movilidad más que la atención médica estándar.

Artículo relacionado

Jon Kabat-Zinn

"Meditar es una forma de amar"

Referencia científica:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?