Bajar la hinchazón

7 remedios para acabar con la retención de líquidos

Dr. Josep Lluís Berdonces

El cuerpo a veces se resiste a eliminar líquidos. En estos casos, podemos ayudarle a restablecer el equilibrio de forma natural.

La retención de líquidos se trata de un problema muy frecuente. En determinados días del mes o ciertas épocas del año eliminamos poco líquido y, en consecuencia, se queda retenido en piernas, tobillos, manos, pechos o abdomen.

La causa habitual es el cambio hormonal que precede a la menstruación pero el calor y cierta debilidad venosa también son motivo de retención.

Artículo relacionado

Tratamientos naturales para el edema linfático

7 soluciones naturales para aliviar un edema linfático

Algunos cambios en la dieta mejorarán tus piernas hinchadas

A veces el problema es menor y simplemente notamos que aquel anillo que nos iba ajustado ahora no nos entra en el dedo o que nos han aumentado las molestas bolsas bajo los ojos.

Pero si la retención dura unos días o va acompañada de otras molestias conviene consultarlo con el médico porque puede ser un síntoma de enfermedad cardíaca, renal o hepática.

1. Evita un exceso de sal

Existe la falsa creencia de que la retención de líquidos viene dada por orinar menos, y aunque metabólicamente esto es cierto, es difícil que la persona lo pueda notar. En general, la orina es de peor calidad y retiene minerales (más que agua) y esa es la causa fundamental de la retención de líquidos.

El exceso de sales, especialmente de sodio, es el que atrae hacia el interior el líquido e impide su eliminación. Lo primero que deberemos vigilar, pues, es eliminar la sal de la dieta, aunque sea momentáneamente, es la última responsable de la retención de líquidos.

  • Sustitúyela por especias o plantas aromáticas.
  • Recuerda que los alimentos procesados suelen contener sal.
  • Evita dulces y harinas refinadas. Cuando se estimula la producción de insulina suele aumentar el sodio en el plasma, lo que provoca retención de líquidos. Elimina sobre todo el azúcar y las harinas blancas.

Artículo relacionado

alternativas a la sal

Menos sal, más sabor: existen alternativas

2. Toma magnesio

Quizá tengas un déficit de este mineral. La suplementación de 200 mg/día de Mg puede ayudarte en los días previos a la regla.

Puedes comer también plátano, aguacate, tomate, cacao, frutos secos, acelgas y espinacas: son ricos en magnesio y potasio.

La retención de líquidos se encuentra entre los síntomas conocidos como "síndrome premenstrual". Tiene que ver con los cambios hormonales que se dan en los días previos a la regla y se localiza en piernas, pechos y abdomen, sobre todo.

Artículo relacionado

regla sin dolor

Vive bien tu menstruación

3. En dietas de reducción de peso

Es un tipo de retención que fastidia porque en ciertos días ¡se aumenta de peso! No se trata de un aumento de grasa, pero el metabolismo tiene estas cosas.

Las dietas ricas en proteína (muchas dietas de adelgazamiento lo son) promueven la eliminación de líquidos, y si se reduce la proteína se puede dar cierto edema en personas predispuestas. Sin embargo, un exceso de proteínas tampoco es conveniente.

Artículo relacionado

Infusión depurativa de ortiga y manzana

Infusión depurativa de ortiga y manzana

4. Plantas que estimulan la eliminación de líquidos

  • Ortiga (Urtica): Se considera un buen depurativo porque estimula la eliminación por los riñones y por la piel. Hay quien la consume como verdura, por ejemplo en ensalada o en sopa.
  • Diente de león (Taraxacum officinale): Se puede tomar en infusión (amarga) y también en ensalada si se recogen las hojas jóvenes de la planta, que es muy común en los bordes de los caminos.
  • Rabos de cereza: Es un remedio de la abuela pero enormemente efectivo. Se pueden combinar en infusión con cola de caballo, grama, hojas de abedul y anís estrellado a partes iguales.
  • Cola de caballo (Equisetum arvense): Resulta diurética por su riqueza en sales de potasio. Es una de las más efectivas para hacer orinar y eliminar minerales. En decocción, 10-20 g por litro de agua. Se hierve 30 minutos a fuego lento. Debes tomar 3 tazas al día.

5. Drenaje linfático

La retención de líquidos empieza a ser relativamente importante cuando ya provoca hinchazón en las piernas. Es fácil de ver: si los calcetines te dejan mucha marca cuando te los quitas o si al apretar con el dedo pulgar la zona de la tibia (el hueso), justo por encima del tobillo, el dedo se hunde y deja marca, es que tienes edema en las piernas.

Cualquier masaje ayuda, pero sobre todo el drenaje linfático.

Ponte medias de compresión: comprimen el tejido blando para dirigir el líquido a los grandes vasos. Son útiles en los edemas por calor (insuficiencia venosa), pero no tanto en los premenstruales o del embarazo.

Artículo relacionado

Tratamientos naturales para el edema linfático

7 soluciones naturales para aliviar un edema linfático

6. Eleva algo los pies

Cuando estés sentada pon los pies en un puf. En la cama puedes elevar las patas inferiores unos 2 cm.

7. En el embarazo

El feto ocupa espacio y comprime la salida de las venas de las piernas. No hay que automedicarse, ni siquiera con plantas medicinales. Se trata de un problema normal que no supone ninguna enfermedad.

Si la retención es exagerada consulta a tu médico ya que durante el embarazo cualquier medicación ha de ser doblemente supervisada. ¡No tomes diuréticos!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?