semillas de calabaza

Tratamiento natural

¿Son eficaces el zinc y la vitamina C ante los resfriados?

La suplementación con zinc y vitamina C puede reducir la duración de los síntomas y el riesgo de contraer infecciones víricas.

Claudina Navarro

El zinc y la vitamina C son dos nutrientes con fama de ser eficaces para prevenir y reducir la intensidad de los síntomas de gripes y resfriados.

Los estudios más recientes sobre las propiedades antivíricas del zinc, como el realizado en la Universidad de Helsinki y publicado en Open Forum Infectious Diseases, indican que, en forma de pastilla masticable de acetato de zinc o gluconato de zinc, puede reducir la duración de las molestias típicas como la mucosidad, los estornudos y los dolores de garganta y musculares.

La hipótesis es que al chupar lentamente las pastillas, el zinc se libera en la boca y en la garganta y consigue efectos locales, y después la acción se propaga por todo el cuerpo a través de la sangre.

El zinc consigue resultados con dosis altas que podrían no ser seguras

Sin embargo, para conseguir estos efectos, en el estudio se administró una dosis de 80 mg diarios de zinc que se mantuvo durante un máximo de dos semanas.

No existe un consenso médico sobre las ventajas de esta suplementación. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria considera que la dosis diaria máxima de zinc es de 25 mg. A partir de ahí se considera que puede producir efectos secundarios indeseables.

Por ejemplo, una dosis alta de zinc durante un periodo largo de tiempo puede provocar alteraciones en los niveles de cobre y aumentar el riesgo de sufrir infecciones urinarias.

La pregunta es si vale la pena exponerse a cierto riesgo por reducir la intensidad de una sintomatología pasajera.

La vitamina C reduce el riesgo de contraer resfriado en algunas personas

La eficacia de la vitamina C ante el resfriado se discute desde hace más de 70 años. La revisión de la literatura científica permite concluir que la vitamina C es eficaz como prevención en el caso de las personas que realizan grandes esfuerzos físicos, como corredores de maratón, ciclistas y nadadores de larga distancia.

Estas personas pueden reducir su riesgo de contraer un resfriado tomando una dosis diaria de 200 mg de vitamina C. Esta cantidad dobla la recomendación diaria, pero se considera segura.

La misma dosis puede reducir un 8% la duración de los síntomas del resfriado.

Alimentos que proporcionan vitamina C y zinc

Tomar suplementos es una posibilidad, pero hay que recordar que se pueden obtener dosis altas de vitaminas y minerales a través de los alimentos y que los efectos suelen ser más beneficiosos y seguros.

Alimentos comunes extraordinariamente ricos en vitamina C son las naranjas, los kiwis y los pimientos rojos.

El zinc se encuentra en abundancia en las semillas de la calabaza, los garbanzos y los anacardos.

Más ayudas para prevenir los resfriados

Una ingesta suficiente de líquidos durante el invierno ayuda a mantener las mucosas y las vías respiratorias húmedas y no resecas. Las mucosas resecas son mucho mas susceptibles frente a los virus. Por la misma razón conviene que el aire de los espacios interiores no esté demasiado seco (algo frecuente debido a las calefacciones).

Los lavados nasales mantienen las mucosas hidratadas y reducen las posibilidades de que los virus se multipliquen.

Otras medidas probadas para prevenir la invasión de los virus son lavarse regularmente las manos y tocarse poco la cara con ellas.

Los alimentos y suplementos probióticos también podrían ser eficaces como medida preventiva.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?