Remedios naturales para los ojos

Orzuelos: por qué salen y cómo curarlos

Son varias las causas por las que nos puede salir un orzuelo en el ojo. Algunas medidas y remedios naturales ayudan a tratarlo y evitar que se extienda la infección.

Rosa Guerrero
Rosa Guerrero

Naturópata

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Cualquier persona a la que le ha salido un orzuelo en el ojo alguna vez sabe lo molesto y doloroso que puede llegar a ser. Un orzuelo es un pequeño bulto de color rojo, parecido a un forúnculo o un grano, que aparece cerca de los bordes del párpado. Está producido por una infección bacteriana, normalmente por Staphylococcus aureus, y existen diferentes formas de aliviarlo y favorecer su curación.

Por qué salen los orzuelos

En el párpado, en la base de las pestañas, tenemos varios tipos de glándulas:

  • En el interior del párpado tenemos las llamadas glándulas de Meibomio, que se encargan de segregar una grasa que ayuda a estabilizar la lágrima, proteger la córnea y mejorar el movimiento del párpado.
  • Tenemos también las glándulas de Moll, que son un tipo de glándulas sudoríparas modificadas, y en las la misma raíz de la pestaña otra glándula sebácea llamada de glándula de Zeiss. Estas glándulas segregan lípidos que se agregan a la capa superficial de las lágrimas, lo que retrasa su evaporación.

Cuando estas glándulas se infectan e inflaman, se pueden obstruir. Al obstruirse, se forma ese pequeño abultamiento llamado orzuelo, que resulta muy molesto y doloroso.

Los orzuelos en el ojo son habituales en los niños por la costumbre de tocarse los ojos con las manos sucias.

Si el orzuelo aparece siempre en el mismo ojo, puede ser que el tejido esté debilitado a causa de infecciones anteriores y resulte más fácil su colonización por parte de la bacteria causante. En los adultos una causa típica es la falta de limpieza de las lentes de contacto.

Artículo relacionado

plantas-curar-conjuntivitis

Plantas para curar la conjuntivitis

Cómo curar un orzuelo

Como tratamiento inmediato, para favorecer la curación del orzuelo, podemos tomar las siguientes medidas:

  • Mantener la zona limpia lavando con agua caliente o templada. En la mayoría de los casos, la simple limpieza con agua templada es suficiente para conseguir una buena evolución.
  • Aplicar compresas empapadas en agua templada o caliente o en infusión de manzanilla, eufrasia y aciano, durante 15 minutos, unas 3 o 4 veces al día.
  • No apretar, frotar ni extirpar los orzuelos ni cualquier otra protuberancia del párpado, sino dejarlos que drenen por sí solos. Si se aprieta el orzuelo para vaciarlo, se puede favorecer la diseminación de la infección.
  • Si aparece un punto amarillo, la infección suele drenar espontáneamente.
  • Evitar cualquier tipo de maquillaje mientras haya infección.
  • En cuanto a la dieta se aconseja evitar la sal, los azúcares y las harinas refinadas, y las grasas calentadas.
  • Como tratamiento homeopático se utiliza Delphinium staphisagria, de nombre popular albarraz, a dosis de 4CH, unas tres veces al día.
  • Cuando el ojo está muy seco, en medicina ayurvédica se aconseja preparar un baño de ojos o de párpados con ghee o mantequilla clarificada.

Cuando los orzuelos surgen con frecuencia puede ser señal de un estado inmunitario bajo, anemia, trastornos hormonales o alergias. En ese caso puede ser útil un complemento nutricional multivitamínico.

Remedio casero con aciano y roble

La clásica compresa de manzanilla calma el dolor y desinflama, pero el aciano y el roble son plantas específicas que son de gran ayuda para acelerar la maduración y absorción del absceso.

  1. Prepara una decocción durante 5 minutos con una cucharada sopera de corteza de roble en un litro de agua y, a continuación, añade otra cucharada de flores de aciano.
  2. Deja que hierva todo a fuego lento 5 minutos más.
  3. Cuela la decocción y, cuando esté tibia, aplica sobre el ojo afectado una gasa empapada en el líquido resultante, tres o cuatro veces al día.

Las flores de aciano alivian el picor y la irritación, pues ejerce una acción antiséptica y antiinflamatoria, mientras que la corteza del roble es rica en taninos y tiene la propiedad de drenar las mucosas inflamadas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?