Picores e irritación por desequilibrio en la flora vaginal

Ginecología natural

Picores e irritación en primavera: ¡tienen solución!

Sentir molestias vaginales en esta época del año es más habitual de lo que nos pensamos y se deben a menudo a desequilibrios de la flora bacteriana. Algunas medidas ayudan a combatirlas sin necesidad de recurrir a los fármacos.

Dra. Belén Igual

Si en primavera sientes molestias vaginales, a veces con picor y otras con irritación, o con ambos síntomas a la vez, puede que el problema sea lo que se conoce como una disbacteriosis vaginal. En ocasiones a las mujeres que sufren esta disbacteriosis también les salen pequeñas erupciones en la piel.

Estos síntomas son habituales en esta época de cambio y eclosión, el momento del año en el que las tareas de limpieza en el organismo se reactivan con más fuerza.

Molestias vaginales por un desequilibrio bacteriano

Para entender por qué suelen aparecer estos síntomas en primavera, hay que tener en cuenta primero que hay dos ocasiones en el año en las que el cuerpo se pone al día en tareas pendientes: en primavera y en otoño.

En otoño, las fuerzas van hacia dentro, se interioriza, y por eso es tan frecuente que se reactiven las crisis depresivas. En primavera, las fuerzas y energías van hacia afuera y aparecen alergias, picores o pruritos. En el plano mental, se produce una reactivación de memorias emocionales no resueltas, normalmente en formas de crisis de ansiedad.

Hablamos de disbacteriosis cuando se produce una alteración en la flora bacteriana, que además de bacterias puede incluir otros microorganismos: hongos, virus, levaduras…

En la eclosión primaveral, en esa tendencia a exteriorizar, el cuerpo intenta eliminar toxinas y para ello remueve depósitos y vierte los desechos a la sangre y al mesénquima, el fluido extracelular que conecta sangre, órganos y células.

Esto acidifica ligeramente el medio interno y favorece el crecimiento de determinados microorganismos para que puedan realizar tareas de limpieza. En algunas zonas de la piel y la vagina pueden aparecer picores, irritación e inflamación.

Cómo aliviar el picor y la irritación

Recomiendo no actuar de forma contundente con fármacos supresivos como antibióticos y corticoides, pues el cuerpo tiene sus propios mecanismos de regulación y equilibrio.

Para ayudar a estos mecanismos de regulación, puede ser útil probar las siguientes estrategias:

  • Recurre a un ayuno o dieta depurativa suave.
  • Para potenciar el efecto del ayuno o la dieta, acompáñalos con medicamentos homeopáticos o plantas que ayuden a limpiar el sistema hepático, renal y linfático. Plantas como la ortiga verde y el diente de león ayudarán a la limpieza intestinal.
  • Puedes realizar también lavados vaginales con agua bicarbonatada para alcalinizar el pH y ayudar a equilibrar la flora.
  • Repuebla la flora vaginal con óvulos vaginales probióticos. Hay mujeres que lo hacen con aplicaciones vaginales de yogur o kéfir de cabra.
  • Al mismo tiempo y durante un tiempo después, es importante que refuerces la flora intestinal tomando alimentos probióticos como el chukrut o el miso.
Higiene íntima sin tóxicos

Alternativas naturales

Higiene íntima sin tóxicos

Si también tienes erupción en la piel...

Puedes recurrir, además, a la técnica Shank Prakshalana, una técnica de limpieza intestinal yóguica.

Esta técnica se realiza por la mañana. Se va bebiendo agua templada con sal marina al tiempo se realizan una serie de movimientos y asanas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?