placebo eficaz

Contra el dolor

El placebo puede ser tan eficaz como los fármacos

El placebo es un tratamiento válido contra el dolor en personas con determinadas características, que son capaces de poner en marcha una respuesta cerebral autocurativa.

Claudina Navarro

El placebo se define como una sustancia que no produce efecto alguno en el organismo, pero que puede desencadenar una respuesta positiva debido a las expectativas del paciente.

Esta respuesta positiva no se considera en general significativa. De hecho, un medicamento, para ser considerado eficaz, debe mostrar que su efecto es superior al placebo.

Sin embargo, algunos científicos empiezan a proponer con datos en la mano que el placebo puede ser utilizado terapéuticamente, pues su efecto puede llegar a ser en algunas personas tan potente como los fármacos, pero carece de efectos secundarios.

El placebo redujo el dolor de espalda de pacientes favorables a su efecto

En un estudio de la Universidad Northwestern, una sustancia placebo consiguió reunir todas las pruebas de eficacia para reducir el dolor crónico en la espalda de algunos pacientes. Además se hizo sin engaño: se informó a los pacientes de que se trataba de placebo, y de todos modos se produjo el efecto beneficioso.

El profesor A. Vania Apkarian, director del estudio explicó que se le puede decir al paciente "te vamos a dar un medicamento que no produce ningún efecto fisiológico, pero tu cerebro responderá".

Apkarian añade que el placebo puede ser más eficaz con unas personas que con otras. Las personas que responden al efecto placebo reúnen determinadas características psicológicas, como ser más sensibles a las situaciones dolorosas y más conscientes de sus propias emociones, y también determinadas características anatómicas en el cerebro.

Los pacientes sensibles al placebo tienen un cerebro emocional más grande

El lado derecho (el emocional) de su cerebro es más grande que el izquierdo y muestran un área sensorial cortical más grande que las personas que no responden al placebo.

El estudio indica que el placebo podría ser una buena opción para ciertos pacientes. Para determinar si el placebo puede ser eficaz con un enfermo, habría que hacerle una test psicológico y un escáner cerebral.

Es una opción seria de tratamiento

Con los pacientes adecuados, los médicos deberían plantearse seriamente el recetar placebo en lugar de fármacos, asegura Apkarian.

El estudio pudo realizarse gracias a la financiación del Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa, del gobierno de los Estados Unidos, y de los Institutos Nacionales de Salud del Canadá.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?