Remedios naturales

13 plantas y nutrientes naturales para disminuir el colesterol

Rosa Guerrero

Ciertas plantas y suplementos contribuyen eficazmente a mantener el colesterol malo LDL bajo control. Puedes combinar varios de ellos para conseguir mejores resultados.

Alcachofera

El colesterol es un tipo de grasa que nuestro cuerpo precisa para formar las membranas celulares, los ácidos biliares que segrega la vesícula, las hormonas sexuales, la vitamina D y otros compuestos esenciales.

Si no ingerimos ni un gramo de colesterol (como ocurre si llevas un dieta por completo vegetal), el hígado se encarga de fabricar la suficiente cantidad para el desarrollo de las funciones vitales.

El colesterol circula por la sangre unido a unas moléculas que hacen de soporte: las lipoproteínas. Si estas son de baja densidad (LDL), se va depositando en las paredes de los vasos sanguíneos; pero si son de alta densidad (HDL) es transportado hacia el hígado y transformado en otras sustancias para facilitar su eliminación o reciclado.

El problema surge cuando en la sangre circula una cantidad excesiva de colesterol LDL. Esto puede ocurrir cuando se lleva una alimentación con exceso de grasas saturadas. Entonces el colesterol se deposita en las arterias, lo que dificulta la circulación sanguína y hace que los vasos sanguíneos sean más rígidos.

Los valores adecuados de colesterol LDL deben situarse por debajo de 135 mg/dl, mientras que los de HDL deben estar por encima de los 35 mg/dl. La cifra total considerada normal oscila entre 180 y 220 mg/dl.

Artículo relacionado

Remedios contra el colesterol

Colesterol a raya: 8 remedios para tu botiquín natural

Planta coleréticas y mucilaginosas para reducir el colesterol

Ingerir plantas que estimulan la producción y excreción de ácidos biliares (coleréticas) ayuda al hígado a eliminar mejor el exceso de colesterol. Estas plantas emulsionan las grasas y evitan la acumulación de toxinas, así como la degeneración de los hepatocitos. Las más eficaces son:

1. Alcachofera

2. Cardo mariano

3. Diente de león

4. Cúrcuma

Todas ellas se pueden tomar en forma de extracto seco (500 a 2.000 mg), líquido (15-20 gotas tres veces al día) o decocción (2 o 3 tazas diarias).

Cuatro plantas depurativas

Además puedes tomar plantas que estimulan la eliminación:

5. Boldo: permite realizar un buen drenaje de la vesícula y evita que el colesterol se precipite y forme cálculos.
Dosis: una taza o 1 g de extracto tres veces al día, antes de las comidas.

6. Ortosifón: activa la producción de bilis, es diurético, depurativo y bacteriostático.
Dosis: 30-60 gotas, una a tres veces al día antes de las comidas o de 300 a 1.000 mg de extracto seco.

7. Romero: tomado tras una comida es digestivo y ayuda a eliminar toxinas y a regenerar las células hepáticas.
Dosis: 2-3 tazas diarias de infu­sión o decocción de sus flores u hojas.

8. Zarzaparrilla: favorece la eliminación de urea y disminuye el nivel de colesterol.
Dosis: 15 gotas de extracto líquido en agua antes de las comidas o 3 tazas diarias de la infusión del rizoma.

Artículo relacionado

remedios naturales hígado

9 aliados naturales para regular el colesterol

Tisana para recuperar el equilibrio hepático

En periodos de estrés y fatiga pueden producirse intolerancias alimentarias que perturban el funcionamiento del hígado y elevan la tasa de colesterol.

Para mejorar las funciones hepáticas puedes preparar esta mezcla:

  • 30 g de hojas de boldo
  • 30 g de agrimonia
  • 20 g de arraclán (Rhamnus frangula)
  • 20 g de cálamo aromático.

Se cuecen dos cucharadas soperas de la mezcla en medio litro de agua durante 10 minutos. Esta tisana se bebe antes de las comidas, que deberían ser ligeras hasta recuperar el bienestar digestivo.

Además, las plantas mucilaginosas, como el lino, la zaragatona, o el malvavisco, son también grandes aliadas, ya que actúan como la fibra soluble y colaboran a eliminar el colesterol a través de las heces.

Los mucílagos suelen hallarse en sus semillas y deben ingerirse con abundante líquido para facilitar su acción. La dosis habitual es una cucharada sopera de semillas dejadas en remojo en un vaso de agua durante un par de horas. Se aconseja tomar la mezcla antes de acostarse.

Artículo relacionado

Colesterol y emociones

Colesterol, las emociones también cuentan

Nurtientes esenciales para controlar los niveles de colesterol

Para un tratamiento natural realmente completo, puedes combinar las plantas con nutrientes que puedes tomar en forma de suplemento o a través de los alimentos que los contienen:

9. Ácidos grasos omega-3: actúan como antiagregantes plaquetarios, reducen la viscosidad de la sangre, deshacen los cúmulos de fibrina precursores de los coágulos, reducen los triglicéridos y el colesterol LDL y proporcionan elasticidad a los vasos sanguíneos.
Dosis: como complemento preventivo es suficiente 1 g diario.

10. Complejos antioxidantes: las vitaminas A, C y E, así como el selenio, el cinc y el cromo reducen los radicales libres y protegen las membranas vasculares donde se depositan las placas de ateroma. Para saber más sobre cómo incluir antioxidantes en tu dieta puedes leer el artículo 6 antioxidantes esenciales y cómo sumarlos a tu dieta.

11. Lecitina de soja: actúa como emulgente natural de las grasas y favorece la solubilidad del colesterol, tanto el fabricado por el organismo como el ingerido. Ayuda a eliminar la homocisteína, un residuo metabólico que deteriora la pared interna de las arterias.
Dosis: 1.600 mg diarios.

12. Metionina: interviene en la producción de glutatión (un antioxidante de síntesis interna) y previene la formación del hígado graso.
Dosis: de 500 a 1.000 mg diarios.

13. Policosanoles: se extraen de la caña de azúcar o el salvado de arroz rojo, aunque también se hallan en el tomate, la aceituna y los cereales. Reducen los triglicéridos y aumentan la excreción fecal de colesterol y ácidos biliares. Evitan la agregación plaquetaria y la oxidación de las lipoproteínas.
Dosis: 10 mg diarios.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?