Alivio eficaz

4 plantas para calmar el dolor de artrosis

Estas plantas con efectos antiinflamatorios y analgésicos aliviarán las molestias causadas por el desgaste de los cartílagos de tus articulaciones.

Jordi Cebrián

abedul-remedio-artrosis. Abedul: sus hojas son la principal solución

1 / 4

Abedul: sus hojas son la principal solución

El abedul (Betulia pendula) proporciona una primera solución. Las hojas de este elegante árbol de montaña contienen flavonoides con efectos antioxidantes y sales potásicas de propiedades depurativas y antiinflamatorias.

Resulta muy eficaz para combatir el dolor en artrosis, artritis (inflamación autoinmune o de otro tipo) y gota (exceso de ácido úrico).

Puedes tomar dos tazas al día de la infusión, mejor combinado con hinojo y cola de caballo.

La savia de abedul posee efectos similares.

onagra-artrosis. Aceite de semillas de onagra: antiinflamatorio y antioxidante

2 / 4

Aceite de semillas de onagra: antiinflamatorio y antioxidante

De las semillas de onagra (Oenothera biennis) se obtiene por presión en frío un aceite con un alto poder antiinflamatorio, antioxidante y depurativo.

Este aceite, compatible con tratamientos farmacológicos, se ha demostrado muy efectivo para reducir la rigidez y el dolor.

En función de la intensidad del dolor, toma hasta 6 g diarios en forma de perlas.

cayena-artrosis. Pimienta de Cayena para uso externo

3 / 4

Pimienta de Cayena para uso externo

La pimienta de Cayena (Capsicum frutescens) se aplica sobre la zona afectada, donde actúa sobre los receptores nerviosos y alivia el dolor con una eficacia comparable a la de los antiinflamatorios tópicos.

Aplica la pomada, loción o gel y realiza un masaje suave por el área afectada.

fresno-remedio-artrosis. Las hojas de fresno alivian el dolor

4 / 4

Las hojas de fresno alivian el dolor

Las hojas de fresno (Fraxinus excelsior) reducen la inflamación y alivian el dolor persistente.

Toma hasta tres tazas diarias de la infusión (mezclada con ulmaria, abedul y harpagofito). También se puede aplicar en compresas.

Las plantas, analgésicos naturales para combatir el dolor

El dolor es un ingrato compañero para demasiadas personas. Algunas se acaban acostumbrando y conviven con él con mayor o menor resignación, para otros supone un tormento del que sienten una gran urgencia por librarse.

Y una de las causas más frecuentes de dolor es la artrosis o desgaste de los cartílagos, que afecta a casi 2 de cada 10 mujeres y 1 de cada 10 hombres, según la Sociedad Española de Reumatología.

Con un poco de perseverancia –a menudo no producen efectos inmediatos– las plantas sirven para evitar medicamentos analgésicos que poseen efectos secundarios o, al menos, para reducir las dosis.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?