Descansar mejor

Por qué se ronca y qué hacer para evitarlo de forma natural

Los ronquidos pueden acarrear problemas de salud y conflictos. Eliminarlos es díficil, pero un cambio de hábitos y las terapias naturales ayudan a reducirlos.

El ronquido es un fenómeno muy frecuente. Según Gabriel Sampol, neumólogo de la Unidad Multidisciplinaria del Sueño del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, uno de cada dos hombres adultos y una de cada cuatro mujeres adultas son roncadores.

Sandra Giménez, especialista en neurofisiología clínica de la Unidad del Sueño del centro médico Teknon, asegura que el 45% de los adultos normales ronca ocasionalmente y un 25% lo hace de manera habitual.

¿Por qué tanta gente ronca?

Gabriel Sampol explica que el ronquido es "la vibración de los tejidos de la zona faríngea (la úvula –conocida popularmente como la campanilla– y estructuras adyacentes) producida durante el sueño por el paso del aire que respiramos".

Alfons Vinyals, osteópata, ex presidente de la Federació d’Associacions de Teràpies Naturals de Catalunya, añade que en situaciones normales, durante el sueño, los músculos que controlan la mandíbula, la lengua y el paladar, mantienen la vía aérea abierta. Esto permite al durmiente respirar libre y silenciosamente.

Artículo relacionado

NT778231

7 secretos para un sueño reparador

Pero cuando estos músculos se relajan la mandíbula cae y la lengua va hacia atrás. En consecuencia la vía aérea se estrecha, lo que causa los ronquidos y dificultades respiratorias. El ronquido es la vibración del aire y los tejidos blandos cuando el aire pasa a través de esa apertura estrechada.

Puede haber otros factores, como problemas de la laringe. Si estos músculos se relajan demasiado la vía aérea se puede bloquear por completo e impedir la respiración, lo que provoca un trastorno conocido como apnea obstructiva del sueño.

"Es fundamental distinguir al roncador simple, cuya principal relevancia es la molestia en la convivencia con los que comparten las horas de sueño, del roncador con apneas. En este segundo caso, el paciente además de roncar sufre paros respiratorios intermitentes que impiden que el sueño sea reparador, lo que provoca episodios de somnolencia al día siguiente y diversos problemas médicos, principalmente del aparato cardiovascular", matiza Sampol.

La apnea del sueño suele pasar inadvertida, pero con el tiempo puede afectar al estado de ánimo y la salud del corazón.

¿Cómo se sabe si tienes apnea?

En el estudio de la roncopatía crónica y su relación con la salud, los resultados de los diferentes trabajos pueden diferir. En la práctica clínica, la clasificación de la roncopatía se hace según la frecuencia con la que aparece el fenómeno.

Así, es roncador crónico quien ronca de forma diaria ("siempre o casi siempre"). Si se es roncador crónico se debe observar si hay excesiva somnolencia durante el día y se tiene dolor de cabeza al levantarse o la boca seca.

Si se tienen esos síntomas, es necesario practicar un estudio polisomnográfico para averiguar si se sufre de apnea del sueño o no. En cualquier caso y ante la duda mejor acudir a un profesional de la salud.

Se considera que hay apnea cuando se sufren al menos cinco paradas de respiración por hora, de una duración de diez o más segundos, explica Josep M. Serra, investigador del laboratorio de Neuropsicología de la Universitat de Barcelona.

Artículo relacionado

apnea

Tratamiento natural de la apnea del sueño

¿Cómo se tratan las apneas del sueño?

En los casos más graves, el tratamiento más común es el uso de una máquina que llaman CPAP (presión continua y positiva del aire).

Consiste en una mascarilla nasal que está conectada por un tubo flexible a un pequeño aparato mecánico. Esta máquina insufla aire a mayor presión, lo que provoca la dilatación del conducto respiratorio y la supresión de las apneas. No es muy cómodo, pero en España ya hay unas cien mil personas utilizando esta mascarilla.

En algunos casos el especialista en otorrinolaringología aconseja realizar una intervención quirúrgica para eliminar parcial o totalmente el tejido que provoca la obstrucción.

¿Hay tratamiento para los ronquidos sin apnea?

Laura empieza a sentirse aliviada al saber que hay casos tratables; no todos.

Àngel López Hanrath explica que desde la perspectiva de la medicina tradicional china, los ronquidos pueden deberse sobre todo a tres factores: problemas anatómicos, depósitos de grasa en vías respiratorias (relacionados con obesidad, aunque no siempre) y trastornos neurológicos.

"De las tres causas la medicina china puede tratar con buenos resultados la relacionada con las obstrucciones producidas por depósitos de grasa en las vías respiratorias", asegura Hanrath.

Josep Vila, naturópata, cofundador de la Asociación Profesional de Terapeutas Independientes (APTI), no quiere dar falsas esperanzas y explica que, salvo excepciones, si una persona ha roncado siempre difícilmente puede dejar de hacerlo.

"Es estructural –comenta el naturópata–. También puede suceder que la estructura morfológica pueda corregirse, como sucede con un tabique nasal desviado. Yo nunca he conseguido que un paciente dejara de roncar totalmente.

Sí que puedo ver de dónde viene y mitigar la intensidad. Es el caso de las personas que antes no roncaban y ahora sí. Entonces hay que mirarlo porque puede estar relacionado con un cambio de tensión, con la obesidad, con un taponamiento nasal (sinusitis). No es fácil porque puede ser síntoma de una patología compleja".

Joan Gasparín, presidente de la Sociedad Española de Homeopatía Clásica, también afirma que es muy difícil hacer desaparecer totalmente los ronquidos: "Es un síntoma más dentro de la totalidad de la constitución del paciente. Y en la homeopatía tratamos más a la persona que al síntoma".

Artículo relacionado

La mejor postura para dormir

La mejor postura para dormir

¿Funcionan los aparatos para no roncar?

Hay una variada oferta de artilugios que se venden garantizando la eliminación de los ronquidos, compuesta básicamente de dispositivos dilatadores nasales y de sustancias lubricantes nasales encaminadas a mejorar el paso del aire por la nariz.

Gabriel Sampol aclara que, "lamentablemente, aunque inocuos, no vienen avalados por estudios científicos de calidad y tienen una utilidad muy limitada. Sin embargo, de forma ocasional algunos pacientes manifiestan una mejora que podría justificar su uso a modo de prueba. No curan, por lo que en caso de satisfacción con esos productos su uso tendrá que ser continuado".

Remedios naturales para roncar menos

Vaya, que eliminar los ronquidos no es tan fácil como algunos aseguran. Pero al menos se puede disminuir el volumen del sonido, y para Laura, que ha de aguantar los de su pareja, ya es mucho.

Sampol indica que algunos factores que favorecen el ronquido son corregibles. Aconseja:

Ejercitar la garganta

El ejercicio regular contribuye a que disminuyan los ronquidos, pero también hay ejercicios específicos para trabajar la tonicidad muscular de la garganta y la lengua y así reducir los ronquidos.

"Se han intentado combinaciones de ejercicios del habla, de la deglución, de la musculatura de la cara y de la lengua", explica Gabriel Sampol. Asegura que de momento no tienen suficientes resultados satisfactorios para recomendarlo, "aunque resulta un enfoque suficientemente atractivo para seguir explorando sus posibilidades".

Artículo relacionado

ejercicio-respiracion

11 ejercicios para mejorar tu voz y conectar con ella

Evitar el sobrepeso

La obesidad es el factor más influyente en la aparición del ronquido: los obesos tienen cinco veces más probabilidades de roncar que las personas con peso normal.

Con una pérdida de tres o cuatro kilos, ya puede observarse una mejoría.

Corregir la postura durante el sueño.

Conviene no dormir en decúbito supino (boca arriba) ya que es la posición que favorece más la aparición del ronquido. Es mejor dormir de lado.

Conviene levantar la cabecera de la cama o utilizar dos almohadas.

Eliminar sustancias

Debe evitarse el alcohol, especialmente con la cena, y el uso de medicamentos sedantes, ya que aumentan la tendencia a la vibración de los tejidos faríngeos. En ese sentido también es recomendable no tomar antihistamínicos antes de acostarse.

El tabaco, debido a la inflamación que produce en estos tejidos, también favorece el ronquido.

Ronquidos por resfriados, alergias o gripes

En caso de congestión nasal, se pueden tomar infusiones de salvia o agrimonia una hora antes de acostarse; o cocer hojas de pino o eucalipto en agua un par de minutos e inhalar el vapor justo antes de irse a dormir.

"Todas estas medidas pueden conducir a la desaparición del ronquido– explica Sampol–. Pero en general persiste, aunque con menor intensidad, lo que ya lo hace más tolerable para el compañero de cama.

Si continúan los ronquidos intensos o se sospecha la presencia de apneas asociadas, es preciso buscar consejo médico para valorar otras alternativas de tratamiento".

Alfons Vinyals subraya la posibilidad de que ningún diagnóstico sea definitivo: "Todas estas recomendaciones son saludables, pero también es cierto que las personas abstemias, no fumadoras y de constitución asténica pueden ser roncadoras habituales".

Mejorar el equilibrio renal

Según Vinyals, la propuesta tanto desde la acupuntura como desde la osteopatía craneal consiste en dos cosas: regular y concienciar. Y aplicar técnicas que conduzcan a mejorar la fluidez del sistema renal desde el punto de vista energético. Esto redunda en una mejora ante una mucosa seca, condición que no es infrecuente entre los roncadores.

En cuanto al estilo de vida, conviene inducir una higiene y unos hábitos de vida adecuados, con tendencia a una alimentación más alcalina y menos ácida. "Aparte de toda la técnica aplicable, como siempre, la actitud personal es imprescindible– añade el osteópata–. Tomar conciencia ya permite iniciar procesos de regulación-curación".

Artículo relacionado

Vencer insomnio sin fármacos

Supera tu insomnio sin somníferos

Dieta anti-ronquidos

Como recomendación general, para roncar menos se debe cenar ligero y dejar pasar como mínimo una hora antes de acostarse.

Desde la medicina china, Àngel López Hanrath da algunas pistas más concretas de cómo evitar y prevenir los ronquidos. Explica que el roncar se relaciona sobre todo con el sistema digestivo. Y en ese sentido la dieta debería adaptarse a las diferentes estaciones del año.

"En invierno corresponde tonificar la energía interior (yin) y cuidar el riñón. Es momento de los alimentos calientes y tibios:

  • Con estas características encontramos los cereales como el arroz, el mijo o la quinoa, que a la vez son muy nutritivos.
  • No es conveniente abusar de las ensaladas y los alimentos crudos, y menos aún en la cena.
  • Un puré de calabaza o un caldo son buenos complementos cuando las noches comienzan a ser frías.
  • Los lácteos pueden incrementar la generación de obstrucciones, por lo que son poco aconsejables, sobre todo antes de ir a dormir".

Tampoco descarta abordar aspectos emocionales. "Las obsesiones y la preocupación excesiva son emociones que desgastan el bazo, por ello no todo el diagnóstico está relacionado con la dieta. Empezar a roncar puede ser una pista para tomar conciencia de que las preocupaciones son excesivas y empiezan a afectar al cuerpo físico".

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?