Estimula tus defensas

¿Existen medios naturales para prevenir el coronavirus de Wuhan?

Claudina Navarro

Aún no se sabe el alcance de la epidemia de neumonía de Wuhan, pero conviene estar preparados. Las medidas preventivas naturales son las mismas que sirven para prevenir gripes y resfriados.

En este momento no se sabe hasta dónde llegará la amenaza del coronavirus de Wuhan (China). Las autoridades chinas informan de que el virus muta rápidamente, que ya ha incrementado su capacidad infecciosa y que las personas transmisoras no muestran necesariamente síntomas de enfermedad.

La investigación para desarrollar una vacuna está en marcha, pero no estará disponible antes de un año, en el mejor de los casos, según la Alianza Global para las Vacunas y la Inmunización (GAVI).

Aún no hay un tratamiento eficaz contra la neumonía de Wuhan

Actualmente los enfermos solo pueden ser tratados con fármacos antivirales existentes, de eficacia limitada, y con otros medicamentos que combaten los síntomas (fiebre, inflamación, dolor).

Los especialistas recomiendan las mismas medidas preventivas generales que se toman frente a los resfriados y la gripe: evitar el contacto directo con personas con síntomas y lavarse con frecuencia las manos.

Artículo relacionado

remedios-naturales-resfriado

¿Tienes gripe o resfriado? Estos son los mejores remedios naturales

Por el momento se estima que la neumonía de Wuhan causa una mortalidad del 3% entre las personas afectadas. Las víctimas suelen ser personas mayores, con alguna enfermedad crónica o inmunosupresión. Por eso, las personas sanas y con un sistema inmunitario fuerte tienen menos que temer. Pueden evitar o superar la infección sin secuelas.

Reforzar el sistema inmunitario y utilizar medios naturales con propiedades antivíricas puede ser una estrategia eficaz y en nuestras manos para prevenir una posible infección o para luchar contra el virus si es el caso.

Hábitos que aumentan la resistencia a los virus

Una alimentación basada en productos enteros y naturales, con presencia de 5 a 10 raciones diarias de frutas y hortalizas, la mitad de ellas frescas, permite el buen funcionamiento de los sistemas defensivos del organismo.

El descanso nocturno con suficiente sueño de calidad es imprescindible para mantener el número y la actividad de las células inmunitarias que detectan y eliminan los virus antes de que se conviertan en un problema.

Además, durante el día conviene realizar paradas en el trabajo y practicar meditación, respiración consciente o alguna técnica de relajación.

El ejercicio físico es igualmente necesario. La actividad física fortalece la inmunidad, mejora la circulación y reduce la inflamación. Si no existe ninguna enfermedad que lo contraindique, la dosis mínima de ejercicio, incluso para las personas mayores, es de 30 minutos, tres días a la semana.

Finalmente, es recomendable el consumo regular de alimentos y plantas que poseen propiedades antivíricas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?