Tratamiento eficaz

Reflexología infantil: un remedio para cada dolencia

Estos masajes en los pies combaten eficazmente las dolencias de los niños más habituales.

Alicia Bernal

reflexologia conjuntivitis. Para la conjuntivitis

1 / 6

Para la conjuntivitis

Qué es: inflamación de la mucosa o tejido que recubre los ojos y la parte interna de los párpados.

Puntos reflejos implicados: ojos, oídos y ganglios del cuello.

Cómo se trabajan: con presiones semi suaves entre la unión de los dedos sin penetrar en ellas. La del meñique y el anular corresponde a los oídos interno y medio; la del anular y el dedo corazón, al oído externo; y la del corazón y el índice, al ojo. Todos se corresponden con los ganglios del cuello.

reflexologia cefalea. Para la cefalea

2 / 6

Para la cefalea

Qué es: dolor o molestia de distinta intensidad en cualquier parte de la cabeza.

Puntos reflejos implicados: plexo solar, senos frontales y cabeza.

Cómo se trabajan: el plexo solar y los senos frontales se trabajan como hemos descrito en los puntos 4 y 5. La cabeza corresponde al dedo pulgar en los dos pies y se trabaja haciendo arrastres en todo el ancho del dedo.

reflexologia enuresis alergias. Para alergias y enuresis

3 / 6

Para alergias y enuresis

Puntos reflejos implicados: glándulas suprarrenales, riñones, uréteres, vejiga y uretra.

Cómo se trabajan: los dos primeros, con arrastres de 1 cm hacia el talón. El uréter, con un arrastre largo en forma de media “u” y, al llegar a la cara interna del pie, hacemos una pequeña presión para trabajar la vejiga. Desde ahí, realizamos un arrastre de 1 cm para trabajar la uretra.

reflexologia escoliosis. Para la escoliosis

4 / 6

Para la escoliosis

Qué es: alteración de la alineación de las vértebras de la columna.

Puntos reflejos implicados: la columna, que se encuentra en la cara interior del pie y va de la base de la uña del dedo gordo hasta la del talón.

Cómo se trabaja: haciendo pequeños arrastres suaves de 1 cm hacia abajo (del tobillo hacia la planta del pie). Empezamos por el talón y vamos ascendiendo poco a poco hasta la base del dedo pulgar.

reflexologia insomnio. Para el insomnio

5 / 6

Para el insomnio

Qué es: falta anormal de sueño y dificultad para conciliarlo que se sufre en el momento que corresponde dormir.

Puntos reflejos implicados: columna vertebral y plexo solar.

Cómo se trabajan: la columna se trabaja de la misma forma que en el punto 2. El plexo solar se encuentra en línea recta desde el dedo medio y por debajo de la almohadilla del pie. Colocamos la yema del dedo pulgar y rotamos en sentido contrario a las agujas del reloj sin levantar el dedo.

reflexologia otitis. Para la otitis

6 / 6

Para la otitis

Qué es: inflamación del oído, debida generalmente a una infección, que produce dolor intenso y fiebre.

Puntos reflejos implicados: plexo solar, oído interno, oído medio y oído externo, así como los senos frontales.

Cómo se trabajan: el plexo solar se trabaja igual que en el punto 4; y el oído, del mismo modo que en el punto 1. Los senos frontales se trabajan realizando presiones en todas las yemas de los dedos.

¿Qué es la reflexologia podal?

La reflexología podal es una terapia milenaria que conoce y prueba cada vez más gente. Pertenece al grupo de terapias de masajes reflejos, que basan su técnica en la aplicación de estímulos sobre áreas que se hallan alejadas de los órganos o las zonas afectadas.

Los pies son un reflejo perfecto del cuerpo, pues en ellos están representados los órganos, las glándulas, los tejidos y músculos, y resulta muy fácil trabajar con ellos.

La reflexología podal es una terapia holística no invasiva. Holística porque considera el cuerpo como un todo; todas sus partes están interrelacionadas y el síntoma de la enfermedad es la manifestación local de algo que afecta a todo el organismo. Y no invasiva porque no introducimos nada externo, simplemente activamos el poder curativo del propio cuerpo.

Pone a punto el cuerpo, ya que lleva el órgano, la glándula, el tejido o el músculo que se encuentra en disfunción, ya sea por exceso o por deficiencia, al estado óptimo. Cuando hacemos un masaje reflexológico podemos sentir “arenilla” en el órgano reflejo, si está en desequilibrio, y vemos cómo se va deshaciendo a medida que trabajamos con él.

Antiguamente, se creía que la reflexología podal solo era adecuada para tratar a los adultos; no se utilizaba con niños ni embarazadas. Sin embargo, actualmente se ha visto que es una herramienta muy eficaz para abordar síntomas que aparecen en el cuerpo en cualquier fase de la vida.

Preventiva y curativa

Está comprobado que cuando las enfermedades, en su estado inicial, se tratan con terapias alternativas, la evolución es más favorable. Esto no quiere decir que no se consulte al pediatra, sino que podemos ayudar a nuestro hijo a combatir procesos infecciosos propios de la edad –una gripe, un resfriado, una conjuntivitis, un virus estomacal, una otitis, una bronquitis...– y no saturar los servicios de Urgencias con situaciones que evolucionan favorablemente, y muchas veces se resuelven, en un par de días.

Tocar es querer

Además de curativa, la reflexología podal en la infancia tiene otro papel: es vinculativa. Cada vez que hacemos un masaje a nuestro hijo estamos fomentando el vínculo, ya que al tocar sus pies con nuestras manos se siente contenido y querido igual que cuando estaba en el vientre materno. La reflexología infantil también nos permite trabajar los sentidos del bebé: al tocarle los pies trabajamos el sentido del tacto; cuando le miramos a los ojos durante el masaje, la vista; cuando le hablamos, el sentido auditivo...

Si han probado alguna vez la reflexología, la mayoría de los niños pequeños, al encontrarse mal, piden enseguida un masaje en los pies. Mis tres hijos la tienen tan integrada que si alguno de sus amigos muestra un malestar, rápidamente me dicen: “Mamá, ¿le haces un masaje en los pies?”.

Etiquetas:  Niños

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?