Con aloe y aceites esenciales

Sequedad vaginal: cómo hacer tu propio remedio calmante

Con aceites vegetales, aceites esenciales y gel de aloe vera puedes preparar un eficaz remedio natural para aliviar la sequedad vaginal y prevenir los picores.

Antonia Jover, aromatóloga
Antonia Jover

Aromatóloga

La sequedad vaginal es habitual en la mujer en diferentes situaciones y etapas de la vida, como en periodos de mucho estrés, cuando se toman anticonceptivos, por el uso de tampones o en la menopausia. Esta falta de lubricación natural puede provocar síntomas como irritación, picor, ardor o dolor en las relaciones sexuales.

Para aliviarla contamos con unos buenos aliados para cuidar la mucosa vaginal: los aceites vegetales y algunos aceites esenciales, que combinados convenientemente pueden ayudar a mantener a raya posibles desequilibrios de la flora vaginal y a rehidratar la zona. Si además añadimos gel de aloe vera conseguiremos aún mejores resultados.

Onagra, aloe y aceites esenciales: tu remedio natural para la sequedad vaginal

Para calmar la sequedad vaginal mi recomendación son los siguientes aceites esenciales, que te propongo diluir bien en un aceite vegetal de onagra y combinar con gel puro de aloe vera para elaborar tu propio remedio calmante:

  • Fragonia (Agonis fragans): el aceite esencial de este arbusto de origen australiano posee propiedades antibacterianas y antifúngicas que protegen de posibles infecciones. Su actividad antimicrobiana es similar a la del árbol del té, la hierba limón o el orégano, pero se considera por excelencia el aceite esencial relacionado con la feminidad.
  • Manuka (Leptospermum scoparium): aunque la miel de manuka, un pequeño arbusto de Nueva Zelanda, hace ya un tiempo que suena, el aceite esencial que se obtiene de sus hojas es todavía un gran desconocido. Posee una potente acción antibacteriana y antifúngica que protege también de posibles infecciones y es uno de los mejores aceites esenciales para regenerar piel y mucosas.
  • Salvia romana (Salvia sclarea): de este aceite esencial, muy adecuado para regular los desequilibrios hormonales femeninos, nos interesan sus propiedades tonificantes de la mucosa vaginal y sus propiedades anti-infecciosas.

En el gel que te propongo utilizaremos unas gotas de cada uno de estos aceites esenciales. Los diluiremos en aceite vegetal de onagra, de propiedades regeneradoras, y potenciaremos el efecto con el gel de aloe vera, de propiedades hidratantes y regeneradoras. Añadiremos vitamina E como conservante. Es muy fácil de preparar:

Ingredientes y cantidades que necesitas:

  • Aceite esencial de fragonia: 25 gotas
  • Aceite esencial de manuka: 10 gotas
  • Aceite esencial de salvia romana: 25 gotas
  • Aceite vegetal de onagra: 3 gramos
  • Gel de aloe vera ecológico: 45 gramos
  • Vitamina E: 8 gotas

Cómo preparar y utilizar el gel calmante:

  1. Mezclamos bien todos los ingredientes.
  2. Si posible, guardamos la mezcla en un frasco de cristal oscuro con dosificador.
  3. Aplicamos la cantidad necesaria en el conjunto de la zona genital mañana y noche.

Es muy importante buscar un gel de aloe vera con certificación ecológica para asegurarnos de que no contiene componentes indeseables.

Precauciones

Las personas que padecen o han padecido un cáncer hormono-dependiente deben sustituir la salvia esclarea por el aceite esencial de naranjo amargo hoja (petit-grain).

Algunas recomendaciones para la sequedad vaginal
por la Dra. Belén Igual

Para prevenir y aliviar la sequedad vaginal no solo tenemos que buscar soluciones externas. Conviene también cuidar la alimentación, especialmente ingiriendo ácidos grasos omega-3,- 6 y -9, así como alimentos ricos en vitamina A, que mejoran el estado de todas las mucosas.

Hay que tener en cuenta asimismo que tener orgasmos favorece que la mucosa esté húmeda. Es importante tomarse el tiempo necesario a la hora de tener relaciones sexuales pues en ocasiones, dándole tiempo, la vagina puede lubricarse sin necesidad de ayudas externas.

El aceite virgen de oliva es un buen lubricante para la mucosa vaginal. No obstante, existe un aceite óptimo para las mucosas: el de espino amarillo. Se comercializa en forma de perlas con el nombre de Oliovita, aunque también se puede aplicar tópicamente en la vagina.

Aunque en algunos países donde las terapias alternativas están más desarrolladas se comercializan óvulos de aceites esenciales, de cara a usar estas soluciones hay que tener cuidado, sobre todo con las preparaciones caseras. pues los aceites esenciales solo se pueden aplicar en las mucosas en una dilución muy baja (0,02%).

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?