Sin sobresaltos

4 plantas para suavizar una mala digestión

Jordi Cebrián

¿Sufres dispepsia? Las plantas medicinales reducen la irritación del sistema digestivo causada por los nervios o por los alimentos.

Una de cada cinco personas padece de forma regular de unas digestiones pesadas, lo que también se conoce técnicamente como dispepsia. Una digestión pesada se acompaña a veces de síntomas como dolor de vientre, gases, eructos o cansancio, que pueden durar más o menos tiempo y que nos restan mucha energía.

Las causas de una digestión pesada pueden ser diversas: desde trastornos como la acidez estomacal o el estreñimiento a malos hábitos como tragar aire cuando se come o el consumo de alimentos irritantes o alergénicos, alcohol o bebidas azucaradas y gaseosas. Detrás de las digestiones pesadas también puede haber un factor de estrés, irritabilidad, ansiedad…

Suavizar la dispepsia

La fitoterapia cuenta con numerosas plantas digestivas que pueden ayudar al organismo a digerir mejor y evitar las molestias.

Otra buena manera de favorecer una digestión pacífica es añadir especias a las recetas. Destaca el jengibre, con un agradable sabor fresco y picante. También es especias eficaces la canela, muy útil para calmar los espasmos gastrointestinales, los gases y las digestiones lentas, y el aromático comino, que puedes utilizar como especia o masticar las semillas después de comer.

1 / 4

1 / 4

Boldo para estimular la digestión

El boldo es un magnífico aliado para evitar la mala digestión. Esta planta de origen chileno (de nombre científico Peumus boldus) contiene un aceite esencial, flavonoides y taninos que desinflaman y estimulan el tracto digestivo y favorecen las funciones del hígado y la vesícula.

También es sedante, por lo que es eficaz cuando la dispepsia tiene que ver con los nervios.

La infusión de boldo, grata al paladar, se toma a razón de dos tazas al día, en sustitución del té o el café. Evítala si estás embarazada o piensas estarlo pronto, por su contenido en alcaloides.

2 / 4

Mejorana para calmar los nervios

La mejorana (Origanum majorana) reúne las virtudes necesarias para mitigar la dispepsia nerviosa. Es sedante, combate los gases y te ayuda a digerir cómodamente los alimentos. Además tiene propiedades tranquilizantes, es antiespasmódica y protege las mucosas digestivas.

Se puede tomar en extracto líquido o en infusión, sola o en combinación con otras hierbas digestivas, como la tila (Tilia platyphyllos). Podemos infusionar las sumidades floridas de la planta y tomarnos un vaso después de las comidas para evitar molestias.

El aceite esencial de la mejorana es sedante, antiinflamatorio y antiespasmódico. 

3 / 4

Menta, frescor analgésico

Otra opción para la mezcla es la menta (Mentha x piperita), que combate el dolor de cabeza asociado si se presenta.

La menta es muy útil contra las digestiones complicadas por su efecto analgésico y su poder estimulante de los jugos biliares.

Usamos sus hojas secas o frescas y podemos tomarla en infusión, hasta 3 vasos al día; en extracto líquido; en tintura, o en cápsulas.

4 / 4

Jengibre para digerir mejor

Esta raíz estimula nuestras enzimas digestivas y es muy fresca y sabrosa.

Para aprovechar sus beneficios digestivos, podemos infusionar en agua 3 g de jengibre en polvo o 10 g de la raíz fresca y tomar la mezcla dos veces al día.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?