Calentar el cuerpo

Remedios naturales para los pies fríos crónicos

Dr. Pedro Ródenas

Tener los pies fríos está relacionado con la mala circulación y con la predisposición a sufrir inflamación de amígdalas y faringe, dolores de cabeza, resfriados… Aprende cómo vencerlos y evitarás los refriados recurrentes.

En medicina naturista los pies fríos se interpretan como el resultado de un desequilibrio térmico que afecta a todo el organismo. Puesto que la afluencia de sangre es la que da el calor a la zona irrigada, los pies fríos nos dicen que la sangre que falta en las extremidades está acumulada en otras partes del cuerpo: vísceras abdominales y especialmente tórax y cabeza.

Hay numerosos estudios médicos, la mayoría de ellos realizados en Alemania, que demuestran la relación existente entre pies fríos crónicos e inflamaciones crónicas de amígdalas y faringe, dolores de cabeza, resfriados, congestiones nasales y bronquiales, asma, tenesmo urinario o alteraciones del sistema nervioso.

Los pies fríos, un indicador de que la circulación no es óptima

En la mayoría de los casos las conclusiones se obtienen a partir de la solución de estas patologías al corregir los pies fríos crónicos. Estos estudios también nos hablan de una incorrecta distribución de la sangre, de una acción refleja entre los pies y el resto del organismo.

Para corregir este problema debemos:

  • Cuidar la dieta. Escoger una dieta mediterránea con tendencia a vegetariana.
  • Evitar los hábitos tóxicos; alcohol, café y sobre todo tabaco.

Artículo relacionado

estrategias-adaptarse-frio

5 estrategias para tonificar el cuerpo y el estado de ánimo cuando hace frío

Las 5 claves para combatir los pies fríos

Para combatir los pies fríos crónicos, contamos con los estímulos que ofrece la naturaleza. Unos sencillos consejos y hábitos de vida pueden ser de gran ayuda para acabar con este problema.

  1. Andar descalzo sobre el césped o la arena húmedos, por la orilla de la playa o en los circuitos de centros termales o balnearios es una buena forma de irrigar los pies estimulando al mismo tiempo sus zonas reflejas. Estas técnicas siempre deben finalizarse secándolos y abrigándolos.
  2. Estimular sus zonas reflejas. Consiste, mientras estamos sentados, en pisar una pelota de tenis o similar haciéndola rodar, o masajearlos con rodillos de madera especiales para reflexoterapia.
  3. Realizar actividad física regular. La práctica de un deporte, es un buen recurso para ejercitar la musculatura vascular y la del resto de músculos del organismo. Estos reciben e impulsan con fuerza la sangre a su vez hacia las extremidades y la superficie del cuerpo, lo que ayuda a nutrir la piel y a corregir este desequilibrio térmico, que suele ser muy molesto para quien lo padece.
  4. Finalizar las duchas con agua fría. Es muy importante para mantener una buena salud vascular y general no olvidar nunca finalizar cualquier ducha o baño de agua caliente con agua fría. Este simple consejo puede ayudar a fortalecer el organismo y evitar muchos resfriados.
  5. Baños de pies alternos. Es el remedio más estudiado y utilizado para los pies fríos. Consiste en sumergir los pies en agua caliente y agua fría de forma alterna. A continuación te explicamos cómo realizar la técnica de forma correcta.

Artículo relacionado

4 pasos alquimia sexual

4 pasos para aumentar tu energía vital y conectarte

Cómo realizar correctamente los baños de pies

  • Se sumergen ambas extremidades en agua caliente (38-40 °C) durante tres minutos.
  • Luego se sumergen ambas extremidades un minuto en agua fría (aproximadamente 15 °C).
  • Se repite esta operación tres veces y luego se secan y se abrigan.
  • También se puede caminar un poco para activarlos.
  • Estos baños deben hacerse diariamente durante un cierto tiempo, hasta que el problema se solucione.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?