Tratamiento natural

4 remedios homeopáticos eficaces contra el síndrome del burnout

Dra. Claudina Vidal

Si tu cuerpo ya no puede seguir tu ritmo, tanto a nivel emocional como a nivel físico, quizá sufras el síndrome del burnout o lo que tradicionalmente se conoce como "estar quemado". La homeopatía te ofrece opciones para hacerle frente.

El síndrome de burnout, que significa "estar quemado", es un tipo de estrés laboral que se caracteriza al inicio por la disminución de la eficacia y eficiencia, con sensación de cansancio físico y emocional injustificado, seguido de un empobrecimiento de las relaciones personales que dan lugar a un aumento del absentismo mental (desconexión de las tareas) y absentismo físico con retrasos progresivamente superiores en reincorporarse al lugar de trabajo.

Con el tiempo, el síndrome de burnout también puede provocar síntomas de ansiedad y otros cuadros más graves, como la depresión. Ante la aparición de los primeros síntomas, conviene actuar. Existen varios remedios homeopáticos muy útiles para el burnout que hay que tener en cuenta.

Artículo relacionado

Ataques ansiedad

Ataques de ansiedad: cuando el control se descontrola

Homeopatía para el estrés

Hemos seleccionado cuatro remedios homeopáticos que podrían ser de ayuda en los casos de sufrir este tipo de estrés laboral, según los síntomas que se presentan asociados a este síndrome. Sin embargo, sería adecuado visitar a un médico homeópata para realizar un estudio completo y que realice un tratamiento personalizado.

1. Phosphoricum acidum 15 CH

El Phosphoricum acidum 15 CH es adecuado para tratar el burnout cuando existe agotamiento nervioso, con indiferencia y apatía o si se tiene dificultad para ordenar las ideas. También conviene cuando el trabajo intelectual agota, se está adormilado por la tarde, se sufre de insomnio por la noche y se sufren cefaleas. Se aconsejan tomar de 3 a 5 gránulos, tres veces día.

2. Ignatia amara 15 CH

La Ignatia amara 15 CH conviene cuando el estrés laboral cursa con cambios de humor y un comportamiento paradójico. Es adecuado en personas sensibles a las contrariedades y que mejoran con la distracción.

También conviene para tratar el burnout cuando aparecen suspiros frecuentes, taquicardia emocional, miedo por anticipación, ansiedad o síndromes depresivos de tipo reactivo. El médico homeópata debe pautar la dosis en función del caso.

Artículo relacionado

ansiedad

3 tipos de ansiedad y cómo superarla

3. Aconitum napellus 15 CH

El Aconitum napellus 15 CH es un remedio homeopático que suele prescribirse cuando el estrés en el trabajo provoca insomnio y se producen despertares nocturnos durante el sueño que además van acompañados de angustia y agitación.

También es el remedio de elección cuando aparece taquicardiaparoxística. Se toman más gránulos o menos al día en función de los síntomas. Conviene consultar con el médico.

4. Argentum nitricum 15 CH

Si se sufre miedo por anticipación y se temen acontecimientos próximos: coger el tren, el avión, un examen, una reunión... conviene el Argentum nitricum 15 CH. Este es el remedio de elección también si aparece agitación habitualmente, diarreas emocionales o dificultad frecuente para quedarse dormido.

Asimismo, conviene en caso de aparición de temblores, vértigos molestos y cefaleas recurrentes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?