Ritmos corporales

El sueño perdido no se recupera el fin de semana

Claudina Navarro

Si una noche duermes poco, no creas que lo vas a recuperar el fin de semana. Este mal hábito se relaciona con aumento de peso y alteraciones de la melatonina.

Los españoles duermen una media de una hora menos que el resto de europeos. Muchos intentan compensarlo quedándose en la cama el sábado o el domingo por la mañana, pero esta no es la solución. El daño producido por la falta de horas de sueño no se arregla con más horas de descanso durante el fin de semana. De hecho, dormir más horas el sábado o el domingo podría empeorar el desarreglo.

Científicos de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos) diseñaron un estudio con tres grupos de participantes. Los del primer grupo durmieron ocho horas diarias durante 12 días. Los del segundo durmieron 8 horas las tres primeras noches, y 5 horas las siguientes 9. El tercer grupo pudo dormir a voluntad después de 4 días de limitación, para después volver a dormir 5 horas durante dos días más.

Artículo relacionado

Cómo tener más melatonina

¡Apaga la luz y enciende tu melatonina!

Además, los tres primeros días todos los participantes siguieron una alimentación controlada y los días siguientes tuvieron libertad para elegir sus menús. Los investigadores analizaron el número total de horas de sueño, los cambios en la ingesta de calorías y peso, la resistencia a la insulina y los niveles de melatonina (la hormona del sueño, que posee propiedades antioxidantes).

No se recuperan las horas de sueño

El director del estudio, el profesor Kenneth Wright, explica que el número total de horas dormidas por los participantes con libertad para "recuperarse" (el tercer grupo) no igualó el número de horas de los participantes del primer grupo. Como curiosidad, los participantes del tercer grupo alargaron el descanso hasta mediodía del sábado y los hombres durmieron más que los mujeres.

Por otra parte, al monitorear los niveles de la hormona melatonina, el equipo descubrió que los relojes corporales internos de los participantes se alteraron en mayor medida cuando la falta de sueño se combinaba con la "recuperación" del fin de semana que cuando el patrón de sueño era escaso, pero regular.

Artículo relacionado

Cómo dormir bien

Cómo dormir bien: 8 rutinas para descansar de verdad

Aumenta el peso y disminuye la sensibilidad a la insulina

En cuanto a la ingesta de calorías y el peso corporal, los participantes que disfrutaron de ocho horas de sueño constantes no mostraron cambios significativos en el peso. En cambio, los otros dos grupos, que durmieron menos, aumentaron una media de 1,5 kg, y desarrollaron una disminución de la sensibilidad a la insulina, la hormona que regula los niveles de azúcar en la sangre.

Los investigadores sugirieron que el incremento del peso podía deberse, al menos en parte, a la costumbre de los participantes de añadir una ingesta posterior a la cena en los días de privación de sueño, lo que puede alterar el metabolismo de varias maneras.

Los científicos, que han publicado su estudio en Current biology, concluyen que la privación de sueño produce claros efectos negativos sobre el metabolismo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?