La fiebre debilita al virus

Covid 19: los riesgos de suprimir la fiebre los primeros días

Dr. Pedro Ródenas, médico naturista

La fiebre es un mecanismo de defensa del organismo. Aunque suprimirla puede estar indicado en algunos casos, en otros podría relacionarse con una peor evolución.

Uno de los síntomas asociados a la Covid 19 es la fiebre. Ante la duda de si debemos suprimirla o no, primero es importante comprender qué función cumple la fiebre, en esta y otras infecciones.

La fiebre es quizás el más característico de los fenómenos de defensa del organismo. Cuando se produce una elevación de la temperatura del cuerpo por encima de los 38ºC, ocurren diferentes fenómenos:

  • El interferón, una proteína que produce el organismo y que tiene capacidad antivírica y antibacteriana, se hace hasta tres veces más potente en su actividad.
  • La producción de linfocitos T, unas células del sistema inmunitario que son claves para defenderse de agentes microbianos que se replican dentro de las células (como los virus), se incrementa hasta veinte veces.
  • Las combustiones internas que se producen en la fiebre destruyen las sustancias morbosas, desintegrándolas y haciendo posible su eliminación a través de los emuntorios orgánicos (el sudor, la orina, la respiración…).
  • Con el incremento de la temperatura se dificulta asimismo el crecimiento microbiano.

Artículo relacionado

cardo mariano

Investigan las propiedades contra la COVID-19 del cardo mariano

Qué pasa cuando se suprime la fiebre en la Covid 19

Como sabemos, la covid 19 es una enfermedad infecciosa, de origen vírico, que en la mayoría de los casos evoluciona de forma leve. Sin embargo, en ocasiones, especialmente en personas con una enfermedad de base (como una cardiopatía, una diabetes…), personas polimedicadas o personas que tienen un sistema inmunitario debilitado, la enfermedad puede agravarse hasta el punto de ocasionar la muerte.

El SARS-Cov-2 es el virus necesario para producir la Covid 19, pero no su verdadera causa: es el terreno, la inmunidad del paciente, lo que permite que el virus se multiplique, o no, y produzca la enfermedad. Pues bien, este virus llega al organismo del paciente a través de la boca y de las fosas nasales, y en la mucosa de esta zona instala su reservorio, lo que podríamos llamar su "campamento base".

Ahí el virus se multiplica y se prepara para descender a las vías respiratorias bajas, los bronquios y los pulmones, hasta llegar a los alveolos pulmonares, donde realmente produce estragos.

Artículo relacionado

Mujer cuello

Una microbiota sana en la garganta reduce el riesgo de coronavirus

Si nosotros suprimimos la fiebre a los primeros síntomas, estamos impidiendo que el organismo se defienda y debilite al virus, de manera que cuando se produzca su descenso a pulmones, el SARS-Cov-2 llegará con toda su fortaleza y "virulencia" intacta, lo que puede ocasionar los casos graves, incluso mortales, de covid 19.

Por este motivo, desde la medicina naturista, y también desde la medicina hipocrática (aunque últimamente se olvida), no se recomienda suprimir la fiebre con antitérmicos, o cualquier tratamiento sintomático, desde el inicio.

están indicados cuando la fiebre es muy alta y se prolonga durante días.

Al respecto, un interesante estudio reciente, publicado en Medical Hypotheses, relaciona el uso de Ibuprofeno, uno de los más potentes antitérmicos, con una peor evolución en los casos de covid 19. Como acabamos de explicar, tiene su lógica: impedir que el organismo utilice uno de los mecanismos de defensa más efectivos que posee ante las infecciones, como es la fiebre, es facilitar el aumento de casos graves de covid 19 y sus consecuencias.

Artículo relacionado

Remedios naturales covid y resfriados

Remedios naturales que ayudan contra el resfriado o casos leves de COVID-19

Lavados nasales y gargarismos, tratamientos sencillos que pueden ayudar

El lavado nasal y los gargarismos con agua de mar (o 1 cucharada rasa de sal marina diluida en medio litro de agua) sí pueden ser útiles para prevenir e incluso acompañar el tratamiento. En el caso de los gargarismos, se puede añadir al agua con sal el zumo de medio limón y 30 gotas de própolis por vaso de agua.

Como hemos dicho, la cavidad nasofaríngea es el reservorio del virus y, por tanto, el origen de las "gotitas" que se expulsan al toser, estornudar o hablar, vía de contagio. Con el lavado nasal y los gargarismos se favorece el arrastre y la eliminación de parte de la mucosidad de esta zona, lo cual hace recomendable hacerlos hasta 2 o 3 veces al día.

Al proteger la cavidad o reducir el reservorio, la prevención y el tratamiento son más eficaces. La gravedad de la infección se inicia cuando se traslada de las vías respiratorias altas (nariz y garganta) a las bajas (tráquea, bronquios y pulmones). De ahí la importancia de esta recomendación.

Por el contrario, los vahos estarían contraindicados. Aunque su utilidad en resfriados y gripes haría pensar que pueden ayudar en la covid 19, se comenta que las gotitas de vapor de los vahos podrían trasladar el virus de las vías respiratorias altas a los alveolos pulmonares. Esto ocurriría en las primeras inhalaciones, sin dar tiempo a que el calor aniquile el virus (que es termolábil por encima de 56°C). Por eso, ante la duda, lo mejor es tomar la decisión más protectora para el paciente, que es no hacer vahos.

Artículo relacionado

Qué hacer si sube la fiebre por resfriado

¿Qué debemos hacer cuando tenemos fiebre por un resfriado?

Referencias

2020 Nov; 144: 109880.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?