Higiene natural

El té verde es un enjuague bucal natural ideal

Si bien los enjuagues bucales convencionales con clorhexidina son muy efectivos, pueden tener efectos secundarios. El té verde, en cambio, se puede usar como enjuague bucal sin consecuencias negativas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Los enjuagues bucales son populares porque son una forma sencilla de combatir la placa, la caries y las bacterias dañinas en la boca. Si bien los enjuagues bucales convencionales con clorhexidina son muy efectivos, pueden tener efectos secundarios. El té verde, en cambio, se puede usar como enjuague bucal sin consecuencias negativas.

La placa causa enfermedades crónicas

La placa y las bacterias que viven en ella se consideran la principal causa de la gingivitis y la periodontitis. Ambas enfermedades están asociadas con la inflamación crónica. Las encías se retraen y se desarrollan bolsas donde se acumulan bacterias.

Desafortunadamente, no solo el área de la boca se ve afectada, porque la periodontitis está estrechamente relacionada con otras enfermedades inflamatorias crónicas. Por ejemplo, las personas con periodontitis tienen más probabilidades de desarrollar artritis, arterioesclerosis y diabetes. Una buena higiene bucal es, por lo tanto, una medida preventiva importante.

Artículo relacionado

Enjuague bucal contra placa y bacterias

Si logras mantener bajo control tanto la placa como las bacterias dañinas, reduces enormemente el riesgo de periodontitis y puedes detener o al menos ralentizar la progresión de la periodontitis existente. Pero eliminar la placa no siempre es fácil.

Para eliminar la placa, es decir, la película dental, se requiere un cuidado dental completo, que rara vez se practica en la medida necesaria (cepillarse los dientes varias veces al día y usar hilo dental varias veces al día). Los utensilios de limpieza muchas veces no llegan a todas las partes del diente. Los enjuagues bucales pueden ser de ayuda.

Los enjuagues bucales convencionales no son óptimos

La clorhexidina se considera el estándar de oro entre los ingredientes activos antiplaca en los enjuagues bucales. El producto químico tiene un espectro muy amplio de actividad antibacteriana y, al mismo tiempo, es de baja toxicidad. La clorhexidina puede reducir la cantidad de bacterias en la saliva hasta en un 90% y mantener este nivel bacteriano bajo durante algunas horas.

Sin embargo, en algunos casos, la clorhexidina puede tener efectos secundarios desagradables, como decoloración de los dientes, daño en la mucosa oral y deterioro del sentido del gusto, por lo que no se recomienda su uso a largo plazo. Pero sería necesario un uso permanente de un enjuague bucal si desea prevenir eficazmente o tratar la caries y la enfermedad de las encías.

Hay otros enjuagues bucales consistentes en aceites esenciales en una solución alcohólica. Sin embargo, a muchas personas no les gusta el fuerte aroma de los aceites esenciales, ni tampoco quieren aliento a alcohol después de cada enjuague bucal.

Artículo relacionado

El té verde se puede utilizar como enjuague bucal

El enjuague bucal realmente ideal, que sabe bien, es efectivo y no tiene efectos secundarios, aún no está disponible en el mercado, al menos no bajo el nombre de "enjuague bucal", pero tal vez lo encuentres en tu cajón de infusiones: el té verde parece ser un enjuague bucal casi ideal.

Los principales principios activos del té verde son los polifenoles con efecto antioxidante, en particular flavonoides como las catequinas, el epigalato de catequina (como el conocido EGCG) y las proantocianidinas.

Té verde en vez de clorhexidina

El estudio examinó si un enjuague bucal diario con una solución que contiene 0,25 % de catequina puede eliminar la placa, y si este efecto es comparable a una solución convencional de clorhexidina al 0,12%. 30 estudiantes se pusieron a disposición como sujetos de prueba.

La solución de catequinas constaba de: 250 mg de catequinas (del té verde), 100 mg de cloruro de sodio (sal), 50 mg de benzoato de sodio como conservante, 50 mg de bicarbonato de sodio y 100 ml de agua destilada.

Artículo relacionado

La mitad de los estudiantes usó 15 ml de la solución de catequinas del té verde dos veces al día durante una semana, y la otra mitad usó la solución de clorhexidina dos veces al día (cada una durante 1 minuto). No se usaron otras medidas de higiene bucal y dental durante esa semana.

A la primera semana le siguieron dos semanas (período de lavado) en las que se pidió a todos los sujetos que se cepillaran los dientes con un cepillo de dientes y una pasta de dientes específica. Los enjuagues bucales se usaron nuevamente durante una semana, pero esta vez cada grupo usó el otro enjuague bucal.

Una vez finalizado el estudio, se examinó la placa en todos los dientes, así como la placa en la lengua y otros marcadores que podrían ser relevantes para la eficacia de un enjuague bucal.

El té verde funciona tan bien como la clorhexidina

Resultó que no hubo diferencias significativas en la efectividad de los dos enjuagues bucales. Los depósitos se pueden mantener bajo control con ambas preparaciones, independientemente de si se encuentran en los dientes anteriores o posteriores o en la lengua.

Por lo tanto, no parece haber ninguna razón para usar enjuagues bucales que contengan clorhexidina cuando se dispone de té verde: tiene un buen efecto antibacteriano, ayuda a mantener el valor adecuado de pH en la saliva (entre 7,2 y 7,4), en que la Streptococcus mutans (la bacteria de la caries) no se siente cómoda.

Artículo relacionado

Té verde para proteger las encías

Las catequinas del té verde incluso tienen un efecto curativo sobre las encías: inhiben la actividad de las enzimas que degradan los tejidos, pueden reducir la profundidad de las bolsas periodontales y la cantidad de bacterias asociadas a la periodontitis, como Aggregatibacter actinomycetemcomitans, Prevotella intermedia, especies de Fusobacterium y Capnocytophaga y la Porphyromonas gingivalis.

¿Cómo se prepara el enjuague bucal de té verde?

Si bien el té verde siempre se prepara a bajas temperaturas (en torno a los 80 ºC) para beber, esto no es necesario para el enjuague bucal, por el contrario, a mayor temperatura, más catequinas se disuelven en el agua. Por lo tanto, el enjuague bucal de té verde se puede hacer con agua hirviendo.

El tiempo de infusión también debe ser más largo (de 5 a 10 minutos), ya que así se pueden liberar más catequinas. Esto también hace que el sabor del té o del enjuague bucal sea más amargo.

Lo ideal es que el enjuague bucal se prepare todos los días, pero si es necesario, también se puede preparar con varios días (3 o 4) de anticipación, pero luego se debe almacenar en un lugar fresco.

Artículo relacionado

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?