Corazón más sano

¿Tienes riesgo de infarto? Test y consejos

Al responder a las pregunta de este test vas a tomar conciencia de los factores que influyen sobre la salud cardiovascular. Según sean respuestas, te convendrá modificar algunas variables de tu estilo de vida.

El siguiente cuestionario te ayudará a descubrir en cinco minutos cuál es tu nivel de riesgo para sufrir alguna patología cardiaca. También te servirá para reconocer qué factores representan un peligro. En función de los resultados puedes introducir cambios positivos en tu alimentación y estilo de vida.

Test sobre riesgo de infarto

Solo tienes que sumar los puntos indicados entre paréntesis junto a la respuesta que elijas. Al final del test encontrarás la valoración y algunas ayudas que te pueden servir si necesitas reducir tu riesgo.

1. ¿Tienes algún pariente cercano que haya sufrido un infarto?

  • Sí, antes de los 55 años (+3)
  • Sí, antes de los 70 años (+2)
  • No (+0)

2.¿Fumas?

  • No (+0)
  • Sí, menos de 20 cigarrillos al día (+3)
  • Sí, más de 20 cigarrillos al día (+4)
  • Sí, fumo y tomo la píldora (+5)

3. ¿Cuál es tu peso y tu índice de masa corporal (IMC)? Se calcula dividiendo el peso en kilogramos por el cuadrado de la estatura en metros.

  • Estoy en un peso normal (IMC de 19 hasta 24) (+0)
  • Tengo sobrepeso (IMC entre 25 y 30) (+0,5)
  • Soy obeso (IMC por encima de 30) (+1)

4. ¿Tomas varias veces por semana legumbres, cereales integrales, frutas y verduras?

  • Sí, prácticamente todos los días (–2)
  • Sí, con frecuencia (–1)
  • Más bien no (+0)

5. ¿Tomas varias veces por semana carne roja y embutidos o patatas fritas, dulces y bollería?

  • Sí, prácticamente cada día (+2)
  • Sí, con frecuencia (+1)
  • Más bien no (+0)

6. ¿Con qué frecuencia realiza una actividad física intensa de al menos 30 minutos seguidos?

  • Entre una y dos veces por semana (–1)
  • Al menos una vez al mes (+0)
  • No llega a una vez al mes (+1)

7. ¿Conoces tus valores de colesterol en sangre?

  • No (+1)
  • Sí, están normales (por debajo de 200 mg/dl) (+0)
  • Sí, están ligeramente elevados (por debajo de 280 mg/dl) (+1,5)
  • Sí, el valor superior está por encima de 160 (+3)

8. ¿Conoces los valores de tu tensión arterial?

  • No (+1)
  • Sí, siempre por debajo de 140/90 (+0)
  • Sí, a menudo están por encima de 140/90 (+2)
  • Sí, el valor superior está por encima de 160 (+3)

9. ¿Sufres de estrés?

  • No, solo ocasionalmente (+0)
  • Sí, bastante a menudo (+1)
  • Sí, la verdad es que casi constantemente (+2)

10. ¿Sientes ocasionalmente dolores en la zona del pecho?

  • No (+0)
  • Sí, durante alguna sobrecarga corporal (+2)
  • Sí, principalmente cuando estoy estresado (+3)
  • Sí, tanto en reposo como tras una gran sobrecarga física o emocional (+5)

Valoración

  • Hasta 2 puntos. Si siges así no parece muy probable que acabes sufriendo un infarto. Sigue viviendo de esta manera cardiosaludable.
  • De 3 a 4 puntos. Tu valor de riesgo se encuentra en la media de la población. Te conviene detectar los factores de riesgo y reducirlos al mínimo. Acude regularmente a realizarte un chequeo médico.
  • De 5 a 8 puntos. Tienes un riesgo relativamente elevado de sufrir un infarto en algun momento de tu vida. Realiza cambios en tu alimentación y estilo de vida cuanto antes para reducir el riesgo y habla de ello con tu médico de cabecera.
  • 9 puntos o más. Tu riesgo de infarto es elevado. Hable cuanto antes con tu médico de cabecera y solicita una visita con el cardiólogo. Vigila de forma estricta tu peso, alimentación y estado físico.

Artículo relacionado

corazon edades

Cuida tu corazón según tu edad

Ayudas para proteger el corazón

Como alternativa o complemento a los tratamientos convencionales, algunas plantas medicinales contribuyen a reducir el riesgo cardiaco. Aunque estas plantas son bastante seguras, en caso de sufrir síntomas o alguna patología se debe consultar siempre con el médico.

  • Espino albar (Crataegus laevigata y C. monogyna). Se recomienda en casos de insuficiencia cardiaca, sobre todo cuando se acompaña de emociones negativas. Sus flavonoides y procianidinas dilatan los vasos sanguíneos y aumentan la capacidad de contracción del miocardio.
  • Ajo (Allium sativum). Gracias a su contenido en compuestos sulfurosos, como la aliína, previene la arteriosclerosis y ayuda a disminuir el colesterol, aunque existen estudios contradictorios. Se recomienda tomar uno o dos dientes de ajo al día.
  • Tilo (Tilia platyphyllos). Es un sedante muy útil para reducir las palpitaciones por nervios y estrés y para tratar la tensión arterial. Se usan las inflorescencias, que se toman en infusión o en extracto líquido.
  • Agripalma (Leonorus cardiaca). Se indica para combatir las taquicardias y para regular el pulso, además de como tranquilizante natural en caso de ansiedad leve e insomnio. Se toma en infusión, tintura y extracto líquido, combinada a veces con pasiflora y flor de azahar.
  • Melisa (Melissa officinalis). Es un sedante suave, que calma las palpitaciones nerviosas y favorece el pulso normal. Es una buena ayuda para combatir la irritabilidad y el estrés. Se toma en infusión simple o bien combinada, en extracto líquido y en tintura.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?