bebe

Tratamiento eficaz

¿Los probióticos son eficaces en la diarrea infantil?

El tratamiento con probióticos es eficaz para tratar y evitar las complicaciones de la diarrea infantil, sobre todo cuando se administran en las primeras horas.

Claudina Navarro

La diarrea en los bebés y niños es una de las principales indicaciones reconocidas para el tratamiento con probióticos, gracias a la eficacia probada en numerosos esudios científicos. Sin embargo, recientemente se han publicado dos trabajos que han puesto en duda su validez.

Los estudios publicados en una revista tan importante como The New England Journal of Medicine, y divulgados en grandes medios de comunicación y redes sociales, han sembrado dudas entre médicos, farmacéuticos y padres. Se pregunta si ya no tiene sentido el tratamiento de la diarrea con probióticos.

El tratamiento con probióticos es más eficaz en las primeras horas

Ante la situación creada, sociedades médicas nacionales e internacionales han pedido aclaraciones y recitificaciones a la revista porque, a su entender, los estudios llegan a conclusiones precipitadas.

La principal crítica de los profesionales que defienden la eficacia de los probióticos es que los autores de los trabajos realizaron una aplicación tardía de la terapia. La mayoría de los niños fueron tratados cuando llevaban más de dos días con diarrea (tres o más deposiciones líquidas al día), lo que pone en cuestión las conclusiones de los estudios.

Según los doctores Francisco Guarner y Guillermo Álvarez Calatayud, reconocidos expertos a nivel internacional en la investigación y el tratamiento de la microbiota, la terapia con probióticos es eficaz cuando se aplica en las primeras horas (dentro de las primeras 24-48 horas).

Los probióticos pueden prevenir complicaciones

Recuerdan que en las sociedades desarrolladas, como Estados Unidos y Canadá, donde se han realizado los estudios, la mayoría de gastroenteritis son muy benignas, a las 48 horas entran en remisión y se curan por si solas con la ayuda del tratamiento de rehidratación con solución hiposódica. En casos más graves, la aportación de los probióticos es interesante.

Por lo tanto, la terapia temprana con probióticos continúa estando indicada y puede evitar complicaciones como la deshidratación y favorecer una recuperación rápida. En concreto, los probióticos que se suelen administrar en estos casos son cepas concretas de Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus reuteri, Lactobacillus helveticus y Saccharomyces boulardii.

Conviene recordar que la diarrea infantil debe ser tratada inmediatamente y controlada por profesionales médicos.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?