Terapias alternativas

Los médicos británicos prescriben "tratamientos sociales"

Claudina Navarro

La sanidad pública británica ha lanzado un plan para que los médicos puedan firmar "recetas sociales" que beneficien la salud de sus pacientes con menos medicamentos.

Imagínate que en tu próxima visita médica en lugar de un medicamento te prescriben una visita al museo. Te parecerá una situación sacada de una película cómica, pero en algunos países es ya una realidad.

En Reino Unido, el ministro de sanidad Matt Hancock acaba de presentar la iniciativa "social prescribing"(prescripción o receta social).

Las actividades sociales refuerzan tu salud

El concepto no es nuevo. Desde los años 90, lo médicos de familia en Reino Unido tienen la posibilidad de recetar a sus pacientesterapias no convencionales. Detrás de ello se encuentra la evidencia de que muchas enfermedades no se curan solo con una pastilla.

El sentido común y los estudios científicos coinciden que los factores sociales –entre ellos, las preocupaciones económicas– influyen sobre el bienestar y la salud de las personas. A la hora de firmar su "receta social" los médicos británicos pueden elegir entre un abanico de posibilidades ofrecidas por entidades locales y organizaciones no gubernamentales.

Artículo relacionado

integrativa

La medicina del futuro será integrativa o no será

Tocar un instrumento en una orquesta o bailar

Por ejemplo, la Royal Philarmonic Orchestra de Londres hace una oferta muy atractiva a personas que han sufrido infartos cerebrales. Los invitan a a tocar un instrumento con ellos o, incluso, a dirigir a toda la orquestra. Los pacientes que lo han probado experimentaron mejoras físicas y psíquicas, menos mareos, mejor sueño y mejoras en la concentración.

En Lambeth, un distrito de Londres, se recetan horas de baile como tratamiento temprano de las psicosis y en Gloucestershire, en el suroeste de Inglaterra, se prescriben clases de canto en caso de padecimientos pulmonares.

Pero no sólo se trata de arte y cultura. El centro Bromley by Bow de atención primaria en Towels Hamlets, un centro de trabajo, ofrece desde 1984 programas de "social prescribing" dentro de 30 distintas ofertas locales, desde cursos de natación, pasando por encuentros de jóvenes y mayores, hasta asesoramiento legal.

Como dice el doctor Werner Leber, que trabaja desde hace cinco años en este centro, "la prescripción social capacita a los pacientes para decidir acerca de su cuidado personal; es parte de una estrategia de cuidado holístico, que tiene en cuenta lo que es importante para la persona y sus necesidades y fortalezas personales".

Una atención más personalizada

El Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido ha publicado recientemente su plan actual a largo plazo titulado "atención personalizada" en la que la prescripción social también juega un papel importante.

En los próximos dos años, se agregarán 1.000 nuevos "trabajadores de enlace" entre las consultas médicas y los "tratamientos sociales" y se crearán nuevas ofertas.

Artículo relacionado

sin fármacos

¡Más salud sin fármacos! 13 aliados naturales

Menos gasto en medicamentos

El ministro de Salud, Hancock, considera que las "recetas sociales" reducirán la cantidad de visitas de los pacientes a los medicos, ahorraran dinero en medicamentos y mejorarán la salud de los pacientes.

El concepto es ampliamente aceptado, pero los críticos advierten sobre posibles efectos secundarios indeseables de la receta social. Argumentan que, como ocurre con muchas medidas de promoción de la salud, a menudo son las personas con mejor educación y mayores ingresos quienes utilizan dichos servicios.

En Austria podría haber "recetas verdes" en el futuro

La idea tampoco es nueva en Austria. Un programa del gobierno en 2003 ya sugirió que los médicos deberían poder ofrecer "recetas verdes" –actividades en la naturaleza– para la promoción de la salud. Sin embargo, el gobierno conservador nacionalista no ha implementado todavía la idea.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?