Crianza natural

El nivel de vitamina D en el embarazo afecta a la inteligencia del niño

Un reciente estudio desvela que cuanto mayor es el nivel de vitamina D de la madre durante el embarazo, mayor será el coeficiente intelectual del niño. Para alcanzar el nivel adecuado de vitamina D es recomendable la suplementación.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

La vitamina D es generalmente conocida como "la vitamina del sol" y no dejan de descubrirse nuevas implicaciones para la salud de su deficiencia. Es fundamental para el buen estado de los huesos, para la regulación de la inmunidad y ahora se ha descubierto que también lo es para el desarrollo de la inteligencia humana desde la etapa gestacional.

Investigadores del Departamento de Salud, Comportamiento y Desarrollo Infantiles del Instituto de Investigación Infantil de Seattle demostraron en un estudio publicado en la revista The Journal of Nutrition, que los niveles maternos de vitamina D durante el embarazo están relacionados con el coeficiente intelectual del niño. Un nivel más alto de vitamina D en la madre también puede conducir a un coeficiente intelectual más alto en el niño.

Los médicos deberían prestar más atención a los niveles de vitamina D

La directora del estudio, Melissa M. Melough, epidemióloga y nutricionista, ha asegurado que la deficiencia de vitamina D está muy extendida, tanto en la población general como en las mujeres embarazadas. Melough espera que su estudio pueda servir para que los médicos presten más atención a un buen suministro de vitamina D, especialmente en los grupos de alto riesgo.

Artículo relacionado

Déficit vitamina D

¿Te falta vitamina D? Estos son los síntomas y las soluciones

Aunque muchas mujeres embarazadas toman vitamina D, explicó Melough, es posible que no sea suficiente para corregir una deficiencia de vitamina D existente. Para los niños, sin embargo, una deficiencia de vitamina D en la madre conlleva el riesgo de un desarrollo subóptimo del cerebro y del sistema nervioso.

Casi la mitad de las mujeres embarazadas tienen deficiencia de vitamina D

En el estudio de Melough, alrededor del 46 por ciento de las 1019 mujeres embarazadas participantes tenían un nivel de vitamina D de menos de 20 ng / ml. Los valores entre 30 y 50 ng / ml se consideran saludables.

La deficiencia es más frecuente en las personas de piel más oscura. El 80 por ciento de las mujeres embarazadas de piel oscura se ven afectadas por una deficiencia de vitamina D, según Melough.

El coeficiente intelectual del niño aumenta con los niveles de vitamina D de la madre

La investigación pudo verificar que el coeficiente intelectual de los niños entre los 4 y los 6 años era más alto cuanto más elevado era el nivel de vitamina D de la madre durante el embarazo.

Los hijos de aquellas madres que tenían un nivel de vitamina D de menos de 20 ng / ml durante el embarazo tenían un coeficiente intelectual de 96 en promedio.

Si las madres tenían un nivel de vitamina D superior a 20 ng / ml durante el embarazo, sus hijos tenían un coeficiente intelectual promedio de 103,3.

En el estudio se tuvieron en cuenta otros factores que podrían afectar el coeficiente intelectual de los niños, como el tabaquismo, el alcohol, el coeficiente intelectual materno, el nivel educativo de la madre, etc.

La solución pasa por la ingesta de vitamina D

“La buena noticia”, dice Melough, “es que resolver este problema es relativamente fácil. Es difícil obtener suficiente vitamina D solo a través de los alimentos. Además, no todo el mundo puede tomar el sol con regularidad (para estimular la propia producción de vitamina D de la piel). Pero todo el mundo puede tomar un suplemento dietético con vitamina D ".

Sin embargo, debe prescribirse en una dosis suficientemente alta, pues muchas mujeres que toman suplementos de esta vitamina continúa sufriendo la deficiente, simplemente porque la dosis es demasiado baja para ellas.

Artículo relacionado

helioterapia-curarse-con-sol

Helioterapia o cómo curarte con pequeñas dosis de sol

Las recomendaciones oficiales de ingesta de vitamina D suelen ser demasiado bajas

El estilo de vida en espacios interiores hace que los niveles de vitamina D se hayan reducido drásticamente. La solución en la mayoría de los casos pasa por suplementar con vitamina D3 (colecalciferol).

Oficialmente, dependiendo del país, se recomiendan entre 600 y 800 UI de vitamina D por día, lo que muchos expertos consideran demasiado bajo. Especialmente si ya existe una deficiencia, generalmente no se puede remediar con dosis tan bajas.

Para alcanzar el nivel óptimo de 40-60 ng/mL, de acuerdo con las recomendaciones del Vitamin D Council, se necesita una ingesta diaria de 70-80 UI/kg de peso. Un adulto de 70 kg requeriría una dosis de 5.200 UI/día.

Además se puede optimizar la acción de la vitamina D mediante la administración de cofactores: vitamina A (5.000-10.000 UI), vitamina K2/MK-7 (150-200 mcg), magnesio (400-600 mg), boro (3-6 mg) y zinc (15-20 mg).

Referencias científicas:

  • Melissa M. Melough et al. Maternal Plasma 25-Hydroxyvitamin D during Gestation Is Positively Associated with Neurocognitive Development in Offspring at Age 4–6 Years. The Journal of Nutrition.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?