Suplementos nutricionales

La vitamina E puede ayudar a mejorar los tratamientos de inmunoterapia

La combinación de vitamina E junto con con inmunoterapia puede aumentar la eficacia en el tratamiento inmunoterapéutico del cáncer. La vitamina favorece que las células del sistema inmunitario ataquen a las cancerígenas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Científicos del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, uno de los centros de estudio del cáncer más avanzados del mundo, han descubierto que la vitamina E puede mejorar la respuesta de los pacientes a la inmunoterapia.

En un trabajo publicado en Cancer Discovery se afirma que la vitamina E bloquea una proteína en las células dendríticas del tumor y facilita la acción antitumoral de las células inmunitarias.

Cómo ayuda la vitamina E a las células defensivas

El hallazgo indica un posible nuevo enfoque terapéutico para mejorar los resultados del tratamiento con inmunoterapia, que podría incluir la administración de vitamina E. En palabras de la doctora Dihua Yu, "podrían desarrollarse como potentes inmunoterapias para futuras aplicaciones clínicas".

El estudio sugiere que muchos pacientes podrían responder positivamente a una inmunoterapia combinada con vitamina E, pero no todos. Los investigadores advierten que hace falta más investigación para comprender las diferencias individuales.

Artículo relacionado

En su investigación, los doctores revisaron la literatura científica sobre la relación entre la vitamina y el cáncer.

Comprobaron que los pacientes con melanoma que tomaron vitamina E mientras eran tratados con inhibidores del punto de control anti-PD-1/PD-L1 (un tipo de inmunoterapia) mejoraron significativamente la supervivencia en comparación con los pacientes que no tomaron vitamina E ni multivitamínicos.

Este hallazgo se repitió en una cohorte mixta independiente de pacientes con cáncer de mama, colon y riñón.

Sin embargo, los pacientes que tomaban vitamina E mientras recibían quimioterapia no experimentaron los mismos beneficios, lo que sugiere que los efectos positivos eran exclusivos de la inmunoterapia.

Los hallazgos de laboratorio muestran que el tratamiento con vitamina E podría aumentar los efectos de las futuras vacunas contra el cáncer y las quimioterapias inmunogénicas combinadas con inhibidores de puntos de control, incluso en un modelo de cáncer de páncreas resistente a la inmunoterapia.

Propiedades de la vitamina E

Más allá de su posible papel en el tratamiento del cáncer, la vitamina E es un nutriente esencial con un potente efecto antioxidante, que protege especialmente las membranas celulares frente a la acción dañina de los radicales libres (compuestos generados por el metabolismo celular). La vitamina E es un agente que lucha contra el deterioro y envejecimiento celular, lo que ayuda a prevenir muchos problemas de salud.

En la alimentación, la vitamina E se encuentra en los frutos secos, las semillas y sus aceites de primera presión en frío. El aceite de germen de trigo y el de girasol virgen extra en crudo es especialmente rico. Otras fuentes son las almendras, las avellanas y los cacahuetes, el aguacate, los espárragos, los pimientos verdes, el mango, las espinacas y los kiwis.

Artículo relacionado

Otros beneficios para la salud de la vitamina E

Conseguir la dosis diaria de recomenda de vitamina E () produce una serie de beneficios para la salud:

  • Reduce los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, como tener la presión arterial alta o poseer niveles excesivos de lípidos en la sangre, como el colesterol LDL (malo) y los triglicéridos.
  • Ayuda a controlar la dismenorrea (dolor menstrual intenso y frecuente).
  • Beneficia la salud de la piel.
  • Puede proteger las facultades intelectuales
  • Mantiene la función pulmonar.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?