Terapias eficaces

El yoga y la meditación reducen el dolor crónico y la ansiedad

La práctica del yoga junto con la meditación constituye una herramienta sencilla, barata y eficaz para que muchas personas puedan enfrentarse al dolor crónico con un menor uso de medicamentos.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Dos estudios recientes confirman efectos beneficiosos del yoga más allá de los asociados al estiramiento muscular. El dolor crónico es una afección médica común y grave que afecta a casi el 20% de la población española y conlleva un gasto de millones de euros al año en analgésicos.

El dolor crónico puede ser aliviado mediante la práctica regular del yoga en el marco de un programa de ocho semanas de reducción del estrés basado en la atención plena (mindfulness), según un estudio publicado en el Journal or the American Osteopahic Association.

El estudio se llevó a cabo en una población semirrural de Oregón, donde los problemas de asequibilidad, adicción a medicamentos y dificultades en el acceso a la atención son comunes.

El yoga es una terapia eficaz y barata contra el dolor crónico

"Muchas personas han perdido la esperanza porque, en la mayoría de los casos, el dolor crónico nunca se resolverá por completo", afirma Cynthia Marske, osteópata, profesora y autora del estudio. "Sin embargo, el yoga y la meditación consciente pueden ayudar a mejorar la estructura y función del cuerpo, lo que favorece el proceso de curación", añade

"Cuando hablamos de dolor crónico, la curación implica aprender a vivir con un nivel de dolor que sea manejable. Por eso, el yoga y la meditación pueden ser muy beneficiosos", precisa.

Artículo relacionado

aliviar dolor cronico

Dolor crónico: claves psicológicas para aliviarlo

El estudio probó que la meditación consciente y el yoga condujeron a mejoras significativas en las percepciones de los pacientes sobre el dolor, la depresión y la discapacidad. El 89% de los participantes aseguraron que el yoga y la meditación les ayudaron a gestionar el dolor.

El dolor crónico a menudo va de la mano con la depresión. La meditación y el yoga basados ​​en la atención plena pueden ayudar a restaurar la salud física y mental del paciente y pueden ser efectivos solos o en combinación con otras terapias y medicamentos.

Después del curso, las puntuaciones del cuestionario de salud del paciente PHQ-9, una medida estándar de depresión, se redujeron 3,7 puntos en una escala de 27 puntos. Esto significa una reducción similar a la que se consigue con el uso de un antidepresivo.

El hallazgo muestra que la meditación y el yoga pueden ser una opción viable para las personas que buscan alivio del dolor crónico y de la depresión que a menudo lo acompaña.

También es eficaz para controlar la ansiedad

La ansiedad generalizada es otra indicación probada del yoga. Investigadores de la Universidad de Nueva York, dirigidos por la doctora y profesora del departamento de psiquiatría Naomi Simon, comprobaron que una sesión semal de dos horas de yoga kundalini y 20 minutos de práctica diaria en casa redujeron los niveles de ansiedad en los participantes.

Las sesiones de yoga consistieron en una combinación de posturas, técnicas de relajación, respiración y meditación. El estudio ha sido publicado en la revista JAMA Psychiatry.

Artículo relacionado

dolor cronico causas tratamiento como afrontarlo

Cómo afrontar el dolor crónico

Para el estudio, 226 hombres y mujeres con trastorno de ansiedad generalizada fueron asignados al azar a 3 grupos: terapia cognitiva-conductual (TCC), kundalini yoga y educación para el manejo del estrés, una técnica de control estandarizada.

Una de las conclusiones del estudio es que el yoga es significativamente más eficaz para tratar la ansiedad que el aprendizaje de métodos convencionales de gestión del estrés. En cambio, lo es menos que la TCC, pero esta terapia es más costosa económicamente.

"Nuestros hallazgos demuestran que el yoga es seguro, que se trata de una práctica accesible para muchas personas y que podría ser una herramienta valiosa en un plan de tratamiento general", explica la doctora Simon.

Después de tres meses, se encontró que tanto la TCC como el yoga eran más efectivos para la ansiedad que el manejo del estrés. Concretamente, el 54% de los que practicaron yoga mejoró sus síntomas de ansiedad en comparación con el 33% en el grupo de educación para la gestión del estrés.

Es importante que las personas con trastorno de ansiedad generalizada prueben el yoga para ver si les funciona. El yoga es bien tolerado, de fácil acceso y tiene varios beneficios para la salud, explica la autora.

En el estudio han participado investigadores de las universidades de Boston, Dallas, Harvard y Georgetown en Washington.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?