cocer-esparragos-al-dente

Truco

Cómo cocer los espárragos al dente

Hay que aprovechar la temporada natural de los trigueros para disfrutarlos en todo su esplendor. La técnica para cocinarlos es muy fácil.

Si vas al campo y los ves levantándose del suelo no los dejes escapar: los espárragos trigueros son un tesoro nutricional. Más finos que los de cultivo, han adquirido su color verde porque han crecido a la luz del sol, y no bajo tierra, y por eso han podido desarrollar la clorofila.

Se les atribuye un efecto diurético. Esto es tanto por su riqueza en potasio como por el oloroso ácido asparagínico, que estimula la función renal. Además, aportan vitamina C y ácido fólico, y también abundante vitamina E, betacaroteno y otras vitaminas del grupo B.

Cocerlos al dente es muy fácil. Solo tienes que tener en cuenta estos pasos.

1. Cortar la base

  • La parte blanquecina de los espárragos es algo leñosa. Por eso se corta.
  • Se dejan todos los espárragos con una longitud similar.
  • Los más gruesos se pueden pelar un poco.

2. Cocer de pie

  • Se colocan de pie atados con un hilo
  • El agua no ha de cubrir las yemas para evitar que se deshagan.
  • Se cuecen de 3 a 8 minutos, según el grosor.

Trátalos con mimo y conseguirás sacarles el mejor partido. Son delicados, especialmente si son de calidad, pero eso también se refleja en su sabor, delicioso y silvestre, que remite al campo.

Los espárragos son muy versátiles en términos culinarios. Puedes usarlos en cremas, sopas frías o ensaladas, por ejemplo.

También puedes prepararlos a la plancha, poniendo cuidado en no quemarlos para que no se generen sustancias tóxicas. Los más gruesos los puedes partir en dos para que se cuezan bien. Una vez pasados por la plancha no tienes más que servirlos adezerados con un chorrito de aceite de oliva, un poco de pimienta negra espolvoreada por encima y unas gotitas de zumo de limón. ¡Bien sencillo y bien rico!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?