Crisis del coronavirus

4 ideas para "viajar" durante el confinamiento

Claudina Navarro

A pesar de la desescalada gradual, no sabemos todavía si la crisis del coronavirus nos va a permitir viajar este verano. Por eso te proponemos algunas ideas para disfrutar de unas vacaciones alternativas en casa.

Muchas personas empiezan a despedirse mentalmente de las tan esperadas vacaciones de verano porque las asocian a largos viajes que quizá no vayan a ser posibles por las medidas de confinamiento o la incertidumbre. Sin embargo, con algunos consejos, uno se puede traer la relajante sensación de las vacaciones a casa.

Cuatro ideas para traerte las vacaciones a casa

Nadie puede predecir exactamente lo que pasará en la lucha contra el coronavirus en cada país y a nivel internacional. Pero las aerolíneas están cancelando gradualmente los vuelos y nos vamos haciendo a la idea de que las vacaciones de verano, este año, serán diferentes.

Pero las vacaciones hay que disfrutarlas. Puedes empezar a imaginar cómo podrías sacarles el máximo partido si debes quedarte en casa. Puedes, incluso, pensar que se trata de una oportunidad para hacer cosas diferentes que pueden ser tanto o más placenteras y enriquecedoras.

1. Las vacaciones son vacaciones

Para poder organizar las vacaciones de verano en casa hay que prepararse para que sean realmente unas vacaciones. La premisa fundamental es que no tengamos que trabajar ni un poco.

Tumbarse en el jardín, terraza o balcón después del trabajo –por poco tiempo que le hayamos dedicado– no es lo mismo que la relajación que se siente cuando uno tiene el día libre entero. Para experimentar una agradable sensación de vacaciones, realmente debes estar de vacaciones.

Por supuesto, eso también significa que no debes estar revisando constantemente los correos electrónicos ni el móvil, porque sin darte cuenta te genera estrés e impide que desconectes de tus rutinas, que es de lo que se trata.

Artículo relacionado

vacaciones relajación rincon de paz

Vacaciones: vuelve a encontrar tu rincón de paz

2. Planificación y creatividad

También debes planificar un poco los días libres en tu hogar y responder lo más posible a los deseos de la familia y la pareja; después de todo, todos tenéis vacaciones.

Si vives el día al azar esperando a ver lo que pasa es muy fácil que este día se arruine y acabes sumida en el aburrimiento, lo que a su vez no mejorará tu estado de ánimo. Intentad crear nuevas rutinas diferentes a las que hacéis en el día a día habitual.

Dormir hasta más tarde si el cuerpo te lo pide y tener un amplio abanico de actividades, unas para hacer en familia y otras para cada uno, según sus gustos, es una buena manera de aprovechar bien los días. También es bueno establecer unos días para limpiar a fondo y así no tener que hacerlo todos los días.

¿Qué te parece comenzar el día con una agradable caminata y terminarla igual, en lugar de sentarse frente al televisor? Por supuesto, las actividades se realizarán respetando las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

3. Sensación de playa en el jardín

Como las vacaciones de verano casi se han caído al agua, muchas personas esperan al menos los cálidos meses de verano. Si ahora tienes un jardín o un balcón soleado, puedes ser feliz, porque lo tienes todo para experimentar el verano.

Crea una atmósfera de descanso en el balcón o la terraza. Una hamaca o una tumbona garantizan la relajación deseada y ofrecen el lugar perfecto para devorar una nueva novela.

Un colorido plato de frutas con piña, melocotón, mango y papaya alegran el paladar y te llevan mentalmente al trópico. Un té helado casero hará el resto.

No te olvides de darte crema porque el sol es el mismo en cualquier sitio. Con un poco de creatividad, el jardín, la terraza o el balcón se convierten en un oasis de relajación y bienestar.

4. Tardes temáticas

¿Sudeste de Asia, el Mediterráneo o el Caribe? Independientemente de dónde hubieras ido este verano, el ambiente festivo se puede llevar a tus propias cuatro paredes.

¿Como hacerlo? Simplemente planifica tu día como lo habrías hecho durante las vacaciones. Esto puede incluir:

  • Prepara comidas y bebidas típicas de la región.
  • Reproduce música u otros sonidos, como el ruido de las olas.
  • Haz actividades que hubieran tenido lugar durante tus vacaciones. Como por ejemplo: danza, meditación, cocina, baile.

Con un poco de creatividad e imaginación puedes crear tu propio pequeño paraíso. Simplemente deja volar tu imaginación y lánzate a la aventura.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?