Ritual de belleza

Gua sha facial: la técnica milenaria que rejuvenece la piel

La piedra gua sha permite realizar masajes faciales que activa la circulación de la piel y producen un efecto lifting. Te contamos cómo actúa y cómo utilizarla.

Mayra Paterson
Mayra Paterson

Periodista y traductora especializada en salud, bienestar y alimentación natural

El gua sha es una milenaria técnica de masaje de la medicina tradicional china que se realiza deslizando con presión sobre la piel una piedra de jade, cuarzo u otros materiales. El objetivo de esta técnica de raspado es aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la circulación de la zona que se trata, habitualmente la espalda, los hombros o el cuello, para aliviar la tensión muscular, deshacer bloqueos y, actuando a un nivel más profundo, mejorar diferentes problemas de salud.

Sin embargo, existe una modalidad de gua sha mucho más suave e igualmente milenaria que se aplica sobre la piel de la cara y que podemos aprender a hacer en casa, una técnica de automasaje con una piedra que puede formar parte de un agradable y efectivo ritual de belleza para mejorar el aspecto de nuestra piel, aumentar su tersura y eliminar arrugas. Es lo que se conoce como gua sha facial, y el interés por el yoga facial, del que esta técnica forma parte, está haciendo que despierte pasiones.

Aquí veremos qué es la gua sha y cómo se utiliza. También encontrarás algunos ejercicios con gua sha para reducir las líneas de expresión.

Artículo relacionado

curso yoga_Escuela cuerpomente

Yoga fácil en 30 minutos: un completo curso online para hacer yoga en casa

Piedra gua sha: qué es

El guasha o piedra gua sha es una piedra normalmente de cuarzo rosa o de jade con diferentes formas según la zona del cuerpo donde se va a utilizar. Al ser una piedra natural suele estar fría, lo que nos beneficia a la hora de tratar la piel de la cara, y en el gua sha facial se utiliza deslizándola suavemente sobre la piel en sentido ascendente, para ejercer un efecto lifting.

Una de las personas que ha contribuido a su difusión en España es Diana Bordón, formadora en yoga facial y autora de Yoga facial: Otra belleza es posible. Diana tuvo la oportunidad de ver cómo se aplicaba la piedra gua sha en China y quedó tan fascinada que la incorporó como técnica complementaria a su Facial Yoga Plan, su propio método de ejercicios de yoga facial.

Beneficios del gua sha para la piel

"Cuando usamos el guasha ayudamos a fluir el chi, haciendo que lo estancado recupere el movimiento", explica Diana Bordón. "Los beneficios son una mejora de la circulación, mejor oxigenación, eliminación de toxinas y un efecto lifting sobre la piel".

El chi en medicina china es la energía vital que nos constituye: abarca la respiración, es la energía que nutre el sistema sanguíneo, los músculos y los tendones, hidrata la piel y lubrica articulaciones y cavidades.

Artículo relacionado

Aceites esenciales antiarrugas

Los mejores aceites esenciales antiarrugas

"Si el flujo de sangre o chi en una zona es débil, se tiende a acumular toxinas y líquidos, porque la falta de movimiento produce estancamiento. En nuestro rostro esto suele traducirse en hinchazón, manchas, bolsas y ojeras, pero también flacidez, pues al no haber una buena circulación ni oxigenación no pueden regenerarse bien el colágeno y la elastina", comenta Diana.

Pero más allá de sus efectos directos sobre la piel y las arrugas, el gua sha facial forma parte de una manera diferente de entender los cuidados de belleza."En la cultura asiática se centran en unas rutinas diarias de vida que te llevan a resultados de belleza y bienestar", explica la creadora del Facial Yoga Plan. "Dan más importancia a la prevención y a una belleza duradera que es responsabilidad de cada uno, mientras que aquí el ideal de belleza es que nos sentemos cómodamente en un sillón y lo hagan todo por nosotros."

El uso de la piedra gua sha para cuidar la piel es una de esas rutinas que en Asia se han ido transmitiendo de generación en generación, y se suele combinar con otro utensilio, el rodillo de jade, que ejerce efectos ligeramente diferentes.

Artículo relacionado

arrugas

6 ayudas naturales para retrasar las arrugas y cuidar tu piel

Cómo se utiliza la piedra gua sha

El guasha se puede utilizar en cualquier momento como ritual de belleza, preferiblemente en combinación con el mencionado rodillo de jade, pero lo ideal, si realmente se le quiere sacar partido y obtener resultados, es utilizarlo en combinación con ejercicios de yoga facial, como complemento.

Aunque puedes encontrar piedras de diferentes forma, lo importante es que la piedra tenga una parte lateral y alargada (el "lateral") y dos bordes redondeados (las "esquinas"):

  • El lateral: se utiliza para las arrugas más profundas y para hacer el efecto lifting.
  • Las esquinas: los bordes redondeados nos permiten tratar huequecitos como el entrecejo o el surco nasogeniano.

A la hora de deslizarlo por la piel, se recomienda ejercer una presión moderada sobre la piel, nunca una presión fuerte, pues los músculos faciales son finos y el cráneo queda muy cerca. Y se hace siempre en dirección ascendente, desde el cuello hacia arriba, para recolocar los músculos en su sitio y contrarrestar la flacidez.

Artículo relacionado

Entrevista a Diana Bordón, experta en yoga facial

"El yoga facial nos conecta con nuestra belleza interior"

Así como el gua sha como técnica de raspado corporal, por la presión ejercida, suele dejar marcas sobre la piel, en el gua sha facial esto se debe evitar. La presión ha de ser suficiente para mejorar la irrigación y oxigenación de la piel y para provocar el efecto lifting, pero no debe dañar los tejidos.

Para evitar dañar la piel con la fricción es importante hidratar antes, aplicando la hidratación directamente sobre la piel y no sobre la piedra. Según el tipo de piel podemos utilizar diferentes productos:

  • Pieles alérgicas: lo mejor es optar por un sérum hidratante.
  • Pieles normales: sirve un aceite base como el de rosa mosqueta.
  • Pieles maduras: se puede recurrir al aceite de argán.

"Con tres gotas de aceite bien extendidas en las palmas de las manos y colocadas en la cara, cuello y escote con presiones palmares es suficiente", recomienda Diana Bordón. "Si usamos demasiado, la fricción disminuye y su efecto también; y si usamos poco, podemos dañar la piel, ya que se queda tirante y el raspado se frena".

Artículo relacionado

Alimentos de la dieta antienvejecimiento

10 alimentos para una dieta antienvejecimiento

Cómo elegir el gua sha: materiales y forma

La piedra gua sha tradicional se hacía con piedra natural de jade, pero en yoga facial también es muy habitual la piedra gua sha de cuarzo rosa. "El efecto sobre la piel no es diferente. Energéticamente, el jade es la piedra de la salud y el bienestar, mientras que el cuarzo rosa es la piedra de la belleza, pero ambos favorecen la circulación y el efecto lifting sobre la piel", explica Diana Bordón.

El jade es la piedra que tradicionalmente se utilizaba en la corte imperial china para la belleza y el cuidado de la piel, pues se le atribuían propiedades curativas y potenciadoras de la belleza de la mujer. En cualquier caso lo importante es que sea una piedra natural y evitar las de plástico o las de imitación de piedra.

Una de las ventajas del jade y del cuarzo rosa es que se mantienen frescos. En algunos lugares se recomienda introducir el gua sha en el frigorífico para que esté frío, pero si se usa piedra natural no es necesario.

En cuanto a la forma, se encuentran piedras de formas diferentes para tratar diferentes zonas del cuerpo. Las más comunes son las que tienen forma de pez, de pie de pato y las rectangulares. Para el gua sha facial, lo esencial según Diana Bordón es asegurarse de que el guasha tenga una zona pequeña redondeada y una zona larga.

Rodillo de jade y piedra gua sha
Yan Krukov (Pexels)

El rodillo de jade, ¿en qué se diferencia?

El rodillo de jade se suele utilizar en combinación con la gua sha. "Es lo ideal, ya que cada uno trabaja la piel de manera diferente", nos cuenta la experta en yoga facial. "Mientras que el guasha hace su trabajo de efecto lifting, el rodillo ayuda a activar la circulación y trabaja alisando las arrugas, como una apisonadora de arrugas en la piel del rostro".

"El rodillo, con la fricción y el contacto con la piel se va calentando y genera un efecto electromagnético que hace que la sangre circule a mayor velocidad, con los beneficios que eso tiene de drenar y eliminar de toxinas", aclara. "Después del trabajo con el rodillo, el guasha nos permite trabajar la piel con un efecto tensor de la musculatura que ayuda a reafirmar la piel".

Ejercicios con gua sha contra las líneas de expresión

Estos tres ejercicios que nos propone Diana Bordón están pensados para aliviar la tensión acumulada y contrarrestar las líneas de expresión:

  • Pon el lateral del guasha donde termina el hombro y comienza el cuello. Con el lateral haz raspados ascendentes desde el hombro hasta el cráneo. Una vez en el cráneo, apoya la zona plana del guasha en el lateral del cuello y haz un ligero movimiento hacia la derecha y hacia la izquierda. Repite este movimiento ascendente 5 veces por cada lado.
  • Con la esquina del guasha en el naciente del pelo, crea una línea recta hasta el final del cráneo y apoya la parte plana del guasha para hacer un ligero movimiento de mano hacia la izquierda y derecha 5 veces. Vuelve de nuevo al naciente del pelo y traza tres líneas iguales hacia el lado derecho y seguidamente hacia el izquierdo, haciendo la misma acción que en el primer punto del centro de la cabeza.
  • Con el lateral del guasha apoyado en la barbilla, ladea un poco el instrumento para que la parte plana se apoye sobre tu mentón. Realiza movimientos ascendentes desde la barbilla hasta debajo de la oreja trazando la línea del mentón, levanta el instrumento y vuelve a la posición inicial. Repite este movimiento ascendente 5 veces por cada lado.

Artículo relacionado

Rejuvence estirándote

Rejuvenece tu cuerpo estirándote

No se recomienda utilizar la piedra gua sha sobre lunares, en zonas en las que haya alguna herida o corte, o se haya recibido un golpe, sobre edemas o trombosis, si tienes la piel muy débil o fina, si estás embarazada, si tienes problemas de coagulación o si tomas medicamentos anticoagulantes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?