Conectar

Más claridad, mejores decisiones ¿cómo lo hacemos?

Or Haleluiya

Somos animales de costumbres, también a la hora de pensar y sentir. Romper inercias nos ayudará a gozar de mayor claridad y a elegir con libertad.

La claridad es el efecto de la luz al iluminar un espacio, una cualidad mente-corazón que permite ver con precisión y sinceridad. Ser consciente de nuestros anhelos, necesidades y miedos es una bendición.

El primer paso hacia la liberación es reconocer un patrón autodestructivo. Darse cuenta de cómo nuestros hábitos, inercias y patrones condicionan nuestra conducta y manera de pensar y juzgar es un primer "despertar".

Artículo relacionado

Chica meditando

Enfoca tu mente en 3 pasos

Imagínate capaz de ver los patrones que te atan a una manera de pensar que te daña, que te aleja de los demás; capaz de entender que esos patrones no son más que hábitos a los que te acostumbraste, como a lavarte los dientes.

Imagínate tan conectado a tu intuición y sabiduría innata que puedes sentir tu fuerza con naturalidad. lucidez en el camino No solo puedes reconocer tus costumbres a la hora de pensar y de formarte una idea de las personas y de las situaciones.

También puedes elegir otras costumbres diferentes que iluminen un camino más bello. Ver con claridad nos despierta y nos libera. Nos otorga una visión nítida del camino que es la vida.

Asana para dar luz a la conciencia

Esta práctica agudiza la visión y ayuda a ver con claridad la viveza del momento presente.

1. Enciende una vela

Siéntate en el suelo o una silla, con la columna erguida. coloca una vela enfrente y, con los ojos a medio abrir, observa la llama.

Artículo relacionado

Meditación para lograr calma y concentración

Consigue calma y concentración con un sencillo ejercicio

2. Del detalle a la unidad

Empieza observando la luz y sus colores; luego, poco a poco, deja de diferenciar entre la vela y su luz, hasta verlos como un todo. Respira profundamente.

3. Luz y claridad

"Toda la oscuridad en el mundo no podrá extinguir la luz de una vela", dijo San Francisco de Asís. La oscuridad es la ausencia de luz. Puedes poner luz, una visión clara, en los lugares oscuros de tu vida dirigiendo tu consciencia hacia ellos. La consciencia es la luz que ilumina.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?