Ejercita tu columna

Practica el movimiento infinito y libera tensiones

Xavier Julià Eggert

El movimiento generado desde los brazos permite mover todo el cuerpo al unísono y ganar así energía.

El movimiento infinito es un ejercicio que permite mejorar la movilidad de las articulaciones con un énfasis especial en la caja torácica. También fortalece el sistema respiratorio y activa los meridianos tendinomusculares. En primer lugar hay que observar el tronco con sus tres ejes principales.

El vertical formado por la columna vertebral y dos horizontales: el cinturón escapular y el pélvico. La columna protege a la médula, da salida a los nervios y une a las tres cavidades del tronco: la pelvis, el abdomen y el tórax.

Ejercitar la columna en su conjunto con estos movimientos tridimensionales y su relación con las cavidades y los órganos que protegen ayuda a liberar tensiones tras permanecer largos periodos en posición estática.

Artículo relacionado

Remedio kuzu relajante

Remedio con kuzu para relajarse y calmar tensiones

Cuándo practicar el movimiento del infinito

Estar sentados o al levantarse después de dormir serían dos situaciones en las que se puede practicar. Uno de los puntos de atención del ejercicio reside en la coordinación entre la fluidez del movimiento y de la respiración.

Con la práctica se puede sentir cómo cada articulación, desde los pies a la cabeza, se mueve unificada con el movimiento en espiral generado desde los brazos.

Artículo relacionado

Ejercicio para lumbares y glúteos

Ejercicio eficaz para eliminar la tensión en lumbares y glúteos

En 3 pasos:

  1. Entrelaza los dedos de las manos y sitúa los brazos por encima de la cabeza. Nota la sensación simultánea de enraizar los pies y crecer desde la cabeza junto con los brazos, a la vez que mantienes los hombros relajados.
  2. Concéntrate en los codos e imagina que estás dibujando con ellos un infinito en el aire. Cada vez que en el movimiento continuo estés llevando un codo hacia delante y arriba realiza una inhalación abriendo la caja torácica sin forzar. Cuando el codo vaya hacia atrás haz una exhalación.
  3. Enlaza el movimiento con la siguiente inhalación en el lado contrario.

Artículo relacionado

ejercicios bioenergetica

Bioenergética: 3 ejercicios para liberar tensiones

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?