yoga respiracion

Técnicas de yoga

Pranayama: la respiración refrescante contra el calor

Estas dos técnicas del "yoga de la respiración" o pranayama te ayudan cuando el calor te resulta agobiante. Además producen otros beneficios.

Claudina Navarro

Para la mayoría de personas, el verano es su estación preferida. El sol brilla, probablemente disfrutamos de unos días de vacaciones y el mundo parece un lugar más alegre. Pero si estás atrapado en una ola de calor, en lugar de buscar la cercanía de un aparato de aire acondicionado, puedes probar las técnicas de refrescamiento que forman parte del pranayama, el yoga de la respiración.

Según el yoga, las técnica de respiración del pranayama canalizan el flujo de la energía vital que anima el cuerpo. Mediante técnicas específicas se pueden estimular diferentes órganos y sistemas corporales, y también absorber o eliminar calor.

Ejercicios de pranayama para refrescar tu cuerpo

Para practicar ejercicios de pranayama, trata de sentarte en una posición cómoda, con la espalda recta. Elige un entorno tranquilo y un momento en que creas que no vas a ser interrumpido.

Shitali: la respiración refrescante

Esta técnica no solo refresca el cuerpo, también enfría la mente. Reduce la presión arterial y calma el sistema nervioso. Estimula el sistema nervioso parasimpático, desencadenando la respuesta de relajación. También disminuye la acidez y favorece una buena digestion.

  • Para empezar, siéntate cómodamente y cierra los ojos. Puedes adoptar la posición del loto en el suelo, sobre tu alfombrilla de yoga, o sentarte en una silla.
  • Saca la lengua todo lo que puedas, sin forzarla, y enróllala de manera que los bordes de la lengua miren hacia arriba.
  • Inhala durante cuatro cuentas a través de la lengua enrollada, como si sorbieras por una pajita.
  • Luego cierra la boca y exhala a través de sus fosas nasales durante 6 segundos.

Cuando inhalas, la lengua húmeda refresca el aire y sentirás que está más frío al entrar en tu cuerpo. Para empezar puedes realizar 10 inspiraciones y espiraciones. Luego puede sir aumentando la duración del ejercicio hasta llegar a las 40 o 50 respiraciones.

Shitkari: dientes silbantes

No a todo el mundo se le da bien enrollar la lengua para hacer cómodamente shitali. Si es tu caso puedes probar shitkari, que significa dientes silbantes.

  • Junta los dientes incisivos superiores e inferiores y esboza una amplia sonrisa.
  • Coloca la lengua de manera que la punta salga ligeramente entre los dientes y a la vez se apoye en el paladar detrás de los incisivos superiores.
  • Cuando inhales a través de los dientes emitirás una especie de silbido a la vez que el aire fresco entra en tu cuerpo.
  • Exhala a través de las fosas nasales con la boca cerrada.

Repite 10 veces y ves aumentando el número en sucesivas sesiones.

Cuándo no conviene practicar

Si padece algún tipo de problema respiratorio, como asma o bronquitis, o si tienes un resfriado fuerte, es mejor que no practiques estos ejercicios. Tampoco los hagas si percibes que el aire no está limpio.

Estos ejercicios de respiración no solo te refrescan, sino que te ayudan a controlar la ansiedad por comer y te proporcionan una mayor sensación de energía.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?