Dosifica las pantallas

Recetas analógicas para una dieta digital

Para que aprovechar la tecnología no dañe nuestra salud, necesitamos recuperar un poco de vida analógica. ¿Cómo incorporar al día a día medidas de higiene digital?

Francesc Miralles

No se trata de apartarnos del mundo ni de renunciar a los avances de nuestro siglo, sino de dosificarlos. Veamos cómo.

establece-horarios-desconexion. 1. Establece unos horarios de desconexión y cúmplelos

1 / 8

1. Establece unos horarios de desconexión y cúmplelos

Para que los ordenadores, tablets y smartphones estén a nuestro servicio, en lugar de hacernos esclavos, la primera medida es limitar su uso de forma estricta. Decide cuánto tiempo de tu jornada quieres dedicar a las redes sociales y sigue a rajatabla esa “dieta”.

Al regresar a casa, como mínimo dos horas antes de acostarte deberías apagar todos los dispositivos para cerrar la jornada en un clima de serenidad y distensión.

pasear-sin- movil. 2. Sal a pasear o a hacer la compra sin el móvil

2 / 8

2. Sal a pasear o a hacer la compra sin el móvil

Si el hecho de olvidarte el smartphone en casa te produce un sentimiento de desnudez o inquietud, significa que estás enganchado a la obligación de estar siempre disponible. Desintoxícate de este hábito dejándolo deliberadamente en casa cuando salgas a airearte o a hacer cualquier recado.

Caminar sin estar pendiente de otra cosa que el mundo que te rodea es un placer extraordinario. Cualquier llamada o mensaje que entre mientras tanto puede ser atendido más tarde.

introduce-elementos-retro. 3. Introduce elementos “retro” en tu día a día

3 / 8

3. Introduce elementos “retro” en tu día a día

Un buen suplemento para la dieta digital es recuperar cosas y procesos que nos devuelvan a la lentitud de otras épocas.

Volver a tomar fotografías con un carrete real, eligiendo bien el motivo –en lugar de disparar a ton ni son solo porque es gratis–, y esperar después al revelado y las copias con emoción. Escuchar discos de vinilo en un tocadiscos, como se hacía 30 años atrás.

Escribir a tus seres queridos cartas como las de antes, utilizando pluma o bolígrafo y papel para llevar luego el sobre a un buzón, nos devuelve al ritual de la espera y es un excelente ejercicio de desaceleración.

fin-de-semana-analogico. 4. Regálate fines de semana más analógicos

4 / 8

4. Regálate fines de semana más analógicos

No hay nada tan urgente que no pueda ser atendido el lunes por la mañana, así que no tengas miedo a realizar una desconexión de 48 horas. Si por cuestiones familiares o laborales no te es posible, pon tu vida en modo avión al menos un día. Si tienes mala conciencia, imagina que estás de viaje, en un vuelo intercontinental, y que ya atenderás a los mensajes y llamadas cuando “aterrices”.

practica-shinrin-yoku. 5. Practica el Shinrin-yoku

5 / 8

5. Practica el Shinrin-yoku

El arte japonés de los “baños en el bosque” es una terapia purificadora para completar tu dieta digital. En primer lugar, porque afortunadamente en muchos parajes naturales no hay cobertura. En segundo lugar, porque caminar por la naturaleza nos devuelve al ritmo natural de la vida.

Para ello debemos poner nuestros cinco sentidos en lo que estamos haciendo, conscientes de cada paso, de las formas y colores que nos rodean, de la fragancia de las plantas y árboles, de los sonidos de la vida forestal.

no-contestar-telefono. 6. No contestes al teléfono solo porque está sonando

6 / 8

6. No contestes al teléfono solo porque está sonando

Este era un consejo que daba Elaine St. James en su clásico libro Simplifica tu vida. Los demás se acostumbrarán a que no estés disponible 24 horas al día, y no se alarmarán si tardas un par de horas –o lo que necesites para terminar tus cosas– en contestar.

Recuperar el control de tu tiempo y de tu atención es uno de los grandes objetivos de la dieta digital.

mas-amigos-reales. 7. Ten más amigos reales

7 / 8

7. Ten más amigos reales

En su libro Más amistades y menos likes, Ferran Ramon-Cortés dice que como vivimos “secuestrados por contactos inútiles, por personas que no nos interesan, por constantes wasaps, e-mails y mensajes de todo tipo y estilo, estamos descuidando nuestras verdaderas relaciones”.

Recuperar los encuentros analógicos con los amigos, cara a cara y sin prisas, mejor aún si silenciamos el móvil, mejorará nuestros vínculos y retomaremos un ritmo mucho más humano.

leer-libro-papel-en-la-cama. 8. Métete en la cama con una lectura en papel

8 / 8

8. Métete en la cama con una lectura en papel

No hay mejor somnífero que un buen libro antes de dormir. Preferiblemente, elige obras que no tengan que ver con tu trabajo o materia de estudio. Un poco de evasión literaria te permitirá desconectar de las tensiones diarias, con lo que descansarás mejor, a la vez que pondrás en práctica el arte de hacer una sola cosa a la vez con toda tu atención.

No se trata de apartarnos del mundo ni de renunciar a los avances de nuestro siglo, sino de dosificarlos. Así, las herramientas tan útiles que nos han traído las últimas innovaciones en tecnología y comunicación, seguirán siendo herramientas y no se convertirán en cadenas que perjudiquen nuestra salud y vida social.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?