Flores Selección

Ingredientes naturales

Cosmética vegana ¿conoces las alternativas a los ingredientes de origen animal?

Los productos de belleza e higiene personal que recurren únicamente a las materias primas vegetales son la alternativa más segura y ética a la cosmética sintética y convencional

Lorena Ortiz H. Alcázar

Los cosméticos con certificación ecológica poseen enormes ventajas: no contienen ingredientes derivados de la industria del petróleo, ni sustancias que se hayan relacionado con efectos dañinos sobre la salud.

Yendo un paso más allá, la cosmética enteramente vegetal o vegana renuncia también a los ingredientes de origen animal. Estos se encuentran tanto en la cosmética convencional como en la ecológica, orgánica o biológica.

12 ingredientes cosméticos de origen animal y sus alternativas

Si quieres asegurarte de que tu producto está totalmente libre de ingredientes de origen animal debes recurrir a elaboradores de confianza, fabricar tus propios cosméticos o comprar productos con certificación vegana. Estos productos serán, además, totalmente ajenos a la experimentación con animales.

La cosmética cien por cien vegetal y mineral es la opción más coherente para las personas que renuncian a los alimentos de origen animal en su dieta.

1. Colágeno

Es una proteína que forma fibras y se obtiene de huesos, cartílagos y tejidos animales como la piel de cerdo o las patas de pollo.

Alternativas: la proteína de soja o los aceites de almendras y de amla son muy hidratantes y nutritivos. La opción casera: ¡una mascarilla de algas!

2. Urea

Se extrae de la orina y otros fluidos corporales y se usa en desodorantes, dentífricos y enjuagues, tintes, cremas, lociones, champús… Ingredientes como imidazolidinyl urea, polyoxymethylene urea y diazolidinyl urea son conservantes que liberan formaldehído, un compuesto alergénico y cancerígeno, según el Instituto Internacional para la Investigacion de Cáncer (IARC).

Alternativas: existe una "urea" vegetal que se obtiene de hongos y de hojas y semillas. Como fuente de hidratación se puede recurrir a aceites de oliva y de argán.

3. Ácido carmínico

Se trata del pigmento rojo extraído de la cochinilla hembra machacada. Se utiliza en cosméticos (barras de labios), champús y también en alimentación como colorante. Se puede identificar con nomenclatura E-120.

Alternativa: el jugo de remolacha y la raíz de alheña se usan en tintes, bálsamos labiales, rubores, champús…

Vegental planta en manos

4. Retinol

Es la vitamina A de fuente animal, muy utilizada en cremas para pieles maduras.

Alternativa: el caroteno que se obtiene de la zanahoria, el aceite de pepita de frambuesa y el pimiento rojo.

5. Biotina

Es una vitamina del grupo B (se denomina también vitamina B7 o B8) que se halla en todas las células vivas, especialmente en la leche y en las levaduras. En cosmética se utiliza, en champús y cremas, por ejemplo, como agente texturizador.

Alternativas: la harina de maíz y la resina vegetal. La arcilla es una opción mineral y natural.

6. Grasas y aceites animales

Una de las más utilizadas es la manteca de cerdo. Todas las grasas animales son altamente alergénicas.

Alternativas: materias primas vegetales como los aceites de oliva, germen de trigo, linaza, coco, almendras, cártamo o cáñamo resultan mucho más eficaces y saludables.

7. Pelo animal

El de jabalí, por ejemplo, se utiliza en cepillos para el cabello y de ducha o en brochas de afeitar. El pelo de marta y el de visón se convierten en brochas de maquillaje.

Alternativas: las fibras vegetales (bambú) o sintéticas (nylon) cumplen perfectamente su función.

8. Lanolina

Es secretada por las glándulas sebáceas de las ovejas y se extrae de la lana. Se utiliza como un emoliente en muchos productos de cuidado de la piel y medicamentos.

Alternativas: la manteca de karité y el aceite de oliva.

9. Leche

La leche de vaca, oveja, cabra, camella, burra y otros mamíferos se utiliza ampliamente en cosmética con diversas aplicaciones: cremas, lociones, jabones… Las proteínas de la leche y el ácido de la caseína láctica pueden causar alergias cutáneas.

Alternativas: el ácido láurico del aceite de coco posee propiedades hidratantes y protectoras para la piel.

10. Miel

Se emplea como hidratante y suavizante en cremas faciales, corporales, champús, mascarillas…

Alternativas: el aloe vera puro y el aceite de almendras.

11. Cera de abejas

Se usa para texturizar y por su vitamina A.

Alternativas: aceite de pepitas de frambuesa por la vitamina A y arcilla y alga agar-agar para gelificar.

12. Propóleo, jalea real, polen

Se usan por sus lípidos, terpenos y ácidos que se usan con diversos fines.

Alternativas: la savia de pino es una fuente de terpenos, el aceite de jojoba aporta hidratación y el de karité es rico en triglicéridos y ácidos oleico, linoleico y palmítico. Cualquier aceite vegetal –por ejemplo, el de argán o el de semillas de uva– aporta lípidos y sirve para emulsionar.

La cosmética 100% vegetal está en auge

Mostrar una certificación vegana o «libre de crueldad» es una garantía para el consumidor, pero exige un esfuerzo económico añadido a las empresas, a menudo pequeñas.

De hecho, en España existen elaboradores de productos veganos, aunque no están certificados como tales. Es el caso de la firma navarra Dulkamara o de la leonesa Esencias de Luna, que fabrican cosmética artesana sin ingredientes de origen animal.

Según Montse Escutia, coordinadora de la Red Ecoestética y del sello BioVidaSana, cada vez hay más interés por esta cosmética sana, ética y cercana.

Aunque las pruebas con animales están prohibidas por la Unión Europea desde 2013, hay empresas que continúan con los experimentos fuera de la Unión Europea para acceder al mercado chino, donde son obligatorios, según Amanda Romero, de Igualdad Animal España, organización que defiende los derechos de los animales.

Por eso es importante identificar qué marcas no testan por principio y no según el público al que se dirijan. «La presión que ejerzan los consumidores puede marcar la diferencia », dice Romero.

Por otra parte, un consumidor informado puede descubrir los ingredientes de origen animal en la etiqueta de cualquier producto.

Certificaciones Cruelty free y veganas

Los productos cruelty free no se han probado con animales. Los veganos no incluyen ingredientes de origen animal.

En el etiquetado de los productos cosméticos podemos encontrar alguna de estas certificaciones:

  • Leaping Bunny: el «conejo saltarín» es concedido por Cruelty Free International a los productos que prueban no haber sido experimentados.
  • PETA Cruelty free: la organización animalista PETA concede el sello a empresas que declaran no recurrir a la experimentación.
  • PETA Cruelty free and vegan: tampoco contienen ingredientes de origen animal. En www.peta.org se puede consultar la base de datos.
  • The Vegan Society: la concede la asociación vegana británica y se muestra en más de 18.000 productos.
suscribete Julio 2017