Ayuda a tu hígado

Los 15 alimentos que más te depuran

Distintos alimentos actúan sobre las enzimas que protagonizan los procesos de desintoxicación durante la fase de eliminación.

El hígado es la gran planta depurativa del organismo. Para realizar su labor desintoxicante, diferentes enzimas actúan sobre cada sustancia potencialmente tóxica para que su eliminación del cuerpo sea posible.

Alimentos que ayudan al hígado a sulfatar

Las enzimas de la sulfatación evitan que las hormonas, neurotransmisores y tóxicos se acumulen en el hígado. Los siguientes alimentos favorecen este proceso:

  • Café. Reduce los estrógenos libres, pero no tomes más de dos tazas diarias porque produciría el efecto contrario. Tómalo sin azúcar. Puedes alternarlo con té o cacao puro.
  • Setas. Las desecadas al sol son una fuente vegetal de vitamina D que complementa la acción de la luz del sol (este nutriente se sintetiza en la piel).
  • Zanahoria. Los vegetales de color naranja proporcionan betacaroteno (provitamina A), indispensable para la actividad de las enzimas de sulfatación.
  • Yogur de soja. Contiene sulfatos, molibdeno e isoflavonas, además de probióticos. Todos son elementos que favorecen los procesos enzimáticos de sulfatación hepática.
  • Jengibre. Es un estimulante de las enzimas hepáticas. Puedes añadir la ralladura fresca, tomarlo en infusión o en cápsulas de polvo seco como suplemento (consulta con el especialista).

Alimentos que favorecen la metilación

Nos interesan nutrientes que colaboran en la desactivación por metilación de las hormonas del estrés, la histamina y los estrógenos.

  • Almendra. Este fruto seco es rico en vitamina B1 (tiamina), esencial para las enzimas de metilación. También aportan magnesio y metionina. Elígela cruda para elaborar tus recetas.
  • Boniato. Abunda en vitamina B6 (piridoxina). Otros alimentos que complementan el aporte son los pistachos, los plátanos, los ajos y las coles.
  • Garbanzo. Aporta ácido fólico, esencial para controlar la homocisteína (en exceso provoca lentitud en la metilación). Las verduras de hoja verde son otras fuentes.
  • Cacao. El puro, sin azúcar, es una fuente recomendable de magnesio, que colabora en la eliminación de estrógenos. Otros alimentos ricos en este mineral son las almendras y los aguacates.
  • Avena. La metionina es un aminoácido deficitario en muchos vegetales. Conviene asegurarse unas cantidades adecuadas con alimentos como la avena.

Alimentos que estimulan la glucuronidación

En esta etapa de la desintoxicación hepática se eliminan hormonas, bilirrubina, toxinas ambientales y procedentes de los medicamentos.

  • Cúrcuma. Para aumentar y prolongar su efecto benéfico en el hígado, tómala mezclada con aceite de oliva o lino y pimienta negra. En la misma comida puedes tomar manzana o uvas.
  • Alcachofa. Esta hortaliza contiene ácido glucurónico, que potencia el proceso enzimático. También se encuentra en los brotes de alfalfa y en las frutas cítricas.
  • Comino. Las semillas contienen limoneno, un terpeno que incrementa las enzimas hepáticas implicadas en la eliminación de cancerígenos. Se halla también en la cáscara de los cítricos.
  • Kombucha. El té fermentado también contiene ácido glucurónico. Además aporta probióticos que refuerzan la microbiota y participan en la desintoxicación.
  • Flor de la pasión. Contiene crisina, una sustancia que mejora la glucuronidación. También se encuentra en la manzanilla, las zanahorias o la seta ostra.

Puedes encontrar más información sobre los procesos de depuración hepática en el libro de Xevi Verdaguer, Cuídate: las claves para equilibrar tu cuerpo y transformar tu salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?