Dieta y fertilidad

6 superalimentos para quedarte embarazada

Estos alimentos contienen componentes específicos que pueden contribuir positivamente a incrementar la fertilidad y, por tanto, las posibilidades de quedarse embarazada.

Marta León

hierba-de-trigo. Hierba de trigo para depurarse

1 / 5

Hierba de trigo para depurarse

Según un estudio reciente, este superalimento puede ayudar al organismo a eliminar toxinas previamente a la concepción, incluso las relacionadas con la quimioterapia.

açai. El açai mejora el esperma

2 / 5

El açai mejora el esperma

Tiene un efecto beneficioso en el control de los procesos inflamatorios gracias a su acción antioxidante y puede contribuir al aumento de la calidad espermática.

maca. La maca aumenta los espermatozoides

3 / 5

La maca aumenta los espermatozoides

Se ha usado para mejorar la fertilidad, ya que estimula la glándula hipotalámica. Su consumo aumenta la libido e incrementa el conteo de espermatozoides en el hombre.

kale. La kale prepara el óvulo

4 / 5

La kale prepara el óvulo

Es la verdura de hoja con el nivel más alto de betacaroteno biodisponible, esencial para la formación del cuerpo lúteo que modula la secreción de progesterona tras la ovulación.

espirulina. La espirulina te remineraliza

5 / 5

La espirulina te remineraliza

La espirulina y la chlorella son dos microalgas de color verde azulado ricas en clorofila y otras vitaminas y minerales antioxidantes. Su acción depurativa ayuda al organismo a eliminar metales pesados circulantes y remineralizan la sangre. Puede añadirse al aliño de una ensalada o a un batido verde depurativo.

Prepara tu cuerpo para el embarazo

Hoy en día cuidar nuestro cuerpo antes de buscar un embarazo es vital. Nos decidimos a hacerlo a una edad bastante superior a la de generaciones anteriores, tenemos en general altos niveles de estrés y estamos expuestos a diario a más contaminación de la que pensamos y, sin duda, muy superior a la que soportaron nuestros antepasados.

Toxicidad y hormonas

El estilo de vida urbano actual es muy diferente al de nuestros abuelos. Convivimos con numerosas sustancias tóxicas que nos pasan desapercibidas y que sin embargo actúan como radicales libres o disruptores endocrinos, y tienen efectos muy perjudiciales para nuestra salud hormonal.

La revista Human Reproduction relacionó la presencia de compuestos perfluorados (PFC) en la sangre con la reducción de la fertilidad. Estos compuestos se hallan en productos tan cotidianos como las sartenes antiadherentes de teflón, algunos tejidos impermeables de montaña, insecticidas o herbicidas.

Evita los disruptores endocrinos en el plástico

Otro compuesto que puede actuar como disruptor endocrino es el bisfenol A (BPA), que podemos encontrar en el interior de las latas, en tápers de plástico para microondas, utensilios de cocina e incluso en algunos selladores dentales. Para evitarlo, es más conveniente almacenar o comprar la comida en recipientes de vidrio en lugar de latas, bricks o plásticos.

La exposición constante a estos y otros tóxicos ambientales puede ocasionar la aparición de enfermedades autoinmunes, degenerativas, sensibilidad química múltiple e infertilidad, entre otras alteraciones de la salud.

Pequeños gestos como no calentar la comida en el microondas dentro de un táper de plástico o evitar usar y reutilizar botellas de plástico, pueden reducir de manera significativa nuestra exposición a estas sustancias tóxicas.

Apuesta por un estilo de vida antioxidante

Los antioxidantes son una familia de vitaminas, minerales y otros nutrientes que ayudan a proteger el cuerpo contra el daño celular causado por ciertas sustancias tóxicas.

Por ello, incluirlos en la dieta puede mejorar la salud reproductiva tanto en hombres como en mujeres.

Los hombres están más expuestos

En el caso de los hombres esta protección es incluso de mayor importancia, ya que los espermatozoides son especialmente sensibles al daño celular ejercido por la acción de estos radicales libres.

Dan lugar a dos escenarios posibles: el primero, que no haya fecundación porque los espermatozoides estén tan dañados que no sean capaces de llegar al óvulo; y el segundo, que sí la haya, y que se produzcan defectos en la concepción e incluso abortos espontáneos.

Depuración y dieta

En tratamientos naturales de fertilidad, lo primero que se recomienda es dejar de fumar y de beber alcohol, para reducir significativamente la entrada de tóxicos y radicales libres, e iniciar un periodo de depuración de dos o tres meses, con cambios en la dieta que incluyan frutas y verduras de temporada y suplementación con antioxidantes.

Más antioxidantes

El consumo de verduras crudas, preferentemente de hoja verde junto con alguna fruta, semilla o superalimento, además de mejorar la hidratación del organismo, ofrece un aumento en la cantidad de vitaminas y minerales antioxidantes ingeridos.

De hecho, un sencillo hábito que se ha vuelto muy popular en los centros de fertilidad natural de Estados Unidos es la ingesta diaria de los famosos batidos verdes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?