Hazlo tú misma

Cómo hacer extracto de vainilla natural y casero

Claudina Navarro

La vainilla es la segunda especia más cara del mundo, después del azafrán. Los extractos naturales son muy caros y los que encuentras en el supermercado tienen poca vainilla y muchos aditivos. Anímate a hacer tu propia esencia de vainilla en casa: es muy sencillo.

La vainilla es conocida como la reina de las especias. No es de extrañar, pues se incluye en infinidad de recetas de repostería. Garantiza una agradable explosión de aroma en galletas y otras preparaciones dulces, productos lácteos, tés, helados, etc.

Dado que las vainas de vainilla son bastante caras, a menudo se recurre a saborizantes sintéticos que apenas recuerdan el sabor original de la vainilla. La solución a estos extractos repletos de sustancias sintéticas son los extractos de vainilla caseros. La esencia es fácil de hacer y te va a resultar especialmente útil para toda la repostería de la temporada navideña. La esencia de vainilla también es un bonito regalo para hacer a personas aficionadas a la repostería.

El extracto de vainilla también se llama esencia de vainilla. En el supermercado a menudo solo se encuentran saborizantes en lugar de vainilla real. Un extracto de supuesta vainilla "real", consistente en vainas de vainilla con alcohol y, a veces, edulcorantes cuesta fácilmente más de 10 € por 100 ml.

Solo la vaina de vainilla real puede ofrecer el auténtico sabor. Por lo tanto, te recomendamos que simplemente prepares tu propio extracto en casa. No te llevará más de 5 minutos de trabajo y un poco de paciencia por el tiempo de reposo. De esta manera conseguirás en tu receta el sabor que rápidamente identificarás como el de la auténtica vainilla sin aditivos.

Artículo relacionado

vainilla

Vainilla, un placer para los sentidos

Extracto de vainilla casero paso a paso

En las recetas, cuando te pidan azúcar avainillado o la pulpa de una vaina de vainilla, puedes sustituirlos por tu extracto de vainilla. Una cucharadita sustituye a un desangelado sobrecito de azúcar avainillado, aproximadamente. Ten en cuenta que el alcohol del extracto de vainilla se disipa durante la cocción y, por lo tanto, también se puede utilizar en recetas para niños.

La Vainilla planifolia o fragans es una liana de la familia de las orquídeas que trepa por los grandes árboles de las selvas centroamericanas. Sus flores son de un color blanco marfil, ligeramente amarillas o verdes, tienen una vida muy corta y un aroma intenso. El fruto es una vaina que, incluso recogido en plena madurez, no desprende olor alguno. Debe someterse a diversas manipulaciones para desprender sus indescriptibles aromas.

Tras escaldar brevemente las vainas, se depositan en cajas acolchadas donde permanecen unas 48 horas. En ellas fermentan y se oscurecen. Al cabo de una semana de exposición al sol, su fuerza aromática se libera. Y, más adelante, siguen madurando en el interior de unos baúles de madera que se colocan durante varios meses en un local bien ventilado.

Las vainas de vainilla más apreciadas provienen del norte de Madagascar, Indonesia o China. La más valiosa es la llamada Bourbon, como la isla donde se empezó a cultivar, hoy llamada La Reunión, al norte de Madagascar. También es reconocida la vainilla de Tahití, cuyo sabor recuerda levemente al anís y la pimienta. Y por último el vainillón de las Antillas, de aroma almizclado.

Ingredientes:

  • 5 vainas de vainilla
  • 200 ml de vodka

Preparación:

  1. Corta a lo largo las vainas de vainilla, colócalas en una botella con cierre hermético con una capacidad de aproximadamente 250 ml y rellénela con vodka. Déjalas reposar en un lugar fresco y oscuro durante al menos 2 semanas.
  2. Esteriliza la botella que utilizarás para guardar tu extracto manteniéndola en el horno durante 10 minutos a 150 grados o hirviéndola brevemente.
  3. Después de 2-4 semanas, vierte la esencia de vainilla en la botella esterilizadas usando un embudo a través de un colador muy fino (o una bolsita de té).
  4. El extracto de vainilla tiene una vida útil prácticamente ilimitada debido al alcohol, pero es mejor consumir la esencia a lo largo de un año.

Artículo relacionado

aromas-recetas-veganas

Añade aromas a tus recetas con estos 5 extractos naturales

Receta de extracto de vainilla casero sin alcohol

Ingredientes:

  • 8 cucharadas de glicerina vegetal de uso interno
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 vainas de vainilla

Preparación:

  1. Toma las dos vainas de vainilla abrelas con un corte vertical a lo largo de toda la vaina.
  2. Raspa con un cuchillo la pulpa de las vainas.
  3. Trocea en tres o cuatro trozos las vainas vaciadas.
  4. Coloca la pulpa y las vainas en un tarrito de cristal con rosca esterilizado.
  5. Añádele las 8 cucharadas de glicerina vegetal y el agua y remueve bien.
  6. Tapa el tarro y colocado en un lugar fresco y seco durante 2-3 emanas; agítalo cada día.
  7. Transcurrido el tiempo, cuela el contenido del tarro y mételo en un frasquito. Se conserva en un lugar fresco y seco varios meses.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?