10 plantas colgantes de interior llamativas y fáciles de cuidar

Las plantas colgantes llevan el verde y la naturaleza a tu casa. Te presentamos 10 especies espectaculares y de cuidado fácil.

plantas colgantes

Las plantas colgantes llevan la naturaleza a tu casa.

Siraanamwong. iStockphoto

Lasplantas de interior colgantes se han convertido en un elemento de la decoración de interiores prácticamente imprescindible.  La tendencia urbana actual es instalar plantas colgantes, ya sea como una maceta en un macramé o como instalación en la pared o el techo, buscando un aspecto industrial o bohemio. Te explicamos qué plantas son las más adecuadas por las sencillez de los cuidados, qué cuidados necesitan y cómo se pueden usar mejor en la habitación.

Rhipsalis

Rhipsalis

NancyAyumi. iStockphoto

 

1. Rhipsalis

Es un verdadero punto de atracción. Rhipsalis baccifera se diferencia de todas las demás plantas de interior en la estructura de forma extraña similar a las algas de sus hojas suculentas.

 

Es de hoja perenne y, aunque pertenece a la familia de los cactus, es una planta ornamental de la selva tropical, que, por cierto, puede crecer hasta cuatro metros de largo.

Lo que necesita la Rhipsalis con sus raíces aéreas es un suelo rico en humus, un lugar luminoso, temperatura moderada y riego semanal desde abajo.

Aeschynanthus

Aeschynanthus

Fotograv. iStockphoto

2. Pintalabios

La planta pintalabios o Aeschynanthus es ideal para colocarla en cestas colgantes de macramé. Le gustan los lugares luminosos, pero no el sol directo.

Originaria de la selva tropical, forma largos zarcillos y brotes en cascada. A esta planta no le gusta el encharcamiento ni las fluctuaciones de temperatura. Necesita un alto nivel de humedad que se consigue, por ejemplo, rociándolas con agua a temperatura ambiente. El baño y la cocina son lugares ideales por su humedad.

 

Chlorophytum

Chlorophytum

Yaoinlove. iStockphoto

3. Cinta

Chlorophytum comosum es una de las plantas colgantes más populares y es particularmente fácil de cuidar. Necesita un suelo moderadamente húmedo y rico en nutrientes, un lugar con luz o sombra parcial y un poco de compost líquido en el agua de riego cada semana.

Si separas los brotes, puedes multiplicar fácilmente esta planta.

Colgarlas en dos o tres jarrones de pared resalta maravillosamente las cintas.

Rosario de corazones

Rosario de corazones

Lana_M.iStockphoto

4. rosario de corazones

La Ceropegia woodii  es una enredadera y trepadora subtropical, que es una excelente decoración colgante en la habitación. La característica especial de esta planta es que las hojas pequeñas tienen forma de corazón y están recubiertas de una pátina plateada.

Necesita una ubicación elevada,  tierra de cactus y riego moderado, así como abono mensual de abril a septiembre. Sus brotes crecen hasta un metro de largo.

En invierno, cuando la temperatura ambiente es más fresca, se deben regar lo suficiente para mantener las raíces húmedas.

Philodendron

Philodendron

M.photostock. iStochphoto

5. Filodendro

Los filodendros vienen en muchas variedades como plantas trepadoras, árboles y arbustos. Su rico color verde crea inmediatamente una sensación tropical.

Importada de la selva tropical sudamericana, esta planta rastrera necesita mucha luz y un suelo constantemente húmedo. Sin embargo, se debe evitar el encharcamiento, pero el rociado semanal es muy beneficioso.

 

Tilansia

Tilansia

Thassin.iStockphoto

6. Tilansia aérea o clavel de aire

Las tilansia (Tillandsia) son plantas de aire y pertenecen a la familia de las bromelias. Con sus hojas puntiagudas y largas, se ven extremadamente exóticas.

Se encuentran en muchas formas y variedades.  Dado que las tillandsias crecen como epífitas sobre rocas, árboles u otras plantas y absorben su humedad y nutrientes del aire a través de escamas succionadoras, la mayoría de variedades no necesita sustrato.

En lugar de regar es obligatorio rociar diariamente con agua baja en cal. Un chapuzón ocasional también es útil.

Para hacer justicia a las condiciones de vida inusuales de la Tillandsia, puedes, por ejemplo, atarla a una tabla de madera o sujetarla a una piedra grande. En un vaso colgante también quedan muy bien.

Hiedra

Hiedra

KatarzynaBialasiewicz. iStockphoto

7. Hiedra

La hiedra, planta forestal europea, es un clásico entre las plantas colgantes. Es perennifolia y crece rastrera a trepadora. Por lo tanto, es ideal para una cesta colgante.

Sus hojas en forma de corazón son de color verde a amarillo verdoso. A la hiedra no le gusta el sol directo; una ubicación parcialmente sombreada pero luminosa es adecuada.

La tierra para macetas normal cumple completamente con los requisitos de la hiedra; una capa de drenaje de grava o arcilla puede proporcionar apoyo adicional.

Para recipientes muy pequeños, por ejemplo, atornillados a la pared, la hiedra es la elección correcta. En un cesto de pared o en pequeños tubos de ensayo, también puede crear un diseño de habitación poco convencional.

Nephrolepsis

Nephrolepsis

Tatyana Lukina. iStockphoto

8. Helecho

A los helechos amantes de la sombra les gusta un ambiente húmedo, pero no demasiado, y con mucho compost. Los helechos prefieren una ubicación sin corrientes de aire ni calefacción.

Rociar con agua blanda o agua de lluvia es útil para algunos tipos de helechos, pero no recomendable para otros. 
El aspecto del helecho espada (Nephrolepsis), con sus frondas afiligranadas de color verde claro, es muy interesante. Debe regarse ligeramente cada dos o tres días.

Esparraguera de los floristas

Esparraguera de los floristas

Studio Light and Shade. iStockphoto

9. Esparraguera de los floristas

El espárrago ornamental (Asparagus plumosus), es una planta de color verde claro, delicadamente plumosa, con un crecimiento a veces extenso.

Prospera en lugares soleados o semisombreados en el alféizar de la ventana o en la habitación, pero también se puede cultivar maravillosamente con musgo en un terrario tropical.

En verano se debe regar con frecuencia, tres o cuatro veces por semana, el resto del año hay que disminuir la frecuencia.

Flor de cera

Flor de cera

Akchamczuk. iStockphoto

10. Flor de cera

Las flores de cera o flores de porcelana provienen originalmente de Asia y Australia y son populares por sus bonitas y exóticas flores.

Se pueden encontrar tanto como plantas de aire y como plantas de suelo. Los brotes, que alcanzan varios metros de largo, a veces crecen como lianas.

Las flores de cera prefieren una temperatura media de 18 a 25 ºC y un lugar luminoso y cálido.

Se puede garantizar una buena ventilación de las raíces para las epífitas mediante un orificio de drenaje, de modo que el suelo no se sature de agua y no se produzca la pudrición de las raíces. Una mezcla de suelo universal y de orquídeas, arcilla y corteza es lo más eficaz.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?