Ideas de platos

4 recetas con apio deliciosas, ligeras y muy fáciles de preparar

No estamos muy acostumbrados a cocinar recetas a base de apio. Sin embargo, se pueden preparar platos deliciosos y saludables a base de esta verdura. Te propongo 4 formas de prepararla de forma rápida y sencilla.

Me gustaría darte 4 recetas con apio que considero básicas para acostumbrarnos a cocinar con él como si fuera cualquier otra verdura u hortaliza. No estamos demasiado acostumbrados a preparar platos a base de apio, aunque no siempre ha sido así y por eso te propongo recuperar su uso en la cocina para beneficiarte de todas sus saludables propiedades.

El apio era una verdura básica en la dieta de los griegos antiguos. De hecho, hay referencias a él –al que llamaban selinon– en la Odisea de Homero. Los antiguos egipcios también tenían gusto por el apio y se ha encontrado en algunas tumbas. Es originario del Mediterráneo y a través de la historia se ha utilizado mucho como verdura, como especia y como medicina. Las variedades que se cultivan ahora son mucho menos pungentes que las que había en la antigüedad.

Los italianos lo cultivaron mucho alrededor del siglo XVII para obtener variedades más parecidas a las de hoy, que no amargan y son muy dulzones. En Estados Unidos también son muy apreciados, desde que se popularizaron en el siglo XIX. ¿Por qué no los usamos apenas aquí y ahora? Seguro que si te pregunto por una receta con apio no se te ocurre ninguna en la que sea el protagonista. Vamos a remediar la situación.

4 recetas con apio deliciosas

Aquí van mis 4 recetas favoritas con apio. A partir de ellas puedes hacer muchas otras simplemente cambiando algún ingrediente o especia.

1. Apio salteado

Ingredientes:

  • 1 manojo de apio (6-8 tallos)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo picado
  • 3-4 lonchitas finas de jengibre
  • 1 cucharada de salsa de soja una pizca de sal

Preparación:

  1. Deshaz el apio en tallos, quita la parte inferior y las hojas (puedes guardar las hojas).
  2. Lávalo bien y pélalo con un pelador para que nos quede mucho más suave y tierno.
  3. Córtalo en trozos de unos 2 cm de ancho.
  4. Blanquéalo en agua hirviendo 2 minutos y sácalo a un escurridor.
  5. Calienta el aceite en una sartén antiadherente o un wok a fuego medio y pon el ajo y el jengibre.
  6. Cuando empiecen a dorarse incorpora el apio y saltéalo un par de minutos.
  7. Añade la salsa de soja y la sal y saltéalo un minuto o dos más, hasta que el apio esté tierno pero no demasiado blando. Sácalo y sírvelo.


Consejo: Esta receta es un plato complementario o acompañamiento. Queda muy bien para acompañar cualquier tipo de comida o cena.

2. Vichyssoise de apio

Ingredientes:

  • 1 puerro (con las partes verdes también)
  • 1 cebolla blanca 1 manojo de apio (6-8 tallos)
  • 2 patatas medianas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Unos 150 ml de bebida vegetal (la que quieras, sin azucarar y sin sabores)
  • ¼ de cucharadita de sal aproximadamente

Preparación:

  1. Lava el puerro y pícalo grueso.
  2. Calienta el aceite en una olla o cacerola grande a fuego medio y ve pochando el puerro. Pela la cebolla y córtala en trozos medianos. Añádela a la cacerola.
  3. Pela las patatas, córtalas en daditos y échalos a la cacerola.
  4. Remueve de vez en cuando. Lava el apio, corta y desecha la parte final y quita las hojas (no las tires, guárdalas). Córtalo todo en trozos medianos y a la cacerola. Añade la sal y suficiente agua para cubrirlo todo (la justa).
  5. Ponlo a fuego fuerte y cuando empiece a hervir, déjalo cocer a fuego lento 20 minutos.
  6. Comprueba que las patatas están bien hechas. Mete la batidora de brazo y tritúralo todo durante 2-3 minutos, hasta que quede una crema fina. Añade la bebida vegetal y bate de nuevo para mezclarlo. Pruébalo y ajusta de sal. Sirve la crema con una hoja de apio encima, o unas hojas picadas.

Consejo: Si te gusta mucho el apio, puedes añadir menos puerro y cebolla y aumentar la cantidad de apio. Y también puedes sustituir la patata por apionabo (necesitarás medio apionabo pequeño).

Artículo relacionado

Apio en maceta

7 formas de aprovechar el apio en tus comidas

3. Ensalada de apio marinado

Ingredientes:

  • 6 tallos de apio
  • 1 manojo pequeño de perejil (unos 50 gramos)

Para la marinada:

  • El zumo de medio limón
  • 1/8 de cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de semillas de hinojo
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:

  1. Lava el apio, quita la parte final y las hojas.
  2. Pela los tallos con un pelador para que queden más tiernos. Guarda las hojas para picarlas antes de servir.
  3. Corta los tallos de apio en diagonal, más bien fino, y ponlo en un bol o tupper. Pon en el bol los ingredientes de la marinada y mézclalo muy bien con el apio. Cierra el recipiente y déjalo en la nevera al menos 2 horas.
  4. Pica el perejil y las hojas de apio. Pon el apio en un plato hondo o ensaladera, con las hojas picadas por encima. Espolvorea con una pizca más de sal.

Consejos: Si quieres puedes añadir más ingredientes como brotes frescos, zanahoria cortada en tiras con un pelador, champiñones, maíz dulce, pimiento rojo en tiras, etc.

4. Sofrito de apio

Ingredientes:

  • ½ cebolla dulce
  • 3 tallos de apio
  • 1 pimiento rojo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación:

  1. Pica finos la cebolla, el apio y el pimiento (en brunoise).
  2. Calienta el aceite a fuego medio-bajo en una cacerola o sartén alta. Sofríe todas las verduras con la sal, removiendo ocasionalmente, hasta que estén muy tiernas y melosas. Si ves que se doran, baja el fuego. Tardará unos 20 minutos.
  3. Haz este sofrito como inicio de guisos y potajes.

Consejo: Puedes hacerlo solo y guardarlo para añadir a tus platos de cuchara mientras se estén haciendo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?