Recetas tradicionales

Cómo cocinar yuca de forma fácil y rápida

Aprende a cocinar yuca frita, hervida, en forma de chips y o en pan tipo casabe. Descubre cómo obtener almidón de yuca y cómo sacarle todo el partido en la cocina.

La yuca, casava o mandioca es una raíz muy utilizada en la cocina de las regiones tropicales de todo el planeta. Aunque tenga ese aspecto como de rama brillante y enorme, piensa que en el fondo es como una patata: crece bajo tierra, se pela y se cocina, y es muy rica en carbohidratos.

Ya te hemos contado más cosas sobre el origen y las propiedades de la yuca, pero aquí te vamos a explicar cómo puedes cocinar yuca de forma sencilla: desde cómo pelalarla a cómo preparar recetas deliciosas con ella.

Cómo pelar la yuca

Encontrarás yuca en verdulerías, mercadillos y supermercados. Elige raíces que se vean enteras, sin agujeros ni manchas negras, bien tersas al tacto. Hasta que la uses se puede quedar en la despensa, en un lugar fresco y seco. Después guárdala en la nevera.

La yuca, sobre todo la piel, contiene una cantidad significante de cianuro. La propia planta lo genera como protección contra los insectos. Para poder consumirla tenemos que pelarla y procesarla (cocer, freír, cocinar al vapor o fermentar). Además de ser rica en carbohidratos, la yuca también contiene mucha vitamina C y manganeso.

La piel de la yuca es muy dura. Se puede quitar con un pelador, pero te resultará más fácil con un cuchillo. Córtala primero en varios trozos y pela cada trozo, es más cómodo. Verás que en el centro hay una especie de tallo duro que va de lado a lado (del lado largo). Quítalo, porque es muy leñoso. Sale solo quitándolo a mano, pero puedes usar un cuchillo.

4 formas deliciosas de cocinar la yuca

Una vez tengas tus trozos pelados y cortados por la mitad para quitar el tallo, ya están listos para cocinar. Puedes cortarlos en trozos más pequeños (no muy pequeños, la yuca tiende a deshacerse) y hervirla 15-25 minutos (dependerá del tamaño de los trozos) en abundante agua, lo justo hasta que puedas pincharlos con un tenedor. Ahora puedes cortarla en trozos más pequeños y saltearla, freírla, estofarla, etc. Aquí te presentamos 4 formas deliciosas de cocinar la yuca;

1 / 4
yuca-cocida

1 / 4

1.Yuca hervida

Es importante el paso de hervir la yuca, porque al hervirla la hacemos comestible: es la  mejor forma de eliminar sus compuestos tóxicos. Después ya podemos aplicar otro proceso que queramos.

La yuca, aunque salga de la tierra como las patatas o los boniatos, tiene un sabor, aroma y textura muy diferente.

  • Si machacamos la yuca hervida no obtenemos un puré como el de patatas, si no una mezcla más elástica, lo que nos permitirá convertirla en un montón de preparaciones diferentes. Además, al no tener un sabor salado ni dulce, se puede utilizar para ambos tipos de comidas.
  • Por ejemplo, podemos añadir trozos de yuca a potajes y estofados de legumbres, que quedan muy bien. También a sopas y cremas de verduras, a parrilladas de verduras, etc.
Fotografía: Gtres/Stockfood
yuca-frita

2 / 4

2. Yuca frita

Para preparar yuca frita perfecta, sigue los pasos de esta receta:

  • Una vez cocida y enfriada, córtala en palitos más finos, como si fueran patatas fritas.
  • Fríela en abundante aceite hasta que se dore. Como ya está cocinada, se hace más rápido.
  • Recógela con una espumadera y deja que escurra sobre una rejilla para que se mantengan crujientes.
Fotografía: Gtres/Stockfood
chips-de-yuca

3 / 4

3. Chips de yuca

Esta es la receta más fácil para preparar chips de yuca crujientes:

  • Corta la yuca en varios trozos y pélala. Después, corta la yuca con una mandolina en rodajitas finas, como si fueses a hacer patatas chips.
  • Deja estas rodajitas en remojo en abundante agua fría durante 45 minutos. Escúrrelas y sécalas con papel de cocina.
  • Fríelas en abundante aceite de oliva o de girasol a 175ºC lo justo hasta que se doren y estén sequitas y crujientes.
  • Hazlo en varias tandas para no llenar la cacerola o freidora. Sácalas a un colador o rejilla y espolvoréalas con sal.
Fotografía: Gtres/Stockfood
casabe-pan-de-yuca

4 / 4

4. Casabe de yuca o pan de yuca

El casabe de yuca es un pan plano que se consume mucho en América Central y se hace solo con yuca. Esta es la receta tradicional:

  • Primero pon una tela fina, trapito o muselina en un bol.
  • Pela la yuca, lávala muy bien, quita el centro y rállala con un rallador en el bol. Añade una pizca de sal y mézclalo. Cierra la tela y aprieta bien para eliminar todo el líquido (hazlo sobre el fregadero).
  • Extiende la pasta que nos queda dentro de la tela sobre una bandeja de horno y refrigérala 5 horas. Remuévelo de vez en cuando para que nos quede húmeda pero no mojada (ni reseca por arriba).
  • Pasado este tiempo podemos hacer los panes. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto con 1 cucharadita de aceite (o un toque con aceite en spray), añade 2-3 cucharadas de la yuca y extiéndela por toda la superficie.
  • Puedes usar una espátula para esto. Tiene que quedar fina. En pocos minutos estará dorado por ese lado. Dale la vuelta con una espátula o una espumadera y cocínala 1-2 minutos por el otro lado, hasta que se dore. Te tiene que quedar un pan plano crujiente. Si está flexible, baja el fuego y dale la vuelta de vez en cuando para propiciar que se cocine y se seque sin quemarse.
  • Repite el proceso con el resto de la yuca.
     
Fotografía: Gtres/Stockfood

Almidón de yuca

El almidón de tapioca se obtiene rallando y prensando la raíz, que después se procesa secándola y moliéndola, mezclándola con agua y el sedimento que queda es el almidón de tapioca, listo para usar como espesante en un montón de preparaciones. También puedes encontrar harina de yuca/mandioca.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?