La cebolla es una hortaliza indispensable en la cocina mediterránea, y no solo porque aporta sabor a los platos, también está repleta de propiedades saludables: es cardiosaludable, diurética, tiene propiedades antisépticas y contribuye a la salud digestiva, entre otros beneficios. Por eso es tan interesante incluirla en la dieta diaria.

Y ¿qué mejor que cultivar tus propias cebollas? Si te animas a hacerlo, aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre cuándo, dónde y cómo plantar cebollas.

¿Cuándo hay que sembrar las cebollas y con qué luna?

La época del año en la que se deben plantar las cebollas depende de la variedad. En general, son cultivos de estación fría y en España las semillas se suelen plantar a finales de otoño, siempre que la temperatura del suelo esté entre los 10 y los 23 °C, aunque depende un poco del clima de la zona:

  • En zonas del norte de España como Galicia o Asturias, las cebollas se pueden plantar a fines del verano o principios del otoño.
  • En zonas del centro de España como Madrid o Castilla La Mancha, se pueden plantar en otoño, entre septiembre y noviembre.
  • En regiones del sur como Andalucía o Murcia, que son más cálidas, es probable que puedas plantarlas en invierno, entre diciembre y febrero.

Para obtener los mejores resultados, es importante seleccionar la variedad de cebolla que mejor se adapte a las condiciones climáticas de la zona y al terreno. 

La plantación de cebollas se ve influenciada por la fase lunar. Se recomienda seguir el calendario lunar

y plantarlas a finales del otoño durante la fase menguante de la luna. 

Cómo plantar cebollas sin semillas (con plantones)

Plantar cebollas es un proceso relativamente fácil, pero que requiere algunos pasos. Para plantar las cebollas lo mejor es hacerlo a partir de plantones que puedes comprar en los viveros).

  • Elige la ubicación adecuada. A las cebollas les gusta el sol y necesitan que el terreno donde estén tenga un buen drenaje. La zona donde las vayas a plantar debe recibir, al menos, 6 horas de luz solar al día y no hay problema para plantarla junto con otras plantas, como tomates, zanahorias o lechugas. También hay que tener en cuenta que las cebollas crecen mejor en terrenos con un pH de entre 6 y 7.
  • Prepara el suelo para plantarlas. Las cebollas prefieren los suelos con textura suelta, por lo que conviene soltar el terreno hasta una profundidad de al menos 15 centímetros y eliminar las rocas o escombros que pueda haber. Si el suelo es muy arenoso, los bulbos que se forman suelen ser más pequeños y no se desarrollan bien.
  • Para trasplantar los plantones, corta un poco los tallos para que los nuevos brotes salgan con más fuerza
  • Plántalo a unos 5 centímetros de profundidad y guardando una distancia de unos 20 cm entre una planta y otra.

Cómo plantar cebollas con semillas

Puedes plantar las cebollas también a partir de semillas. Para hacerlo a partir de semillas:

  • Puedes preparar un semillero unos 40 o 50 días antes del trasplante y cuando la planta tiene unas 5 hojas y un poco de grosor, trasplantarla.
  • Es importante dejar una distancia adecuada entre las cebollas, lo cual se logra dejando unos 40 centímetros entre las diferentes líneas o surcos y unos 10 centímetros entre las plantas individuales.
  • Normalmente, una planta de cebolla produce una sola cebolla, aunque en algunos casos pueden brotar varios tallos del bulbo, pero solo se forma una cebolla.
  • Después de la siembra, tarda entre 30 y 40 días para que la cebolla florezca, lo que significa que estarán disponibles a mediados del invierno. Durante el invierno, es fundamental cuidar las cebollas y evitar las heladas.

LECTURA RECOMENDADA

Calendario del huerto

Cómo plantar cebollas a partir de una cebolla con brote

Atención, plantar cebolla a partir de una cebolla con brote no te va a proporcionar nuevas cebollas, pero sí hojas que también son comestibles: se trocean muy finas con unas tijeras y se consumen como si fueran cebollas normales.

  • Son especialmente fáciles de cultivar y cuidar, ya que normalmente ya tienen raíces pequeñas. Selecciona  cebollas que tengan pequeños brotes y que estén a punto de estropearse.
  • Colócalas en vasos de agua con 3-4 cm de la parte inferior sumergida y los brotes hacia arriba.
  • Cambia el agua con regularidad para que las raíces puedan prosperar y la planta no se pudra. Cuando pase una semana, planta estos bulbos en una maceta. También puedes dejarlos en el vaso de agua y cosecharlos allí mismo.

Cómo cuidar la cebolla

Las cebollas necesitan un riego regular, especialmente durante los períodos secos, pero son sensibles al exceso de humedad (que puede pudrir los bulbos). Después de plantarlas conviene que las riegues bien. Después, riégalas una vez a la semana (o más a menudo si el suelo está muy seco) y ve reduciendo la cantidad de agua hacia final del cultivo.

Si el clima es seco, puedes usar un mantillo orgánico (por ejemplo, de paja u hojas trituradas) alrededor de la base de las plantas para que retengan la humedad, así como para evitar que salgan malas hierbas.

¿Cuándo cosechar las cebollas?

Las cebollas están listas para cosechar cuando la parte superior comienza a ponerse amarilla y se cae. En general, esto ocurre unos 4 meses después de plantarlas.

Desentiérralas con cuidado y déjalas en un lugar cálido y seco durante varias semanas antes de guardarlas. Aquí te contamos cómo conservar las cebollas.